Sozhou y cómo se comporta cada chino

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

La ciudad china de Sozhou, la “Venecia del Este,” cercana a Shanghai, es centro de un sistema cibernético de colección de datos en torno al comportamiento de cada ciudadano chino y éste mayormente lo desconoce y, si algunos lo conocen, es a medias. Se trata de “Osmanthus” (nombre de flor simbólica de la región) que Bloomberg news dice “que ha ganado premios pero que poca gente se ha percatado de su existencia.” Hasta 2018 lo componían doce sitios seleccionados por el gobierno del presidente Xi Jinping para determinar quién debe ser premiado y quién castigado. Un verdadero esquema totalitario diseñado para identificar a los chinos que refunfuñen, critiquen o muestren signos de desacuerdo con lo que piense, diseñe e implemente el régimen.

El apurado desarrollo cibernético de la China totalitaria seguramente tiene como propósito emular a Corea del Norte. ¿Su problema mayor? La inmensidad de China y sus 1.300 millones de habitantes. El propósito continúa siendo implementar un sistema que pase desapercibido pero que sea efectivo en la colección de datos irrefutables hasta 2020. En toda China ha de ser difícil pero tras eso van. Bloomber news cita al perito Jeremy Dawn, del Centro Paul Tsai China, Escuela de Leyes, U. de Yale, diciendo que “China está interesada en exagerar su capacidad de recolectar y analizar datos… cuando en realidad lo que quieren es que la gente crea que la mala conducta se detectará.” Sin que nadie pueda decir con certeza que tal es posible. El asunto por el momento es hacer creer, sembrar la duda y hacer que la gente se preocupe sobre todo si intenta proceder, o procede, de alguna manera contra el régimen comunista.

Osmanthus hoy, según la administración local, acumula datos individuales de cerca a 20 reparticiones gubernamentales: seguro social, actividades sociales, etc. El ciudadano que está siendo observado, y prácticamente todos lo están, cuenta al inicio con 100 “puntos neutrales” que pueden acumularse hasta 200 por buen comportamiento. Como otras provincias donde el sistema funciona, Suzhou todavía no tiene pautas claras que definan mal comportamiento y el costo en puntos. Tampoco las tiene para premiar buen comportamiento. Personas que hacen trabajo voluntario semanal ni siquiera se han enterado de la existencia de Osmanthus, trabajo que en teoría debería darles puntos y por lo tanto subsidios por lo menos de transporte. Hay personas que se enteran por casualidad de que el sistema de puntaje existe, y qué hacer para aumentar puntaje. Varios se han percatado de que, por ejemplo, al conducir un vehículo, no dar paso en la franja peatonal, resulta en diminución de puntos al conductor.

Según los medios, uno de ocho de los 13 millones de habitantes de Suzhou tenía un puntaje de más de 100 a mediados de agosto de 2019. Solamente 4.731 registraban un puntaje inferior a 100 seguramente por no haber pagado préstamos u obedecido instrucciones judiciales. Lo cierto es que la sicología de la intimidación crece y causa preocupación en la población. Un citadino de Yiwu, de la colindante provincia de Zhejiang que también tiene su propio “Osmanthus,” dijo que se le había negado un crédito bancario por tener algo menos de 100 puntos. La gente sabe que el uso de tecnología e informantes en la comunidad Uighur de la provincia de Xinjiang del occidente del país va resultando en cruentos atentados contra los derechos humanos sin otra justificación que no se asocie con el sistema comunista de opresión, cárcel y muerte para el que no lo considere pauta y ley.

Julio César reforma el calendario

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El militar, pensador, político y escritor romano Julio César (100-44 a.C.) introduce el calendario juliano el 1 de enero de 45 a.C. poco después de convertirse en dictador, el año 46 a.C., en las postrimerías de la República de Roma y poco antes de la conquista romana de Egipto. Julio César sabía que el calendario adoptado por la República en el siglo VII a.C., basado en el ciclo lunar de los egipcios, no concuasaba con las estaciones lo que afectaba tiempos de siembra y cosecha así como la implementación de mandos militares sobre todo de distancia. Fuera de eso, las corruptelas de los pontífices encargados de velar por la certeza y veracidad del calendario, y dadas sus reyertas, a menudo se aprovechaban de ellas para extender fechas de mandatos o alterarlas en tiempos de elecciones. El calendario necesitaba reforma.

Así, Julio César buscó la colaboración del astrónomo Sosígenes “el peripatético,” de Alejandría, que, según sus cálculos, la revolución solar, o  el tiempo que toma la Tierra para girar alrededor del sol, era de 365 días y 6 horas lo que para esa época resultaba notable por su precisión. En función a ese cálculo, Julio César añadió 67 días al año 46 a.C. haciendo que el año 45 a.C. empezase el 1 de enero y no en marzo. También decretó que cada 4 años se añadiese un día a febrero a fin de que el calendario no se desfasase. Como dice Wikipedia: “Así nació el llamado calendario juliano, ya de ciclo solar, con una duración de 365 días y 6 horas que cada 4 años intercalaba un día extra… entre el 25 y 24 de febrero, y por ser el 24 el ‘sextus ante Kalendas Martias,’ el día extra se llamó ‘bis sextus,’ de donde viene el nombre ‘año bisiesto.’”

El 1 de enero del 45 a.C., el calendario juliano entró en la historia para permanecer por siglos hasta ser reemplazado por el calendario gregoriano adoptado por el Papa Gregorio XIII en 1582. Poco después del asesinato de Julio César el año 44, Marco Antonio, su allegado del segundo triunvirato, cambia el nombre del mes quintilis por el de “julio” en su honor. Más tarde el nombre del mes sextilis habrá de devenir “agosto” para recordar al sucesor de Julio César y primer emperador de Roma, César Augustus. En la edad media la celebración del año nuevo el primero de enero pierde impulso incluso entre los fieles seguidores del calendario juliano sobre todo por inexactitudes relacionadas con las cuatro estaciones.

En el siglo XVI, el Papa Gregorio XIII, percatado, convoca al matemático-astrónomo jesuita alemán Christophorus Clavius, o Cristóbal Clavio, (1538-1612), educado en la Universidad de Coimbra, para hacer un nuevo calendario. En 1582 Clavio establece la inexactitud del cálculo de Sosígenes que debió haber sido de 365,242199 días y no 365,25. O sea que el error de 11 minutos año añade 7 días al año 1000 y 10 días hacia la mitad del siglo 15. Así, la nueva regla dice que un año de cada cuatro debe añadir un día a fines de febrero, se trata del año bisiesto matemáticamente exacto. Desde entonces el primero de enero es verdaderamente el comienzo de un nuevo año para millones de personas aunque el cambio del juliano al gregoriano no ha ocurrido en la mayoría de las persuaciones cristiano-ortodoxa. Ocurrió en Egipto: 1 de enero, 1875; Turquía: 1 de marzo, 1917; Rusia: 14 de febrero, 1918; Grecia: 1 de marzo, 1923. Mantienen mayormente el juliano los Bereberes del Magreb, los religiosos del Estado Monástico de Monte Athos de Macedonia Central, y los coptos que influyen en Etiopía.

En Finlandia desempleados reciben 560 euros al mes

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El gobierno de Finlandia paga ese monto a parados con buenos resultados. Se benefician 2000 finlandeses de 26 a 58 años que, escogidos al azar de 175.000 desempleados en 2016, reciben una renta de 560 euros al mes por dos años a fin de tener para gastos básicos, preservar la salud y la buena disposición, elementos importantes para convivir en sociedad. El desempleo entonces en Filandia llega al 8%. Para el efecto, la agencia de seguridad social del país, Kela, cuenta con 20 millones de euros hasta diciembre de 2018. Los resultados preliminares se conocen en febrero de 2019, los definitivos en 2020. El propósito del experimento es estudiar la naturaleza del empleo y facilitar el ingreso del ciudadano a la fuerza laboral con mayor motivación. Según Minna Ylikännó, directora de Kela, los mayores beneficios de la prueba se dieron en salud y bienestar de los participantes en comparación a miles de desempleados que no participaron. “Menos problemas de salud, estrés, humor y concentración… mostraron más confianza en su futuro y en la capacidad de moldearlo.” Como precedente, los habitantes de Alaska, EEUU, reciben una renta básica de $2,072 mensuales desde 1982 del gas natural y petróleo que se extrae del territorio. Se apunta a que el pago de un salario universal ha de ser beneficioso. Hoy en ese Estado norteamericano cada ciudadano recibe $2.072 al año; una familia de cuatro recibe como $8.248.

Hace más de cien años Finlandia intentó una revolución socialista en la que los trabajadores urbanos y del campo, cansados de sus miserables condiciones de trabajo, se rebelaron. La reacción de terratenientes y conservadores, y de la clase media, fue violenta. Estalló la guerra civil con matanzas y, después de meses, los capitalistas aplastaron la rebelión que costó 35.000 vidas. Traumatizados y emprobrecidos los derrotados tardaron décadas en recuperarse. A. Partenen y T. Corson en el NYT citan al profesor de historia finlandés, P. Ketunen, diciendo que los terratenientes promovieron la afortunada idea del “heroico individualismo,” del “agricultor independiente” de ningún sindicato, esto durante la primera mitad del siglo XX lo que previno el retorno del socialismo como fuerza política. Pero luego surgió la segunda guerra mundial.

El país luchó sangrientamente y a un elevado costo contra la expansionista Unión Soviética. Después de la guerra, los sindicatos y sus simpatizantes se fortalecieron en momentos en que el país se industrializaba, se educaba y expandía sus relaciones internacionales. Los empleadores, presionados por políticos, sopesaban las necesidades de los trabajadores y, tras evitar nuevos conflictos y proteger sus intereses, los capitalistas cambiaron de táctica y negociaron con el gobierno la manera de incorporar a los trabajadores al cometido capitalista de modo que ellos también participasen de él. Incluso aceptaron lo inaceptable para el mundo capitalista: pagar más impuestos para dar mejores beneficios sociales estatales a los trabajadores lo que hasta hoy se traduce en un adecuado sistema de salud, educación fiscal desde el jardín de infantes hasta el doctorado universitario, vacaciones pre y post natales pagadas, seguros de desempleo, etc. ¿Socialismo? Pues no tanto porque el país es internacionalmente conocido como capitalista de éxito inédito. En la semana del 8 de diciembre de 2019, Sanna Marin, de 34 años de edad, tomó posesión como primer ministro de Finlandia, la más joven de la historia del país.

Las presidentes Caputová y Áñez son la esperanza no solo de sus pueblos

Las presidentes Caputová y Áñez son la esperanza no solo de sus pueblos

por Jorge V. Ordenes-Lavandez

Zuzana Caputová, abogado, de 46 años, es electa presidente de Eslovaquia en junio, 2019, y se va convirtiendo en la esperanza de su país y de toda Europa. Como dice M. Dessen, The New Yorker: “se trata de una voz solitaria en un mar de demagogia.” Su victoria es un triunfo del liberalismo sobre el nacionalismo de los gobiernos de Hungría, Polonia y de políticos como M. Salvini en Italia, M. Le Pen en Francia, los de Vox en España y de los derechistas de Austria y Alemania. Ni hablar del presidente de EEUU pero no de EEUU en general. Caputová es una voz solitaria en un mar de demagogia que se ha visto envalentonado por la elección del derechista Boris Johnson en Inglaterra; pero socavado por la flamante elección de la social demócrata Sanna Marin, de 34 años, como primer ministro de Finlandia.

En América, Jeanine Áñez, la presidente constitucional de Bolivia desde el colapso del desgobierno de E. Morales, también se ha convertido en una esperanza no solamente de los bolivianos cansados de 14 años de una pseudo democracia, sino que también de países practicantes de elecciones impolutas y desde luego de Venezolanos, Cubanos y Nicaragüenses donde se encuentren y que deseen que la cruzada de los cabildos y juventud bolivianos, y su presidente Áñez, se repitan en otras latitudes del mundo. Al asumir la presidencia el 11 de noviembre de 2019, la senadora Áñez dijo como lección al fugitivo cocalero: “Si hay el acompañamiento de las organizaciones civiles yo voy a asumir, pero si se decide otra vía, también lo voy a aceptar, lo que quiero es aportar en dar una solución a esta crisis tan horrible que estamos viviendo.”

La presidente Caputová ascendió al poder meteóricamente en base a que sus valores personales prevalecieron sin importar el posible costo político: le resultaron favorables y su tincada política y gallardía han trascendido las fronteras de su país. The New Yorkercomenta: en parte se trató de su defensa del derecho que tienen las parejas del mismo sexo a adoptar menores de edad, tema que otros candidatos soslayaban persuadidos de que el electorado nunca lo aprobaría. Eslovaquia es uno de media docena de países de la Unión Europea (UE) que no aceptan esa adopción en contravención a lo decidido por la Corte de Justicia de la UE. En los países del centro y el este de Europa se dice que los derechos de L.G.T.B (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) son de Europa occidental, no locales. A esto Caputová respondió que si bien el cuidado de padres biológicos es óptimo, el de padres que adoptan siempre será mejor que el de un orfanato. Resultó una bomba política que destacó su gallardía y originalidad de exponer lo relevante en forma llana y directa. Además, su lucha contra la corrupción hoy resuena… después de 30 años de la “Revolución Terciopelo” que separó a Checoslovaquia de la URSS, y cuatro que separó pacíficamente la Rep. Checa de Eslovaquia.

La presidente J. Añez por su lado sabe que su desempeño constitucional se ciñe a vigilar el período de transición a nuevas elecciones en un ambiente inquieto. Pero si éste se ve amenazado por pendencieros, su Excelencia cuenta con facultades constitucionales para recurrir a las fuerzas del orden bolivianas a fin de defender lo que se ha conseguido con heroísmo después de casi 14 años de desgobierno… enemigo de la decencia, el altruismo y hasta heroísmo de múltiples actores jóvenes que finalmente dieron por tierra con el destierro de la República de Bolivia.

Cuando Francia quiso reducir la influencia de EEUU en México

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Cuando Benito Juárez (1808-1872) tomó la presidencia de México en 1861, después de que los liberales ganaran a los conservadores la Guerra de la Reforma (1857-60) en la batalla de Calpulalpan, en 1861, el Congreso Constituyente redacta la nueva Constitución que se adopta pero luego concluye que no puede pagar a Francia, España e Inglaterra. En octubre de 1861 diplomáticos de estos acreedores se reúnen en Londres y forman una alianza con el propósito de invadir militarmente a México, tomando primero Veracruz, para forzar al gobierno de México a negociar términos de pago y compensaciones por daños causados a ciudadanos de las naciones aliadas en México. Los mexicanos postergan y los europeos envían barcos de guerra para cobrar. España e Inglaterra desembarcan tropas en Veracruz pero luego, en abril, 1862, la alianza se desbarata y se retiran.

Napoleón III de Francia percibe a los mexicanos receptivos y a México rescatable de la creciente influencia estadounidense. El historiador mexicano José Vasconcelos, en Breve historia de México (1956), dice: “Maximiliano comprendía que no iba a fundar una dinastía… sino  a servir de puente para la creación de un gobierno nacional, independiente del anglosajonismo.” A fines de 1861 una numerosa flota francesa asalta y toma Veracruz donde desembarcan batallones franceses varios de ellos veteranos triunfadores en Sebastopol, y contra los austriacos en Solferino y Magenta. Juárez se repliega. Es la segunda intervención francesa en México.

Seis mil franceses al mando del general Charles L. de Lorencez se aprestan a atacar el poblado de Puebla, cercano a la ciudad de México. Juárez envía 2.000 mexicanos al mando del general Ignacio Zaragoza para defenderla. La fortifican y esperan a los franceses que temprano el 5 de mayo, 1862, atacan por el norte con artillería con el plan de tomar Puebla rápidamente creyendo que la población los ayudaría. Pero la población no los ayuda y los mexicanos resisten hasta el anochecer cuando los franceses comienzan a retirarse después de sufrir como 500 bajas contra 100 de los mexicanos. Un año después Francia envía 26.000 hombres que entran en Puebla luego de un sitio de dos meses que agotan las provisiones de los defensores muchos de los cuales simpatizaban con los políticos conservadores que se habían disgustado con los liberales liderados por Juárez. Los franceses entran en la capital sin disparar un tiro. Pese a que la guerra continúa y los franceses ganan subsecuentes batallas… hasta instalar a Maximiliano como emperador… que trata de avenirse con Juárez… pero éste lo rechaza, igual que una gran parte de los mexicanos.

Juárez tenía un gobierno itinerante. Había mandado a su esposa, hijos y emisarios a Nueva York. Estos tenían la comisión de ir a Washington para asegurarse una alianza contra Francia y España si fuese necesario. Pese a estar enfrascado en la guerra civil de norte y sur, hizo saber a España que si intervenía a favor de Francia intervendría a favor de los republicanos de Juárez. En 1867 y ante la presión de EEUU que ya estaba más en paz que en guerra consigo misma después de la costosa guerra civil, Francia se retira de México pero Juárez detiene a Maximiliano, que había sido nombrado emperador de México por Napoleón III de Francia en 1864, es ejecutado por orden de Juárez el 19 de junio de 1867. La victoria mexicana de Puebla del 5 de mayo de 1862 se celebra en México sonadamente desde entonces.

En Latinoamérica la gente joven ya no soporta

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El mundo está conectado más que nunca y en Latinoamérica las redes sociales, la internet y la televisión internacional, fuera del mayor movimiento de personas entre países, viene generando un gran flujo de información que entre otras cosas muestra mejor que nunca la desigualdad social y económica entre los ranciamente pudientes y detentores del poder político y económico, que no escatiman esfuerzos ni medios para perpetuarse en el poder sea éste de izquierda o de derecha, y las inmensas mayorías que tiene poco de todo… menos, hoy por hoy, paciencia.

Las mayorías informadas y aptas no están dispuestas a continuar soportando el cuestionable statu quo político-económico. Un ejemplo es el tosco fraude perpetrado por el gobierno boliviano de izquierda en las elecciones del octubre 20, 2019. Los jóvenes bolivianos diestros en cibernética lo descubrieron ipso facto. Lo corroboró la OEA al punto de que el gobierno engañante tuvo que marcharse no sin antes causar sangre y dolor con premeditación, alevosía y desde luego ventaja excepto que no contó con que los comités cívicos y sus muchedumbres, las fuerzas del orden y el ejército decidiesen defender la Constitución al ponérseles en el camino para… correrlos.

Los pueblos de América Latina están reaccionando sin importar, insisto, que el gobierno sea de izquierda o de derecha. La gente está cansada de la austeridad y el chanchullo. En Perú, Ecuador, Chile, Bolivia y Colombia la frustración ha llegado a mayores con destrucción y muerte. Va causando resentimientos sordos en Cuba, y manifestaciones violentas que han convulsionado instituciones en otros lares al punto de mostrar las cosas con variados grados de consternación por haber infravalorado las repetidas señales colectivas de que la distribución de equidad sobre todo económica, política y judicial debe reformarse. La inmoralidad de gobernantes es capítulo aparte.

La convulsión no vista en décadas en Chile ha alterado la agenda política del presidente S. Piñera a los 18 meses de haber tomado el mando que incluía la expansión del plan privado de jubilaciones, reducción de impuestos de los pudientes y mejoras en la lucha contra el crimen. Acaso viendo lo ocurrido en Perú, Ecuador, Chile y Bolivia, explotó Colombia donde sindicatos y estudiantes se manifiestan violentamente y tienen extensos pliegos petitorios que están poniendo en apuros al presidente Iván Duque. Acaso lo acontecido en un país haya influido en  otro. La pregunta es dónde se producirá el próximo. Hasta la fecha México, Argentina y Brasil se han  “contagiado” pero el riesgo está latente sobre todo con la violencia de los carteles de la droga en México, el ascenso del peronismo en Argentina y la quema de bosques en Brasil además del cuarto intermedio otorgado a Lula da Silva.

En Argentina el presidente electo A. Fernández ha prometido gastar para disminuir la desigualdad pero con un erario vacío es difícil concebir cómo lo logre… lo que puede causar reacciones. En México el presidente López Obrador pregona “abrazos en vez de balazos” para con los cárteles de la droga que de paso observan cómo alista una guardia nacional de 60.000 hombres para combatirlos. Mientras tanto la violencia arrecia. En Brasil las protestas masivas emergen de la noche a la mañana por cuestiones como un alza en los pasajes del transporte público. Bolsonaro ha dicho que recurrirá al ejército si hay desórdenes. Hasta cerraría el Congreso. En estos tres países no estaría mal prevenir que siempre es mejor que curar.

La líder alemana Ángela Merkel

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Acaba de cumplir 14 años de su mandato. Nace y se educa en Alemania del Este durante la guerra fría; se gradúa como doctora en química y trabaja en investigación para entrar en política después de la caída del muro de Berlín en 1989. Luego de servir de vocero del gobierno interino de Alemania del Este, es elegida vocero del Bundestag alemán en la primera elección a tiempo de la unificación de 1990. Helmut Kohl, el primer canciller de la Alemania unificada, la nombra a puestos de gabinete que la encumbran. Cuando en 1998 la Unión Demócrata-Cristiana (UDC) pierde el poder, A. Merkel deviene Secretario General del partido y pronto su líder. Luego de una elección disputada y dos semanas de negociación para formar una coalición política con otros partidos, A. Merkel es nombrada primer mandatario, o Canciller como se dice en Alemania, el 22 de noviembre de 2005, y es la primera mujer en asumir esa posición para surgir y convertirse en una de las más influentes fuerzas políticas de Europa durante los 14 años siguientes al punto de haber sido considerada, según History.com, la mujer más poderosa del mundo y líder de facto de la Unión Europea (UE).

Económicamente Alemania hoy tiene problemas porque su postura liberal liderada por Merkel se ha visto antagonizada por el conservadorismo del presidente estadounidense y por la recalcitrate derecha europea aunque el legado de ella está lo suficientemente consolidado en gran parte por su cometido de lograr una Europa unida. Pero la crisis le sale al paso en 2008 promovida por la izquierda aludiendo las duras condiciones de ayuda que se imponen a Grecia a lo que se añade su decisión de 2015 de aceptar refugiados del Medio Oriente incluso los que son rechazados por Viktor Orban, presidente de Hungría. Ella había sido allegada de los presidentes G.W. Bush y B. Obama de EEUU pero no acepta la postura de D. Trump con respecto a la OTAN y a Europa. Tampoco acepta la prédica derechista de separación del Brexit, menos a V. Putin.

En noviembre de 2019 la UDC inicia su convención anual pero tiene poco que celebrar ya que por un lado se vive el ocaso del mandato de A. Merkel en el que ésta ha dejado de trabajar como antes en asuntos internos y, por otro lado y como dice Bloomberg.com, el partido y sus coalicionados comienzan a  pugnar… aunque todavía es la agrupación política más fuerte de Alemania pero está perdiendo votos que se van a la ultra derecha nacionalista y anti-inmigrante, o al partido de Los Verdes. Para lidiar con la situación Merkel escoge como líder de la UDC y su sucesora a la conocida como centrista Annegret Kramp-Karrenbauer que en noviembre está teniendo dificultades en controlar el partido después de un año de haber derrotado a un centrista que también aspiraba a su puesto. Las elecciones nacionales de la UDC habrán de celebrarse en menos de dos años y no tiene un candidato definitivo para canciller. Por otro lado la social democracia, que son sus actuales compañeros de coalición, tampoco las tienen todas juntas por lo que Los Verdes de pronto son importantes.

La Canciller ha dicho que no será candidato en las elecciones de 2021 quizá porque su popularidad electoral ha disminuido y el futuro del partido que ella ha liderado 18 años está en veremos. Pero no hay duda de que su marca de mandato ha de quedar indeleble en la historia de Alemania y de la UE… con Albania, Bosnia, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte y Serbia tocando sus puertas con la venia de Merkel… y con Francia insistiendo que esperen.

Las orientas recalcitran en el mundo

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

En Bolivia, Chile, Ecuador, Hong-Kong, Líbano, Rusia, Francia, et. al., las protestas se dan porque la gente joven quiere mejor gobernancia, mayor equidad, justicia, mejores oportunidades educativas, laborales, electorales y sociales con mayor libertad de expresión y movimiento haciendo frente al tráfico de estupefacientes, armas y al calentamiento climático.

En Bolivia el despilfarro de tiempo y oportunidad de educar a las colectividades suburbanas y campestres optando más bien, durante una década y media, por aprovecharlas política y financieramente, ha gestado el reto actual en el que recurrir a la lógica constitucional de tener un Congreso nacional con quórum que apruebe una convocatoria a elecciones idóneas, se hace “cuesta arriba.” El adjetivo “nacional” es mucho pedir al partidismo intransigente de los que estaban en el poder con el afán dictatorial de acapararlo y usufructuarlo.

En Chile, haber mantenido vigente la Constitución de la dictadura militar ha sido un error que se añade a la deficiente distribución del ingreso nacional que hoy ha llevado a la negociación relativamente satisfactoria de que la Constitución tiene que cambiar a favor de una mejor gobernancia. Lo más terrible ha sido el costo en vidas, heridos y destrucción. Subestimar las necesidades de la mayoría de la población no debe repetirse. La cancelación de eventos deportivos internacionales y de la reunión cumbre de los países miembros del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico tiene un costo… irrecuperable.

En Ecuador las protestas de indígenas, estudiantes y sindicatos surgieron cuando el presidente Lenin Moreno redujo el subsidio de los carburantes como resultado de la moción del Fondo Monetario de que redujese el gasto público. Quito se vio avasallada y la presidencia tuvo que mudarse temporalmente a Guayaquil. El subsidio se restituyó. No haber vaticinado la reacción popular denota descuido político.

En Hong Kong las demostraciones contra la penetración hegemónica de China tienen vieja data; recalcitran desde junio y sin un líder. Esto porque en 2014 los líderes fueron detenidos. La organización de internet LIHKG usada por miles ha frustrado al gobierno. La historia instruye que no tener líderes identificables por mucho tiempo no es fácil sobre todo porque no hay con quién negociar.

En Líbano miles de manifestantes de todo el país protestaron por la propuesta de gravar el uso de WathsApp hasta lograr la reciente renuncia del primer ministro Saad Hariri, aunque también piden el retiro de toda la clase dirigente por corrupta, y porque que ha destruido la economía.

En Rusia las mayores protestas de los últimos siete años han sido en Moscú el verano pasado encabezadas por una nueva generación de activistas jóvenes cuyos líderes han sido arrestados. El detonante fue el rechazo oficial de la inscripción de candidatos de oposición para las elecciones de miembros del Consejo de la ciudad. Las protestas continúan como preludio a las elecciones parlamentarias rusas de 2021.

En Francia la rebelión de los “chalecos amarillos” empezó el año pasado contra aumentos en los precios de combustibles pero han perdido ímpetu por violenta, pero sus quejas contra la desigualdad, las reducciones de los servicios públicos y las mezquinas jubilaciones se aprentan como motivantes de las manifestaciones programadas para diciembre.

Estas son las más recalcitrantes pero desde luego no son menos las situaciones de Venezuela, Nicaragua, México, El Salvador, Honduras y la frontera México-EEUU.

Los 70 años de comunismo en China

 

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El “Gran Salto Adelante” fue una campaña de medidas económico-político-sociales del presidente Mao Zetong en la República Popular China entre 1958 y 1961 que buscaba dejar atrás la tradicional economía agraria e iniciar la rápida industrialización y colectivización. Todavía están en eso y Xi Jinping, el actual presidente, no escatima esfuerzo en contribuir al “Salto Adelante” a su manera.

Para controlar China Xi busca controlar su historia… lo que tiene como credo en las recientes celebraciones del 70 aniversario de los sangrientos “triunfos” de Mao Zetong. Para eso ha hecho publicar libros, películas, programas de televisión y museos a fin de destacar una China dinámica y unida bajo el partido comunista que él lideriza y, para mostrarlo, acaba de estar en la histórica provincia central de Xiniang a fin de celebrar la fundación de la República Popular China y recordar los 130.000 originarios de esta área que dieron su vida por la causa. Como dice C. Buckley, de Bloomberg Politics: “en la ocasión ni siquiera hizo referencia al millón de campesinos que perecieron de hambre en Xiniang como consecuencia de las reformas de Mao y su penosa secuela.”

Xi busca regresar a lo que él llama los “genes rojos,” o un tradicionalismo recalcitrante de una China dizque pujante que se origina en un pasado sin duda peluqueado que sirve de razón de un presente cada vez más “promisorio” con miras a un futuro todavía mejor que siga el dogma comunista de monopolio político y económico. Ensoñación que él cultiva devotamente. Se trata de un “mensaje patriótico” que descarta cualquier referencia a los costos humanos tempranos, a los de la Plaza Tiananmen, a los campos de concentración y muerte paulatina a la que hoy están sometidos millones de chinos por haber mostrado desacuerdo con los principios oficiales sobre todo en regiones rurales donde habita la mayor parte de la población de la que Xi dice. ”Esta tierra roja fue ganada a un alto precio y pagada con la sangre de cientos de millones de nuestros antepasados revolucionarios… Los último 70 años han sido de inusitado progreso económico y tecnológico.”

Claro que no sorprende que las recapitulaciones de logros de Xi, que se hacen con bombo y platillo desde hace tiempo, descarten sistemáticamente los traumas históricos como la hambruna que mató a decenas de millones entre 1958 y 1960 en todo el país; y omitan totalmente las promesas de “un gran adelanto” en la producción de alimentos que no se logró. La verdad es que si hoy se tomara en cuenta empíricamente y se hablase de ello, ayudaría a que semejante tragedia no se repitiese pero para eso lo peor es escubrirla en las referencias históricas oficiales del momento.

Xi también encubre el que la economía china hoy crezca anualmente al 6,3 % siendo la cifra más baja de los últimos 30 años. Según el WP, en el occidente de China, la demolición de mezquitas y la mecanizada excabación de cementerios es constante. Por lo menos un millón de musulmanes han sido confinados en campos de concentración donde el Corán está prohibido, los imanes son encandenados y los jóvenes son forzados a renunciar al islam. La que más está sufriendo es la etnia musulmana uigur que vive en el noroeste de China, una de las 56 etnias de China reconocidas y toleradas por el gobierno hasta hace poco. Pero el régimen de Xi busca eliminarla y reemplazar su deísmo con ¡Lealtad al Partido! Lealtad que Xi busca también en Hong Kong… porque teme el contagio político que acaso llegue a la China continental.

Reino Unido: tres elecciones en cuatro años

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Después de tres años de incertidumbre, hoy en el Reino Unido (RU) abundan ansias de dejar atrás la incómoda cuestión del “Brexit,” aunque la elección parlamentaria que se avecina es muy probable que no contribuya al cometido pero sí ha de dejar consecuencias que las generaciones futuras tendrán que barajar a un costo por el momento incierto.

Boris Johnson, el despeinado primer ministro de una Unión que mucha gente de Escocia preferiría dejar para permanecer en la Unión Europea (UE), ha salido con su gusto de tener elecciones parlamentarias el 12 de diciembre en las que espera conseguir los suficientes votos de la oposición laborista del Parlamento (nada fácil) para, de una vez, extraer al RU de la UE… lo que afectaría a millones de británicos sobre todo a los de Irlanda del Norte (votó por permanecer en la UE) que preferirían no desmantelar la frontera abierta que tiene hoy con la República de Irlanda que es miembro pleno de la UE.

Se trata de una jugada de azar o “echada de dados,” como dice Bloomberg Politics, no solamente para B. Johnson, sino para la totalidad del RU porque, si pierde, no solamente pierde él casi todo políticamente sino que se perdería lo que negoció a voz en cuello recientemente con la UE que, dicho sea de paso, por alguna razón, más la insistencia de Johnson, accedió a extender la fecha de salida del RU del 31 de octubre, al 31 de enero de 2020. B. Johnson deberá ganar contundentemente en las elecciones parlamentarias del 12 de diciembre lo que significa que el sufragio debería favorecer numéricamente a los conservadores del Parlamento de modo que el arreglo de salida negociado con la UE tenga posibilidades de aprobarse. De lo contrario todo se revertiría en forma ruborizante.

Las encuestas dan a los conservadores de Johnson cierta ventaja sobre los laboristas opositores. El sistema electoral inglés hace muy difícil pronosticar el ganador en momentos en que las elecciones en varias partes del mundo han dado resultados sorpresivos. La campaña caracteriza a B. Johnson como tan apreciado como despreciado en comparación a su opositor laborista líder de la Cámara de los Comunes, Jeremy Corbyn, que acostumbra sorprender incluso a encuestadores que hace dos años no contaban con que casi derrotase electoralmente a Theresa May.

Johnson quiere ganar con eso de extraer el RU de la UE, en tanto que Corbyn, un socialista controvertido, favorece un país más justo que recabe mayores impuestos de los ricos y legisle la nacionalización de los ferrocarriles y las empresas de abastecimientos básicos. Pero la derecha  liderada por Nigel Farage y su “Partido Brexit” ha estado vociferante a la manera de Marine Le Pen en Francia, Matteo Salvini, Italia, y Viktor Urban, Hungría, que descartan la inmigración.

Es probable que en Inglaterra haya 650.000 personas que podrían clasificarse como ilegales y no se sabe cuantas ingresan ilegalmente cada año. Como dice The Economist, mucha gente se arriesga… como quedó comprobado cuando el octubre 23, 39 chinos aparecieron muertos en un camión refrigerado con placa Búlgara detenido en Essex. Otra cosa, antes del referendum de 2016, que dio origen al “Brexit,” no se veía la bandera de la UE en Inglaterra. Ahora se ve en todas partes incluso en figuras de camisetas y gorras. El 19 de cotubre de 2019, un millón de personas se manifestaron en Londres con miles de banderas de la UE a favor de permanecer en ella. A ver si esta vez la fuerza de la democracia haga la Unión que Europa necesita con el RU en ella.

A %d blogueros les gusta esto: