Violencia mortífera en Brasil

mayo 4, 2017

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Cinco individuos entran violentamente en un hospital de Parauapebas en el estado de Pará en el noreste de Brasil, someten a los guardias y asesinan a sangre fría a Waldomiro Costa Pereira, activista del Movimiento de Trabajadores sin Tierras (MST) que desde hace rato se queja de los atropellos perpetrados por agentes de hacendados. El MST dijo que se trataba de un asesinato más de campesinos. De acuerdo al diario Folha de Säo Paulo, la autoridad local condenó el crimen que al parecer la policía investiga. El MST también hizo saber que Costa Pereira estaba recuperándose de un atentado previo, y que era un activista de grupos que reclaman una reforma agraria que los grandes hacendados se dice que rechazan.

Esto y más a tiempo que el país parece absorto con las investigaciones nacionales anticorrupción como “Car Wash” que, dicho sea de paso, está involucrando a las cabezas del Congreso, al ministro de relaciones exteriores, al jefe de gabinete del presidente Temer y a cinco ex presidentes de Brasil. Pero el mundo sigue andando.

Según The Guardian, el estado de Maranhao es el más pobre de Brasil y quizá el que más ha sufrido hechos de violencia. Es también uno de los que más se desforesta lo que es el resultado de enfrentamientos entre los tradicionales habitantes de la zona y los deforestadores. Lugares como Gamela, habitada desde hace marras por 400 familias, donde a comienzos de mayo trece miembros de la comunidad fueron hospitalizados víctimas de un violento ataque en el que no hubo muertos, pero sí trece hospitalizados (a un hombre contaron las manos y las piernas por debajo de la rodilla, a otro solo las manos) acusándolos de “rateros”, cuando el verdadero cometido era amedrentar para imponer el desalojo de las tierras. Esto después de que los atacantes se hubiesen reunido en un día de campo con asado y bebidas alcohólicas hasta entrada la noche cuando rodearon Gamela, dispararon al aire y atacaron a la gente. Es de dominio público que la región está luchando desde hace décadas contra familias poderosas que han sido dueñas de tierras y que dominan la política de Maranhao.

La Comisión Pastoral de Tierras (CPT) recientemente hizo saber que Brasil ha devenido en el país menos protegido contra la violencia de los invasores de tierras que en 2016 causaron la muerte a 61 personas, cifra que no se registraba desde 2003. De acuerdo a un estudio de 2016 de la Universidad de Windsor de Canadá, el uno por ciento de la población de Brasil es dueño de casi la mitad del territorio del país. Lo que explica el creciente deseo de acaudalados dueños de tierras, por lo menos un buen número de ellos, de extender sus dominios.

The Guardian añade que miembros de la Asociación de Indígenas de Pariri y el Movimiento Ipereg Ayu, de las legendarias tierras de Mundurukú que se extienden al suroeste del estado de Pará, Coatán, Laranjal y Säo José de Cipó, estado de Amazonas, y Papiaká-Kayabi en Matto Grosso, se quejan vehementemente de los frecuentes atropellos de invasión y toma arbitraria de tierras.

Parauapebas, Gamela y Mundurukú son ejemplos de hechos funestos que se repiten en la cuenca del vasto Amazonas, y lo peor es que la criminalidad impune del campo va en aumento en busca de lucrar con la crianza de ganado que nutre la creciente demanda de carne de exportación de Brasil, además del cultivo de la soya y otras hierbas… todo, además, en detrimento del aire que respiramos.

Para los oriundos organizarse mejor no debe ser fácil, pero hacerlo contrapesaría la ola de atropellos y crímenes contra gente legalmente establecida. Es este sentido la historiadora brasileña Blanca Behrends dijo a la prensa en febrero que el carnaval brasileño siempre había sido una ocasión para utilizar el buen humor y hacer critica social y, este año, dos de las más reconocidas escuelas de zamba destacaron el llamado a la cordura y la justicia de las tribus indígenas del Amazonas. Algo se hace pero urge hacer mucho más ante el abuso… donde sea.


El gobierno de Venezuela confisca juguetes El gobierno de Venezuela confisca juguetes. Se sabe que la Venezuela de los últimos tiempos sufre de ausencia no solamente de democracia en el sentido cabal de la palabra que todos conocemos o deberiamos conocer, sino que también sufre una inflación que en diciembre va llegando al ¡470 por ciento! y en aumento, lo que significa un tormento para la inmensa mayoría del pueblo venezolano ya sea madurista u opositor al Gobierno. En estos momentos ese pueblo no sabe qué hacer o qué no hacer para enfrentar semejante desbarajuste no solamente económico sino ciudadano que se agudiza por varias razones entre las que se encuentra, prominentemente, la reciente desesperada y demente medida oficial de ordenar a la Guardia Nacional Venezolana que ¡confisque!… nada menos que millones de juguetes, importados por firmas venezolanas, antes de que lleguen a los estantes de venta al público con la excusa de que las referidas firmas venezolanas están cobrando precios demasiado elevados. Esto como si el comprador no tuviese la potestad poco menos que sagrada, y el sentido común, de decidir si el juguete es caro o no pese a la galopante inflación. La idea baladí y hasta maliciosa del gobierno es dizque distribuir estos juguetes a precios de obsequio supuestanente entre la gente desvalida, mientras la mayoría de la gente venezolana se queda sin la posibilidad de adquirirlos a tan solo pocos días de Navidad. Oficialmente no se dijo dónde iría el dinero de la venta barata de los juguetes. Lo que en primera y última instancia, a no ser que las cosas se aclaren, constituye ¡hurto! Nada menos que el Poder Ejecutivo de Venezuela recurriendo a la confiscación forzada sin precedentes… que se sepa. Encima de la referida inflación que desde hace rato viene encareciendo diariamente los precios de la carne, las legumbres, los medicamentos, el transporte, la vivienda, etc. y desde luego el precio del dólar de EE.UU. que escasea; fuera de la expulsion del MERCOSUR que no hace mucho sufrió Venezuela y que el Gobierno de Maduro no acepta; además de la creciente pobreza de la población víctima también de un alto índice de criminalidad y de delitos de toda índole que hacen que la gente, entre otras cosas, propenda a emigrar a Brasil, Colombia, España, EE.UU. y otros países; fuera de la bronca entre un Congreso venezolano que lucha por llevar a Venezuela por la vía legal y sobre todo a un plebiscito sobre el mandato del Presidente Maduro; fuera del riguroso e injusto trato de los detenidos por razones políticas; y teniendo en cuenta la confusión generada por la reciente confiscación de billetes de guarismos inflados; y fuera del clamor interamericano articulado en varias oportunidades por el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro. La veradad es que ahora en Venezuela hay que afrontar nada menos que el desacato gubernamental al derecho a la propiedad comercial cuyo precio al por menor, en el caso concreto de los juguetes confiscados, por supuesto que debería ser determinado por, y solo basarse en, las leyes de la oferta del vendedor y la demanda del comprador minorista… que desde el siglo XVIII se llama la ley de la oferta y la demanda, o sea de la fueza o las fuerzas del mercado. Estas fuerzas por supesto que pueden ser afectadas con impuestos, gravámenes, cuotas, y otras medidas que necesariamente tienen que ser aprobadas democráticamente por el Congreso nacional electo, lo mismo que el Poder Ejecutivo, y a veces expuestas al Poder Judicial. Lo que en la Venezuela de hoy es poco menos que una quimera… pese a los buenos oficios que hasta ahora han procurado introducir en la patria de Simón Bolívar tanto el Papa Francisco como el ex presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y otros. Ya lo dijo nada menos que el sabio griego Anacarsis en el siglo VII a.C. :“juega de modo que procedas seriamente” Pero el gobierno venezolano de hoy juega seriamente a proceder nefastamente”. Por lo que se ve hay socialismos que duran gastando el dinero de la gente… hasta que éste se acabe, claro.

diciembre 14, 2016

Los vectores políticos tercian en Brasil

diciembre 13, 2017


por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

En marzo de 2016 el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) rompió coalición con el Partido de los Trabajadores (PT) luego de las acusaciones de corrupción contra la entonces presidente Dilma Rousseff y el ex presidente Lula da Silva. El PMDB apoyó la destitución de Rousseff. Cuando en su momento el presidente de Uruguay, José Mujica, preguntó a Lula sobre el origen del “mesalao”, el escándalo que llevó a la cúpula del PT a la cárcel por haber comprado el Congreso, Lula  respondió enigmáticamente: “Es que en Brasil hay un solo modo de poder gobernar” o sea corruptamente como lo prueba la red de corruptelas que todavía agobia al Congreso brasileño e incluso al presidente Temer. Todos temen caer en las redes de jueces federales que han demostrado ser defensores acérrimos de una ética emulable que ojalá cunda en 2018.

El HuffPost dice que en recientes encuestas, el candidato de derecha, Jair Bolsonaro, aparece segundo mientras Luiz Inacio Lula da Silva está primero. Lula busca la sobrevivencia política a como dé lugar. Guste o no, Lula, pragmático, conoce como pocos las miserias y debilidades de una clase política que fue compañera suya en el poder. Para él la corrupción es una fatalidad ineludible, y para los que permanecen en el poder, un triunfo electoral de Lula sería la salvación. El se considera “perseguido político” y “amigo de los pobres”. Lo único que le interesa es parecer discriminado por defender a los pobres. Lo ha gritado hasta en la ONU. Ninguno de su compañeros acusados de corrupción se ha atrevido a tanto.

Según Bloomberg News, la firma brasileña Ponte Estratégica (PE) trabaja con la inglesa Cambridge Analytics (CA) en las elecciones presidenciales de Brasil de 2018. CA trabajó en la elección del presidente Donald Trump en la que administró datos en pos del mayor efecto electoral a favor del cliente. “Con PE, que es nuestro socio no exclusivo, pero sí preferido, estamos procurando algo parecido en Brasil”, aseveró un vocero de CA. PE prefiere que no se favorezca a ningún candidato extremista. Se ha hablado con tres posibles candidaturas brasileñas a fin de cerrar tratos en marzo, una vez que el panorama electoral se despeje .

Andre Torreta, ejecutivo de PE, comentó que busca “la tropicalización” de CA a fin de adaptarla al medio brasileño. “CA no serviría a cualquiera”, dijo Torreta en una entrevista en Rio de Janeiro, añadiendo que “no haría nada por nadie que se sitúe al extremo izquierdo o derecho del espectro político.” De acuerdo a la firma consultora Eurasia, encuestas recientes dan que la gente brasileña se muestra extremadamente desilusionada con sus líderes políticos, y los nuevos candidatos que aprovechen esa desilusión ganarán.

Según Torreta, las leyes brasileñas de privacidad son más estrictas que las estadounidenses por lo que será necesario hacer sondeos en vez de comprar información. Dijo que hacer campaña utilizando medios electrónicas será la modalidad en 2018: el año pasado el Congreso de Brasil aprobó nuevas reglas que permiten a los candidatos comprar avisos en los medios sociales. “Hasta hace veinte días mi campaña por Facebook alcanzaba 4% del electorado. Ahora con dinero alcanzará el 100%”, añadió. La opinión generalizada entre entendidos es que Brasil necesita alguien de experiencia que exprese lo que hay que hacer para extraer al país de la crisis lo que será intrincado dada la compleja y todavía enhiesta corrupción.


Brasil mejora económicamente y repercute

diciembre 6, 2017

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Con 26 partidos en el Congreso (incluyendo el Partido País Libre y el Partido de Solidaridad Humanística) el votante brasileño debería tener para escoger. Pero tantas opciones exacerbaron los escándalos de corrupción de Odebrecht, Lava Jato, Petrobras y Siemens que contribuyeron a la recesión que minó la confianza del votante. Hoy, financistas y empresarios exitosos están buscando maneras de encaminar la política de Brasil. El panorama económico se torna alagüeño porque el 6 de diciembre el gobernador del banco central brasileño, Ilan Goldfajn, recibió la aprobación para reducir la tasa de interés de referencia del país a un mínimo récord. Además, según la Agencia Nacional de Estadística de Brasil, el consumo y la inversión se afirmaron el tercer trimestre de 2017 aumentando el PIB 0,1% en relación al trimestre anterior, y 1,4% en comparación al año anterior. Por primera vez en cuatro años la inversión subió 1,6%.

El ministro de finanzas, Henrique Meirelles, confirma que el PIB hubiera crecido aún más de no haber sido por la contracción temporal del 3% del sector agrícola en el tercer trimestre. Debe recuperarse. Añadió que la mayor inversión refleja optimismo. El Markit’s PMI mostró que el sector manufacturero creció en noviembre mensualmente más que en los últimos seis años… respondiendo a una mayor demanda interna y externa, registrando cifras ajustadas de 53,5 contra 51,2 en octubre. El ministro recalcó que la recuperación de la economía brasileña de una profunda depresión se acelera y no requiere mayor estímulo… y que el gobierno pronto tendrá que cambiar el pronóstico de crecimiento del PIB de 2018. “Anticipamos un PIB sorprendentemente positivo y por encima de los esperado…la economía crece y crea empleo…” Con la inflación y el costo del crédito bajos, el nivel de confianza sube lo que será suficiente para mantener el crecimiento sin necesidad de medidas adicionales. Con los ingresos tributarios creciendo más que la economía, los peores devaneos fiscales del gobierno son historia. Ayudaría que el Congreso aprobase la ley de reforma de las jubilaciones

El presidente Temer de Brasil busca la aprobación del Congreso de una reducción este año del políticamente intrincado e insostenible gasto de jubilaciones que en 2017 costará la mitad del presupuesto nacional que desde ya registra un déficit de US$56 mil millones. Las persistentes corrupción y parálisis legislativas han sido causas rancias de la situación actual que a todas luces debería aliviarse antes de la elecciones de 2018. El país necesita urgentemente mejorar sus sistemas de salud, educación e infraestructura lo que demandará una razonada y urgente distribución de los recursos federales.

Tras un periodo de recesión, el crecimiento económico del Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina se recupera alcanzando 1,2% en 2017 y es posible que alcance 2,3% en 2018, según analistas privados. Estas cifras están basadas en que Argentina crezca 2,8% y Brasil 0.7% en 2017, y 3% y 2,3 respectivamente en 2018, lo que depende del aumento del consumo interno y la disminución del gasto público con decreciente inflación. No ha de ser fácil ni tampoco imposible siempre y cuando la cordura política de las centro-derechas y centro-izquierdas recupere la seriedad económico-social que extraiga a los dos países del marasmo izquierdoide que los ha llevado al borde de la ruina… y de la que costará extraerse. Lo están intentando.


La derecha política se fortalece en Brasil

noviembre 29, 2017

 

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Según Bloomber news, el orbe corporativo de Brasil, frustrado con la persistente crisis moral y financiera, comienza a organizarse políticamente con miras a las elecciones de 2018. Individuos como Gustavo Franco, uno de los arquitectos del plan de estabilización Plano Real, recientemente se unió al Partido Novo (campeón del mercado libre fundado por un banquero), o Arminio Fraga que reemplazó a Franco en el Banco Central y que apoya a “Renova”, una nueva escuela de políticos ideada por Eduardo Mufarej, fundador de la firma Tarpon Investimentos, que opina: “La población de Brasil está desencantada con la clase política… y está ansiosa de ver candidatos nuevos”.

Luciano Huck, presentador de televisión y posible candidato a la presidencia, respalda a Renova con el apoyo de gente pudiente en pos de financiar un programa de adiestramiento de seis meses para 150 aspirantes a políticos becados. El curso comienza en enero con la esperanza de que algunos de ellos estén aptos para candidatear en la elecciones de 2018. El programa de estudio incluye: pericias de liderazgo, funcionamiento del sistema político del país, y áreas de pericia estratégica como seguridad, educación, lucha contra la pobreza y su sostenibilidad. Los que ganen elecciones deben comprometerse a finalizar sus mandatos, explicar públicamente las razones de sus votaciones, y sufragar los gastos de sus oficinas de modo que el costo fiscal sea mínimo. Los graduados no tendrán ningún compromiso adicional con Renova. Fraga reafirmó su apoyo a Renova diciendo que ¡ha llegado en momento de la renovación!

El profesor de la Escuela de Leyes de la Fundación Getulio Vargas, Michael Mohallem, opina que Renova y Movimento Brasil Libre, un grupo conservador brasileño que al parecer emula al Tea Party de EEUU, son una respuesta a las dificultades que tienen los partidos políticos tradicionales en atraer a gente nueva después de los escándalos de corrupción. Las leyes brasileñas prohíben la candidatura de postulantes no afiliados. O sea que éstos necesitan acogerse a agrupaciones nuevas.

Joao Amoedo, Ejecutivo del Banco Itau BBA SA y aspirante a la candidatura presidencial del Partido Novo, afirma que en el país hay apetito por el mensaje de mercado libre. “Privatización ya no es una palabra despreciable”. En las elecciones de 2018 espera tener candidatos en 18 estados y el D F, y ganar 35 escaños de la cámara baja, un resultado que destacaría al partido en la política brasileña. Un grupo de amigos financistas fundó el Partido Novo en 2011. No vino de una iglesia, sindicato u otra organización política ni tiene políticos entre sus miembros. Lo critican por ser de las elites financieras cuando su objetivo principal es devolver el poder al ciudadano. Ameodo comenta que “hay gente que cree que un Brasil pobre necesita un gobierno grande. Yo creo que somos pobres porque el estado es inmenso.”

Desde que el Partido de los Trabajadores (PT) dejó el gobierno después de 14 años, la derecha crece con las reformas del presidente Michel Temer y el dominio de los medios sociales conservadores de Brasil. Pero el voto de apoyo a Temer es bajo y sus reformas económicas son mayormente rechazadas. El profesor de ciencias políticas de la Universidad Federal de Paraná, Adriano Codato, opina que la mayoría de los brasileños son económicamente conservadores, y que el giro actual del país a la derecha se debe al pésimo manejo de la economía del PT.


Venezuela se adentra en la miseria

noviembre 21, 2017

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Su excelencia, Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, que nunca terminó la secundaria… pero “habló” con pajaritos, dijo el domingo 19 de noviembre al programa español de La Sexta, Salvados, que Raúl Castro era “perseverante”, Macron estaba empezando, Markel era de derecha recalcitrante, Ki, Jong Un era “líder de un país”, y que Putin era “líder de un mundo emergente, líder de la paz, un líder que el mundo necesita, extraordinario”.

El diario Washington Post dijo en editorial del lunes 20 de noviembre que el gobierno socialista de Venezuela había estado pagando a duras penas miles de millones de dólares a Wall Street para evitar el desfalco de ingentes deudas a costa de una aguda escasez de alimentos y medicinas en Venezuela, pero que esta manera de proceder se estaba desmoronando porque la semana pasada las agencias calificadoras declararon a Venezuela y su compañía estatal de petróleo en desfalco selectivo lo que acaso motivase un torrente de acreedores en busca de acreditarse activos venezolanos a como dé lugar.

Por el momento la debacle no empieza porque el gobierno venezolano insiste en que pagará puntualmente cien mil millones de dólares que el gobierno y la compañía de petróleo adeudan. Éstos la semana pasada llamaron en Caracas a una reunión de acreedores tenedores de bonos para decir que querían una restructuración de la deuda, aunque no ofrecieron ningún plan para llevarla a cabo luego de haber entrado en atrasos de pagos que desde luego perjudicarían a Venezuela en cualquier negociación. Medio mundo vio la experiencia argentina de hace unos años que al final resultó en pago por parte de gobierno de Macri. Solo así se habilitaron nuevos créditos. Pero parece que el gobierno venezolano no se ha enterado sobre todo considerando que la situación de necesidad del pueblo venezolano es mucho mayor que la necesidad del pueblo argentino cuando llegó Macri.

Venezuela hoy, con solo diez mil millones de dólares en reservas, más que seguro que tendrá dificultades en pagar ocho mil millones que se vencen en 2018, lo que parece indicar que entrará en mora ya nomás o en los próximos meses. Esto resalta la existencia de un clarísimo esquema de malos manejos y corrupción ya que pese a los cuantiosos ingresos por concepto de exportaciones de petróleo de los gobiernos de Chávez y Maduro, más los cuantiosos créditos que obtuvieron en función a la existencia de petróleo, esos ingresos y créditos ¡han sido vilipendiados en la forma más irresponsable e increíble!… Se trata de la friolera sin precedentes de un billón de billones de dólares (un trillón en el léxico inglés) según en NYT. El mal manejo de recursos del Estado más grande de la historia de América latina, y a lo mejor del mundo, lo que no deja de ser una vergüenza continental. Y peor, una realidad palpitante en tanto los 30 millones de venezolanos enflaquecen por la falta de comida y se enferman, y más de medio millón han salido del país en los últimos dos años.

La desfachatez del régimen venezolano es tal que si la sangre financiera internacional llega al río por deudas impagas, las bombas de gasolina venezolanas Citco y las refinerías de PEDEVEZA, que están en EEUU, más los buques cisterna serían confiscados, y Venezuela perdería su capacidad de negociación y solo le quedaría acudir al FMI donde EEUU tiene el poder de veto, o a créditos de Rusia que en su afán de antagonizar quizá saque a Maduro del brete pero… a qué precio.


La “Constitución vitalicia fue una opción de Simón Bolívar

noviembre 14, 2017

 

La “Constitución vitalicia” fue una opción de Simón Bolívar

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El 21-II- 2016 Bolivia votó en contra de la reelección de SE, Evo Morales. Apelar a la posibilidad de una nueva candidatura, recurriendo increíblemente a la Constitución redactada por el Libertador en 1825, es desconocer la historia ya que esa Constitución fue inmediatamente cuestionada. El historiador Alcides Arguedas (1879-1946), en Historia de Bolivia, “Fundación de la República”, dice: “El proyecto de constitución y el reconocimiento por el Perú de la independencia de Bolivia fueron enviados por el Libertador el 25-V-1826… y llegaron a Chuquisaca el 14-VI cuando el congreso estaba en plenas labores…” Sucre leyó los 152 artículos… y se discutió el art. II “referente a la inviolabilidad del presidente, y que ocupó varias sesiones… por la multiplicidad de pareceres… con Calvo pidiendo cuántos deseaban la presidencia vitalicia. La proposición, fue rudamente combatida y desechada, tanto por estar en manifiesta contradicción con los principios netamente republicanos y democráticos y… porque iban a poner vallas a las ambiciones de mucha personas que…dada la ignorancia y el oscurantismo de las masas, se creían con legítimo derecho a dirigir los negocios del país…”

Enrique Finot (1891-1952), en su Nueva historia de Bolivia (1964) dice: “Tanto en Bolivia como en el Perú la constitución “Vitalicia” fue recibida con reservas y constituye el principio de la propaganda contra el autor.” Antonio Díaz Villamil (1897-1948) en su Historia general de Bolivia (7ª edición) dice: “Esta constitución llamada ‘vitalicia’, era muy semejante a la que el mismo Bolívar había dado a Colombia y Perú… tenía todos los visos de gobierno monárquico. Lo que no se avenía con el frenético espíritu republicano democrático que caracteriza a los altoperuanos.” El historiador peruano Luis Alberto Sánchez (1900-1994), en Breve historia de América (1965): ”Impelido por adversas circunstancias, Sucre se vio obligado a dimitir el 14-IV-1828, dejando en su lugar al general Urdininea. El cual no titubeó en firmar el Tratado de Piquiza con [el peruano] Agustín Gamarra (6-VII-1828), corroborando la extinción del régimen bolivariano. …El 24-V- 1829… Andrés de Santa Cruz ocupaba el gobierno y desconocía la constitución Boliviana.” El ensayista-historiador español Salvador de Madariaga (1886-1978) en Bolívar, tomo II (1959), dice: “En la Carta a Santander (XII,1825) describe Bolívar la Constitución que había redactado para Bolivia, y aún para toda América: ‘Estoy haciendo una constitución muy fuerte y muy bien combinada para este país, sin violar ninguna de las tres unidades, y revocando, desde la esclavitud abajo, todos los privilegios… Se califica a los ciudadanos por sus calificaciones y no por su fortuna. El que no sabe escribir ni paga contribución, ni tiene oficio conocido, no es ciudadano.’ La constitución era pues equivalente a una monarquía cuya línea determinaba el primer presidente.”

Bolívar, vaticinando, en Carta de Jamaica (IX, 1815), decía: “… las provincias americanas se hallan lidiando por emanciparse; … algunas se constituirán… en repúblicas federales y centrales; se fundarán monarquías casi inevitablemente en las grandes secciones, y algunas serán tan infelices que devorarán sus elementos, ya en la actual, ya en futuras revoluciones; que una gran monarquía no será fácil consolidar; una gran república imposible.” De ahí que emular al Libertador, en 2017, sea ahistórico y… bochornoso.


Brasil ingresa en la primera guerra mundial

noviembre 1, 2017

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El 26 de octubre de 1917 Brasil, luego de reformar su Constitución, declara la guerra a Alemania y se alía con Francia, Rusia, Gran Bretaña e Irlanda, luego EEUU, Portugal y Japón, contra Alemania, Austria, Hungría y luego el imperio Otomano y sus aliados. Brasil había declarado su neutralidad al comienzo del conflicto, el 4 de agosto de 1914, lo que causó que sus exportaciones de productos agrícolas a Europa disminuyeran porque los países en conflicto no los consideraban esenciales y porque, según los ingleses, el espacio en barcos había que reservarlo para otras cosas. En 1917 Inglaterra prohibió la importación de café brasileño a lo que se añadió el bloqueo de puertos por parte de Alemania que causó confusión, reacomodo y disminución del ingreso de divisas a Brasil.

Desde que el 7 de mayo de 1915 un submarino alemán hundiese el barco inglés Lusitania en su periplo de nueva York a Inglaterra con 128 pasajeros estadounidenses a bordo, entre otros (y también cargado de pertrechos), los países neutrales como EEUU y Brasil habían conseguido precariamente en 1915 que Alemania respetase barcos de bandera neutral. Esto porque desde ese año Alemania venía amenazando con hundir mercantes de cualquier nación que pretendiesen abastecer a sus enemigos incluyendo desde luego Inglaterra. Pero el respeto alemán duró hasta el 3 de mayo de 1916 cuando el carguero brasileño Rio Branco fue hundido por los alemanes pero, como éste navegaba con bandera inglesa y con tripulación noruega, Brasil no lo consideró un ataque ilegal pese al furor que el hecho provocó en Brasil. Luego, el 5 de abril 1917, hundieron al vapor brasileño Paraná (4.666 ton. y cargado de café) cerca de la costa francesa. Al día siguiente, Woodrow Wilson, presidente de EEUU, rompe relaciones con Alemania y entra en el conflicto que, dicho sea de paso, tiene el efecto de recalcitrar el racismo latente en EEUU en época de su excelencia, W. Wilson, contra el negro estadounidense… que luchó valientemente por su país y sus aliados.

El 4 de junio de 1917 el embajador de Brasil, Dominico da Gama, comunicó por escrito al Secretario de Estado de EEUU, R. Lansing, que Brasil rompía relaciones con Alemania. Añadía que “Brasil nunca ambicionó ni ambiciona nada del conflicto armado… en tanto se contuvo de mostrar parcialidad alguna en el conflicto, no podía quedar indiferente cuando éste concierne a EEUU, y procede sin ningún interés que no sea a favor del orden internacional de justicia, y cuando Alemania nos incluye junto a otras potencias neutrales en los más violento actos de guerra.” En octubre de 1917, el Ministro de RREE de Brasil, Dr. Nilo Pecanha, en carta al Vaticano y al mundo, decía: “De los sufrimientos y desilusiones que ha causado la guerra, un nuevo y mejor mundo de libertad surgirá y de esta manera se logrará una paz duradera sin restricciones políticas ni económicas en la que todos los países encuentren su lugar en los derechos equitativos de intercambios de ideas y mercancías sobre una amplia base de justicia y equidad.”

Aunque la contribución de Brasil al esfuerzo bélico aliado se limitó a una unidad médica y unos cuantos aviadores, ésta se vio compensada con un asiento en la mesa de negociación de la postregua. Pero luego, el hecho de que Brasil tuviese tres delegados en la Conferencia de Paz de París de 1919 molestó a Portugal que había enviado 60.000 hombres al frente de batalla y solo tenía un delegado. Inglaterra apoyó a Portugal y EEUU a Brasil, y no pasó nada, aunque el hecho demostraba la importancia que los países otorgaban a la participación esta vez en Versalles porque sabían que el acuerdo final determinaría las fronteras de la posguerra. El 28 de junio de 1819 Brasil fue una de las 27 naciones firmantes del Tratado de Versalles de 200 páginas. Otras naciones Iberoamericanas firmantes fueron Bolivia, Cuba, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú y Uruguay.


China atinada y EEUU sin tino

octubre 24, 2017

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Según la ONU, en 2015 China generó el 29,4 del dióxido de carbono de la atmósfera; 14,3 EEUU; 9,8 la UE; 6,8 India; 4,9 Rusia; 3,5 Japón; y 31,5 el resto. La temperatura de la Tierra está aumentando y 2017 tiende a batir records desde que comenzaron los registros en el siglo XIX porque se acerca al límite del acuerdo climático del año pasado de París que establece un aumento promedio de dos grados centígrados por año o menos. China va tomando conciencia de su responsabilidad y está planificando la fabricación de vehículos eléctricos en cantidad, mientras EEUU por su lado contamina cada vez más.

La administración actual del partido político republicano de EEUU reniega del tratado del Medio Ambiente de la ONU, o Acuerdo de París, que entró en vigencia el 4 de noviembre de 2016, y niega o muestra indiferencia ante la evidencia científica del calentamiento global, y apronta todos los medios para remover controles legislativos que hasta ahora habían mantenido a raya los perennes intereses corporativos estadounidenses de aumentar la extracción y comercialización de carburantes cuyo uso, sobre todo en la generación de electricidad, contribuye al calentamiento global y contamina la atmósfera al producir dióxido de carbono o CO2 en detrimento de la salud de los habitantes del mundo. También perjudica irreversiblemente la fauna, la flora y los acuíferos de regiones donde extiende oleoductos y otros medios de extracción y transporte de cobertura continental. La revista Earth System Science dice que las emisiones mundiales de CO2 crecerán 0,2% este año, cuando deberían disminuir.

Según el NYT, informando desde Shenzhen, dice que China es una poderosa razón para que los fabricantes de automóviles del mundo estén acelerando la planificación de la producción en escala de vehículos eléctricos. El gobierno de China quieres ganarles y para el efecto está invirtiendo en grande. Detroit, Yokohama, Seul, Stuttgart y otros se aprontan ante el empellón chino en pos de no quedar rezagados en el mercado más grande del automotores que es China… y allende, dado que los vehículos chinos se venden en muchos países a precios competitivos. Para 2025 China quiere que uno de cada cinco vehículos vendidos localmente sean eléctricos.

En septiembre de 2017 el gobierno chino dictaminó que los fabricantes extranjeros tenían que ofrecer más vehículos eléctricos si querían seguir vendiendo motores de gasolina. La idea oficial es que el motor de gasolina pase a la historia a la brevedad posible. El ejecutivo de ventas y mercadeo de Volkswagen, Jürgen Stachmann, que recientemente visitó Shangai, es citado diciendo que su compañía se ve en una encrucijada en el desarrollo y producción de automóviles en China teniendo en cuenta el mercado global. Seguramente se refiere a que el mercado global exige pero no tanto ni tan pronto como el chino que, dadas sus dimensiones, tamaño y número de sus ciudades, enfrenta niveles de alta contaminación, únicos en el mundo.

China ha revolucionado industrias en el pasado: acero, vestimenta, encajes, vehículos, trenes y otras en base a una combinación de apoyo gubernamental, empresa privada, mano de obra barata, un mercado interno inmenso y creciente, y un renminbi o yuan subvalorado que ha ayudado a exportar por décadas. Hoy compite exitosamente en las industrias aeólica y termo-solar. La de vehículos eléctricos de todo tipo no sería ajena a sus posibilidades sobre todo ahora que el gobierno centralizado y políticamente dictatorial se afianza más que nunca… con trascendencia nacional e internacional económica y política sobre todo en Corea del Norte, Formosa, Hong Kong, los mares del sur de China, su demanda de materias primas y su renovado protagonismo en el convenio comercial Asia Pacífico que el gobierno de Trump ha echado increíblemente por la borda dando luz verde y desde luego vigor y albedrío al tino comercial chino que de dormido no tiene nada… ni menos ahora que los tiene en bandeja.


A %d blogueros les gusta esto: