Las neuronas argentinas

Las neuronas argentinas
Por Jorge V. Ordenes L.
El Presidente de Argentina, Néstor Kirchner, dijo recientemente en un discurso que a su país no sólo lo habían vaciado patrimonialmente “sino que lo han vaciado de neuronas”. Luego especificó mejor y dijo que había que “volver a construir el sistema neuronal del Estado”. Esto último quizá sea una referencia a la necesidad de poner coto a los numerosos casos de corrupción que han surgido sobre todo durante los últimos cuatro meses.
Considerando que las neuronas son un componente crucial del sistema nervioso, sería difícil imaginar lo que está sucediendo en Argentina sin el “nervio”, como sentido de fuerza, vigor y determinación, que se necesita para postergar decisiones que la mayoría de la población espera como, por ejemplo, la de si Néstor Kirchner, o su esposa, la primera dama de la nación y senadora, Alicia Fernández de Kirchner, será candidato a la presidencia de la república en representación del partido justicialista en las elecciones de octubre de este año, sobre todo cuando no hay oposición política significante ni la habrá este año.
Ahora, no hay duda que el Presidente sacaría mayor votación ganadora que su esposa, pero también es cierto que anunciar la candidatura de la senadora Kirchner caería bien a los argentinos que trabajan y/o negocian con el extranjero, incluyendo el Gobierno, porque es más o menos de dominio público que ella sería una mejor autoridad máxima para ello entre otras cosas porque su esposo fue el que enardeció a varios círculos financieros internacionales al dejar de tomar en serio miles de millones dólares en bonos de deuda que Argentina devengaba a países extranjeros luego de la crisis de 20001-02. Por otro lado, el año pasado el Presidente simplemente ignoró la presencia la princesa Beatriz de Holanda que había llegado en visita oficial. El punto es que se necesita mucho nervio para mantener en vilo a adeptos y detractores políticos cuando éstos últimos se están beneficiando de la indecisión obvia aunque inesperadamente premeditada. Será que las elecciones de Buenos Aires, del 3 de junio, tendrán que ver con el asunto.
Con una economía argentina que ha venido creciendo a algo más del ocho por ciento por quinto año consecutivo; con un proyectado ingreso récord de 5000 millones de dólares por concepto de exportaciones en 2007, del que 1250 millones irán a las arcas del Estado; con ese torrente de dólares de exportación que ejerce presión de revalúo del peso… que, de producirse, sería oneroso para los que pagan en moneda nacional (salarios, etc.) y políticamente costoso, el Gobierno no ha tenido más alternativa que seguir interviniendo en el mercado con la reciente compra de 225 millones de dólares de modo que su abundancia sea menor y su precio se mantenga entre 3,07 y 3,10 pesos.
La inflación, que las autoridades prefieren no recalcar porque parece que se está convirtiendo en un problema de veracidad que está molestando a las bases incluyendo las justicialistas, y a otros; y con un panorama fiscal donde la recaudación nacional crece al veinticinco por ciento en tanto que los gastos van creciendo al cuarenta por ciento (sesenta por ciento por concepto de jubilaciones), el nuevo electo presidente tendrá que hacer malabares de mucho nervio para intentar decir a la gente que la situación es mejorable. El panorama empeora cuando se añade la incidencia de gran corrupción que se ha venido descubriendo en los últimos seis meses al punto de relegar los próximos comicios a un segundo plano.
El escándalo de corrupción que más ha acaparado la atención de la gente, nacional e internacionalmente, es el presunto pago de por lo menos cuatro millones de dólares en sobornos y favores (en espera de beneficios, qué más va a ser) por parte de la compañía de construcción sueca Skanskca; amén de presuntas acusaciones de evasión de pago de impuestos, etc., que parece que la empresa ha comenzado a pagar.
Según la revista The Economist, implicados en el escándalo también parecen estar importantes compañías como Repsol, el Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES), la Transportadora Gas del Norte (TNG) y por lo tanto Techint que la controla, el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS), entre otras, al punto de que el 21 de mayo el Presidente Kirchner dijo, de acuerdo al diario El País de Madrid, que se trataba de “un acto de corrupción entre privados, independientemente de que haya funcionarios involucrados… Tenemos cantidad de éstos… y lo importante es que a uno no le tiemble la mano cuando son responsables”.
Ojala que el sistema judicial argentino, amén del Gobierno en general, se pongan a la altura que la ética y la idoneidad que el pueblo argentino, e Iberoamericano, se merecen. En un mundo cada vez más globalizado, el increíble “nervio” de las telecomunicaciones hace que todos no sintamos un poco culpables de los actos ilícitos donde éstos se produzcan, sobre todo en un país como Argentina donde uno espera que el idóneo desempeño de la responsabilidad pública se imponga.

Publicado por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Jorge V. Ordenes L. www.jvordenes:wordpress.com Académico de número de la Academia Boliviana de la Lengua. Ph.D. en literatura hispánica y Licenciado en economía de la Universidad George Washington, Washington, D.C. Ha recibido certificados de cursos de la American Management Association de EEUU, de la ONU de Nueva York, y de la organización Coverdale de Inglaterra. Habla castellano, francés e inglés. Ha enseñado literatura hispánica en EEUU durante diez años. En 1995 recibió una oferta de profesor de la Universidad Nova, de la Florida, pero desistió para regresar a Bolivia. Aparece en Who is Who in Latin America; y en Directory of Latin Americanists, Biblioteca del Congreso, EEUU Fue comentarista de Latin American Research Review, EEUU. Aparece como docente del International Law Institute, EEUU Fue electo "Jack Wolf Scholar" por la Washington Agriculture and Forestry Education Foundation. Miembro del Instituto Cultural Capilla Alfonsina desde 1978, México. Con fecha 20 de octubre de 1980 recibió una carta de felicitación del doctor Hernán Siles Zuazo por escribir y publicar Sinopsis Boliviana (Washinhton, D.C, 1970-1981). Con fecha 22 de diciembre de 1971 recibió carta de “profundo agradecimiento” del embajador de Chile en EEUU, Orlando Letelier, por la “excelente lectura” pública del poema Las alturas de Macchu Picchu de Pablo Neruda. Trabajó veintisiete años en corrección de pruebas, recursos humanos y relaciones públicas del Fondo Monetario Internacional, en Washington, de donde se jubiló en 1995. Ha ofrecido más de 900 conferencias en torno al trabajo del FMI y sobre literatura y cultura en instituciones gubernamentales y educativas de Europa, EEUU, Canadá e Iberoamérica. Ha disertado en conferencias de literatura y macroeconomía. Continúa siendo entrevistado por periódicos, radio y televisión de varios países incluyendo varias veces por la Radio Caracol de Miami, Florida, en 2007. Viaja a menudo a EEUU por motivos de familia y de trabajo de consultoría actualmente con Internacional Development Corporation de Arlington, Virginia, EEUU. Publica semanalmente la columna “Fulcros” en cinco periódicos bolivianos, eforobolivia.org y otros sitios blog de la internet. Ha enseñado en las facultades de derecho y extensión cultural de la UPSA, Santa Cruz, Bolivia. Fue invitado a ser miembro del Consejo Consultivo de la UTEPSA, 2004, Santa Cruz, donde ejerció de profesor de estilo y corrección de pruebas en 2005. Miembro del Consejo Editorial de la revista Signo, La Paz. Ofreció tres módulos (seis meses) de la historia de la literatura desde las vísperas de Colón%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: