En Latinoamérica la gente joven ya no soporta

diciembre 3, 2019

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El mundo está conectado más que nunca y en Latinoamérica las redes sociales, la internet y la televisión internacional, fuera del mayor movimiento de personas entre países, viene generando un gran flujo de información que entre otras cosas muestra mejor que nunca la desigualdad social y económica entre los ranciamente pudientes y detentores del poder político y económico, que no escatiman esfuerzos ni medios para perpetuarse en el poder sea éste de izquierda o de derecha, y las inmensas mayorías que tiene poco de todo… menos, hoy por hoy, paciencia.

Las mayorías informadas y aptas no están dispuestas a continuar soportando el cuestionable statu quo político-económico. Un ejemplo es el tosco fraude perpetrado por el gobierno boliviano de izquierda en las elecciones del octubre 20, 2019. Los jóvenes bolivianos diestros en cibernética lo descubrieron ipso facto. Lo corroboró la OEA al punto de que el gobierno engañante tuvo que marcharse no sin antes causar sangre y dolor con premeditación, alevosía y desde luego ventaja excepto que no contó con que los comités cívicos y sus muchedumbres, las fuerzas del orden y el ejército decidiesen defender la Constitución al ponérseles en el camino para… correrlos.

Los pueblos de América Latina están reaccionando sin importar, insisto, que el gobierno sea de izquierda o de derecha. La gente está cansada de la austeridad y el chanchullo. En Perú, Ecuador, Chile, Bolivia y Colombia la frustración ha llegado a mayores con destrucción y muerte. Va causando resentimientos sordos en Cuba, y manifestaciones violentas que han convulsionado instituciones en otros lares al punto de mostrar las cosas con variados grados de consternación por haber infravalorado las repetidas señales colectivas de que la distribución de equidad sobre todo económica, política y judicial debe reformarse. La inmoralidad de gobernantes es capítulo aparte.

La convulsión no vista en décadas en Chile ha alterado la agenda política del presidente S. Piñera a los 18 meses de haber tomado el mando que incluía la expansión del plan privado de jubilaciones, reducción de impuestos de los pudientes y mejoras en la lucha contra el crimen. Acaso viendo lo ocurrido en Perú, Ecuador, Chile y Bolivia, explotó Colombia donde sindicatos y estudiantes se manifiestan violentamente y tienen extensos pliegos petitorios que están poniendo en apuros al presidente Iván Duque. Acaso lo acontecido en un país haya influido en  otro. La pregunta es dónde se producirá el próximo. Hasta la fecha México, Argentina y Brasil se han  “contagiado” pero el riesgo está latente sobre todo con la violencia de los carteles de la droga en México, el ascenso del peronismo en Argentina y la quema de bosques en Brasil además del cuarto intermedio otorgado a Lula da Silva.

En Argentina el presidente electo A. Fernández ha prometido gastar para disminuir la desigualdad pero con un erario vacío es difícil concebir cómo lo logre… lo que puede causar reacciones. En México el presidente López Obrador pregona “abrazos en vez de balazos” para con los cárteles de la droga que de paso observan cómo alista una guardia nacional de 60.000 hombres para combatirlos. Mientras tanto la violencia arrecia. En Brasil las protestas masivas emergen de la noche a la mañana por cuestiones como un alza en los pasajes del transporte público. Bolsonaro ha dicho que recurrirá al ejército si hay desórdenes. Hasta cerraría el Congreso. En estos tres países no estaría mal prevenir que siempre es mejor que curar.


La líder alemana Ángela Merkel

noviembre 27, 2019

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Acaba de cumplir 14 años de su mandato. Nace y se educa en Alemania del Este durante la guerra fría; se gradúa como doctora en química y trabaja en investigación para entrar en política después de la caída del muro de Berlín en 1989. Luego de servir de vocero del gobierno interino de Alemania del Este, es elegida vocero del Bundestag alemán en la primera elección a tiempo de la unificación de 1990. Helmut Kohl, el primer canciller de la Alemania unificada, la nombra a puestos de gabinete que la encumbran. Cuando en 1998 la Unión Demócrata-Cristiana (UDC) pierde el poder, A. Merkel deviene Secretario General del partido y pronto su líder. Luego de una elección disputada y dos semanas de negociación para formar una coalición política con otros partidos, A. Merkel es nombrada primer mandatario, o Canciller como se dice en Alemania, el 22 de noviembre de 2005, y es la primera mujer en asumir esa posición para surgir y convertirse en una de las más influentes fuerzas políticas de Europa durante los 14 años siguientes al punto de haber sido considerada, según History.com, la mujer más poderosa del mundo y líder de facto de la Unión Europea (UE).

Económicamente Alemania hoy tiene problemas porque su postura liberal liderada por Merkel se ha visto antagonizada por el conservadorismo del presidente estadounidense y por la recalcitrate derecha europea aunque el legado de ella está lo suficientemente consolidado en gran parte por su cometido de lograr una Europa unida. Pero la crisis le sale al paso en 2008 promovida por la izquierda aludiendo las duras condiciones de ayuda que se imponen a Grecia a lo que se añade su decisión de 2015 de aceptar refugiados del Medio Oriente incluso los que son rechazados por Viktor Orban, presidente de Hungría. Ella había sido allegada de los presidentes G.W. Bush y B. Obama de EEUU pero no acepta la postura de D. Trump con respecto a la OTAN y a Europa. Tampoco acepta la prédica derechista de separación del Brexit, menos a V. Putin.

En noviembre de 2019 la UDC inicia su convención anual pero tiene poco que celebrar ya que por un lado se vive el ocaso del mandato de A. Merkel en el que ésta ha dejado de trabajar como antes en asuntos internos y, por otro lado y como dice Bloomberg.com, el partido y sus coalicionados comienzan a  pugnar… aunque todavía es la agrupación política más fuerte de Alemania pero está perdiendo votos que se van a la ultra derecha nacionalista y anti-inmigrante, o al partido de Los Verdes. Para lidiar con la situación Merkel escoge como líder de la UDC y su sucesora a la conocida como centrista Annegret Kramp-Karrenbauer que en noviembre está teniendo dificultades en controlar el partido después de un año de haber derrotado a un centrista que también aspiraba a su puesto. Las elecciones nacionales de la UDC habrán de celebrarse en menos de dos años y no tiene un candidato definitivo para canciller. Por otro lado la social democracia, que son sus actuales compañeros de coalición, tampoco las tienen todas juntas por lo que Los Verdes de pronto son importantes.

La Canciller ha dicho que no será candidato en las elecciones de 2021 quizá porque su popularidad electoral ha disminuido y el futuro del partido que ella ha liderado 18 años está en veremos. Pero no hay duda de que su marca de mandato ha de quedar indeleble en la historia de Alemania y de la UE… con Albania, Bosnia, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte y Serbia tocando sus puertas con la venia de Merkel… y con Francia insistiendo que esperen.


Las orientas recalcitran en el mundo

noviembre 20, 2019

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

En Bolivia, Chile, Ecuador, Hong-Kong, Líbano, Rusia, Francia, et. al., las protestas se dan porque la gente joven quiere mejor gobernancia, mayor equidad, justicia, mejores oportunidades educativas, laborales, electorales y sociales con mayor libertad de expresión y movimiento haciendo frente al tráfico de estupefacientes, armas y al calentamiento climático.

En Bolivia el despilfarro de tiempo y oportunidad de educar a las colectividades suburbanas y campestres optando más bien, durante una década y media, por aprovecharlas política y financieramente, ha gestado el reto actual en el que recurrir a la lógica constitucional de tener un Congreso nacional con quórum que apruebe una convocatoria a elecciones idóneas, se hace “cuesta arriba.” El adjetivo “nacional” es mucho pedir al partidismo intransigente de los que estaban en el poder con el afán dictatorial de acapararlo y usufructuarlo.

En Chile, haber mantenido vigente la Constitución de la dictadura militar ha sido un error que se añade a la deficiente distribución del ingreso nacional que hoy ha llevado a la negociación relativamente satisfactoria de que la Constitución tiene que cambiar a favor de una mejor gobernancia. Lo más terrible ha sido el costo en vidas, heridos y destrucción. Subestimar las necesidades de la mayoría de la población no debe repetirse. La cancelación de eventos deportivos internacionales y de la reunión cumbre de los países miembros del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico tiene un costo… irrecuperable.

En Ecuador las protestas de indígenas, estudiantes y sindicatos surgieron cuando el presidente Lenin Moreno redujo el subsidio de los carburantes como resultado de la moción del Fondo Monetario de que redujese el gasto público. Quito se vio avasallada y la presidencia tuvo que mudarse temporalmente a Guayaquil. El subsidio se restituyó. No haber vaticinado la reacción popular denota descuido político.

En Hong Kong las demostraciones contra la penetración hegemónica de China tienen vieja data; recalcitran desde junio y sin un líder. Esto porque en 2014 los líderes fueron detenidos. La organización de internet LIHKG usada por miles ha frustrado al gobierno. La historia instruye que no tener líderes identificables por mucho tiempo no es fácil sobre todo porque no hay con quién negociar.

En Líbano miles de manifestantes de todo el país protestaron por la propuesta de gravar el uso de WathsApp hasta lograr la reciente renuncia del primer ministro Saad Hariri, aunque también piden el retiro de toda la clase dirigente por corrupta, y porque que ha destruido la economía.

En Rusia las mayores protestas de los últimos siete años han sido en Moscú el verano pasado encabezadas por una nueva generación de activistas jóvenes cuyos líderes han sido arrestados. El detonante fue el rechazo oficial de la inscripción de candidatos de oposición para las elecciones de miembros del Consejo de la ciudad. Las protestas continúan como preludio a las elecciones parlamentarias rusas de 2021.

En Francia la rebelión de los “chalecos amarillos” empezó el año pasado contra aumentos en los precios de combustibles pero han perdido ímpetu por violenta, pero sus quejas contra la desigualdad, las reducciones de los servicios públicos y las mezquinas jubilaciones se aprentan como motivantes de las manifestaciones programadas para diciembre.

Estas son las más recalcitrantes pero desde luego no son menos las situaciones de Venezuela, Nicaragua, México, El Salvador, Honduras y la frontera México-EEUU.


Los 70 años de comunismo en China

noviembre 14, 2019

 

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El “Gran Salto Adelante” fue una campaña de medidas económico-político-sociales del presidente Mao Zetong en la República Popular China entre 1958 y 1961 que buscaba dejar atrás la tradicional economía agraria e iniciar la rápida industrialización y colectivización. Todavía están en eso y Xi Jinping, el actual presidente, no escatima esfuerzo en contribuir al “Salto Adelante” a su manera.

Para controlar China Xi busca controlar su historia… lo que tiene como credo en las recientes celebraciones del 70 aniversario de los sangrientos “triunfos” de Mao Zetong. Para eso ha hecho publicar libros, películas, programas de televisión y museos a fin de destacar una China dinámica y unida bajo el partido comunista que él lideriza y, para mostrarlo, acaba de estar en la histórica provincia central de Xiniang a fin de celebrar la fundación de la República Popular China y recordar los 130.000 originarios de esta área que dieron su vida por la causa. Como dice C. Buckley, de Bloomberg Politics: “en la ocasión ni siquiera hizo referencia al millón de campesinos que perecieron de hambre en Xiniang como consecuencia de las reformas de Mao y su penosa secuela.”

Xi busca regresar a lo que él llama los “genes rojos,” o un tradicionalismo recalcitrante de una China dizque pujante que se origina en un pasado sin duda peluqueado que sirve de razón de un presente cada vez más “promisorio” con miras a un futuro todavía mejor que siga el dogma comunista de monopolio político y económico. Ensoñación que él cultiva devotamente. Se trata de un “mensaje patriótico” que descarta cualquier referencia a los costos humanos tempranos, a los de la Plaza Tiananmen, a los campos de concentración y muerte paulatina a la que hoy están sometidos millones de chinos por haber mostrado desacuerdo con los principios oficiales sobre todo en regiones rurales donde habita la mayor parte de la población de la que Xi dice. ”Esta tierra roja fue ganada a un alto precio y pagada con la sangre de cientos de millones de nuestros antepasados revolucionarios… Los último 70 años han sido de inusitado progreso económico y tecnológico.”

Claro que no sorprende que las recapitulaciones de logros de Xi, que se hacen con bombo y platillo desde hace tiempo, descarten sistemáticamente los traumas históricos como la hambruna que mató a decenas de millones entre 1958 y 1960 en todo el país; y omitan totalmente las promesas de “un gran adelanto” en la producción de alimentos que no se logró. La verdad es que si hoy se tomara en cuenta empíricamente y se hablase de ello, ayudaría a que semejante tragedia no se repitiese pero para eso lo peor es escubrirla en las referencias históricas oficiales del momento.

Xi también encubre el que la economía china hoy crezca anualmente al 6,3 % siendo la cifra más baja de los últimos 30 años. Según el WP, en el occidente de China, la demolición de mezquitas y la mecanizada excabación de cementerios es constante. Por lo menos un millón de musulmanes han sido confinados en campos de concentración donde el Corán está prohibido, los imanes son encandenados y los jóvenes son forzados a renunciar al islam. La que más está sufriendo es la etnia musulmana uigur que vive en el noroeste de China, una de las 56 etnias de China reconocidas y toleradas por el gobierno hasta hace poco. Pero el régimen de Xi busca eliminarla y reemplazar su deísmo con ¡Lealtad al Partido! Lealtad que Xi busca también en Hong Kong… porque teme el contagio político que acaso llegue a la China continental.


Reino Unido: tres elecciones en cuatro años

noviembre 2, 2019

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Después de tres años de incertidumbre, hoy en el Reino Unido (RU) abundan ansias de dejar atrás la incómoda cuestión del “Brexit,” aunque la elección parlamentaria que se avecina es muy probable que no contribuya al cometido pero sí ha de dejar consecuencias que las generaciones futuras tendrán que barajar a un costo por el momento incierto.

Boris Johnson, el despeinado primer ministro de una Unión que mucha gente de Escocia preferiría dejar para permanecer en la Unión Europea (UE), ha salido con su gusto de tener elecciones parlamentarias el 12 de diciembre en las que espera conseguir los suficientes votos de la oposición laborista del Parlamento (nada fácil) para, de una vez, extraer al RU de la UE… lo que afectaría a millones de británicos sobre todo a los de Irlanda del Norte (votó por permanecer en la UE) que preferirían no desmantelar la frontera abierta que tiene hoy con la República de Irlanda que es miembro pleno de la UE.

Se trata de una jugada de azar o “echada de dados,” como dice Bloomberg Politics, no solamente para B. Johnson, sino para la totalidad del RU porque, si pierde, no solamente pierde él casi todo políticamente sino que se perdería lo que negoció a voz en cuello recientemente con la UE que, dicho sea de paso, por alguna razón, más la insistencia de Johnson, accedió a extender la fecha de salida del RU del 31 de octubre, al 31 de enero de 2020. B. Johnson deberá ganar contundentemente en las elecciones parlamentarias del 12 de diciembre lo que significa que el sufragio debería favorecer numéricamente a los conservadores del Parlamento de modo que el arreglo de salida negociado con la UE tenga posibilidades de aprobarse. De lo contrario todo se revertiría en forma ruborizante.

Las encuestas dan a los conservadores de Johnson cierta ventaja sobre los laboristas opositores. El sistema electoral inglés hace muy difícil pronosticar el ganador en momentos en que las elecciones en varias partes del mundo han dado resultados sorpresivos. La campaña caracteriza a B. Johnson como tan apreciado como despreciado en comparación a su opositor laborista líder de la Cámara de los Comunes, Jeremy Corbyn, que acostumbra sorprender incluso a encuestadores que hace dos años no contaban con que casi derrotase electoralmente a Theresa May.

Johnson quiere ganar con eso de extraer el RU de la UE, en tanto que Corbyn, un socialista controvertido, favorece un país más justo que recabe mayores impuestos de los ricos y legisle la nacionalización de los ferrocarriles y las empresas de abastecimientos básicos. Pero la derecha  liderada por Nigel Farage y su “Partido Brexit” ha estado vociferante a la manera de Marine Le Pen en Francia, Matteo Salvini, Italia, y Viktor Urban, Hungría, que descartan la inmigración.

Es probable que en Inglaterra haya 650.000 personas que podrían clasificarse como ilegales y no se sabe cuantas ingresan ilegalmente cada año. Como dice The Economist, mucha gente se arriesga… como quedó comprobado cuando el octubre 23, 39 chinos aparecieron muertos en un camión refrigerado con placa Búlgara detenido en Essex. Otra cosa, antes del referendum de 2016, que dio origen al “Brexit,” no se veía la bandera de la UE en Inglaterra. Ahora se ve en todas partes incluso en figuras de camisetas y gorras. El 19 de cotubre de 2019, un millón de personas se manifestaron en Londres con miles de banderas de la UE a favor de permanecer en ella. A ver si esta vez la fuerza de la democracia haga la Unión que Europa necesita con el RU en ella.


Los políticos españoles se bambolean, la economía no

octubre 23, 2019

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El proeuropeo Estado español de hoy ha tenido cuatro elecciones nacionales en otros tantos años y se muestra más inestable políticamente que Italia o la Gran Bretaña del Brexit, éstos más bien eurocépticos. En abril el partido socialista español liderado por Pedro Sánchez, imposibilitado de conformar un gobierno entre dimes y diretes al cual más agresivos lanzados en el Congreso de una bancada a otra y por la prensa, negoció incluso con el partido de Izquierda Podemos aunque sin resultado lo que convirtieron a Sánchez en primer ministro interino hasta hoy. Pero ante ese panorama, la economía española por fortuna continúa mayormente estable ante una realidad nacional políticamente alborotada, por los separatistas de Cataluña que no dejan de alterar el orden, y por el asunto de los restos de F. Franco y el Valle de los Caídos. Se trata de una realidad económico-política que propende a destacar el sentido práctico de muchos españoles.

Según el Fondo Monetario Internacional, las reformas estructurales de España continúan dando resultados positivos pero, precisamente este avance, está conformando nuevos retos que el país debe resolver pese al desasosiego político. El crecimiento del PIB (Producto Interno Bruto) real de 2,5 en 2018 se calcula que sea 2,2 en 2019 o todavía por encima del promedio de crecimiento de la Unión Europea (UE) lo que es esperanzador. Aunque el desempleo total baja al 14,6%, la tasa de desempleo de la gente joven es más elevada que el promedio de la UE. Un problema es la dualidad del empleo: fijo, siempre escaso, y el temporal, siempre incierto. Las tasas de interés han bajado pero la deuda pública continúa alta, alrededor del 100% del PIB, o sea tres veces más elevada que a comienzos de la crisis financiera global. Si hay otra crisis no habrá más remedio que aumentar los impuestos y reducir gastos pese a que el presupuesto de pensiones necesita dinero. España también necesita una amplia reforma estrutural que fomente la innovación sostenida ya que por el momento los recursos asignados a la estatal y privada cotinúan inferiores a la media de la UE. Pero por el momento la economía marcha en tanto que la política está cuesta arriba.

Con otra elección en el pórtico, España se nuestra políticamente fracturada en comparación con otros países europeos pero la inversión no se amilana porque como dice Bloomberg news: “los mercados presienten una economía robusta y un consenso pro europeo” lo que la distingue de la agitada Italia y del Reino Unido donde los euroecépticos han hecho de las suyas incluyendo mucho daño. Sí, el 10 de noviembre habrá nuevamente elecciones en España, pero y qué: los valores suben en la bolsa y el margen que separa el rendimiento de los bonos de diez años españoles en comparación con los alemanes… ha disminuido.

El 10 de septiembre el rey Felipe VI decretó que no había forma de conformar un gobierno… lo que condujo a que la monarquía constitucional convocase a elecciones en dos meses. Desde 2015 los principales partidos políticos españoles han pugnado por conformar gobiernos lo que ha causado desazón, incluso angustia e incertidumbre en la población, pero el forcejeo ha mantenido a los grupos políticos extremos fuera de la escena lo que hace a España una importante parte integral de la UE. Por otro lado no importa quién sea electo ya que el que salga no creerá conveniente aumentar impuestos excesivamente ni empezar a regular otra vez el desempeño de las empresas, ni mucho menos.

 


Estamos plastificando el planeta

octubre 21, 2019

por Jorge V. Ordene-Lavadenz

En poco más de un siglo la industria del petróleo ha crecido sobre todo para hacer funcionar motores de combustión en todas partes del mundo. El plástico mayormente proviene del petróleo. Los objetos de plástico han llegado a conquistar al ser humano al punto de considerarlo indispensable por su multiuso en casi todas sus actividades pero, después de décadas de uso y abuso, nos estamos dando cuenta de que el “amigo plástico” es un contaminante brutal e ¡imperecedero!… y que incluso partícullas microscópicas de él se encuentran en la comida que ingerimos. Ni hablar de las toneladas de plástico que hoy se localizan en los estómagos de ballenas marítimas.

Ocho millones de toneladas métricas de plástico ingresan a los océanos cada año pero solamente el uno por ciento se sabe que flota. Una buena parte, según los expertos, se divide y subdivide con el tiempo hasta convertirse en partículas microplásticas como las que emergen de lavadoras caseras. Como dice C. Kormann, The New Yorker: hay científicos que confirman la existencia de esas partículas en las cumbres de los Pirineos franceses y en las montañas rocosas de Colorado en EEUU. Ya podemos imaginar las cantidales de plástico que deben acarrear los “ríos aéreos” o nubarrones que perennemente van del océano Atlántico a las zonas amazónicas y los Andes. Por otro lado investigadores ingleses recogieron muestras de anfípodos (crustáceos en forma de camarones) de honduras oceánicas y vieron que el 80 % tenían microplásticos en sus sistemas digestivos. Son algo más pequeños que la semilla de amapola y las comen mejillones, cohombros de mar, percebes, plancton, et. al.

Pero dónde está el 95% del plástico o los macroplásticos u objetos mayores echados en los mares, desde toneles, muebles, hasta zapatillas, bolsas, juguetes, etc., y si se descomponen. Según el oceanógrafo Erik van Sebille que por cinco años dirige el proyecto: “En pos del plástico de nuestros océanos,” se trata del “plático negro,” la materia negra que se observa en la superficie de los océanos que mata miles de aves acuáticas, tortugas y mamíferos marinos. Según la tesis más aceptada, en gran medida se hunde, se sedimenta y desde luego ¿sirve de alimento? Una bellena zifio que se sumerge muy hondo y aguanta la respiración apareció muerta en una playa de las Flipinas con 88 libras de plástico en su cuerpo. En abril un cachalote apareció muerto en una playa italiana y tenia 48 kilos de plástico y un feto cetáceo muerto en sus entrañas. En el atolón de Midway, en el océano Pacífico, se dan restos de aves en cuyos estómagos hay tapas de botellas y otros objetos de plástico intactos que seguramente indigestaron al animal.

Expertos de la organización holandesa sin motivos de lucro, Ocean Cleanup, que construye redes inmensas y elongadas que tiradas por embarcaciones rastrean la superficie del mar para recoger desperdicios, dicen que una parte mínima de estos plásticos flotan y van a dar a una de las cinco corrientes oceánicas circulares donde permanecen por décadas. Calculan que entre 70 y 189 millones de toneladas están en las costas y playas o cerca a éstas en profundidades rocosas y/o arenosas. De todas maneras hay plástico que por alguna razón no se altera. Otro que se hunde y se aloja al azar. Todos los expertos están de acuerdo en que solamente echando mucho menos plástico a la basura es el único comienzo de quitarle la categoría de crisis a la inmensa cantidad de plástico que de mil formas agobia al Planeta. Y va en aumento.


A %d blogueros les gusta esto: