El Ejecutivo rehúsa leer, calcular y”conclavear”

El Ejecutivo rehúsa leer, calcular y “conclavear”
Por Jorge V. Ordenes L.

La razón de que los miembros del Poder Ejecutivo rehúsen leer (no
solo libros); calcular (es decir sumar y restar), y administrar “magnas reuniones” o “conclaves” como la “Asamblea Constituyente”, tiene que ver con enjambres de testarudeces
ideológicas. Como se sabe, rehusar leer es postulado del Canciller que parece imponerse en el Ejecutivo incluyendo en Su Excelencia (que lee discursos mal o no los lee). Lo de sumar y restar mal tiene la incompetencia como progenitora. Y la increíble falta de pies y cabeza en la conducción, y alocada retórica, de la “Asamblea Constituyente” tienen que ver con empezar el “techo“ antes de construir “paredes”, ¡increíble! Y ahora se está pagando el precio con remiendos de improvisación y tiempo.

En cuanto a rehusar leer sus propias actas de declaraciones oficiales, y pasar por alto lo dicho por la prensa diaria de los últimos dos años, o quizá apartarla con premeditación a fin de confeccionar alevosía tras ventajas registrables en la historia de estas cuestiones, baste mencionar dos cosas: una, las declaraciones de un alto funcionario del grupo que gobierna que al inicio de “sesiones” de la “Asamblea Constituyente” dijo enfáticamente, y en la forma más perogrullesca, que ningún poder del Estado, ¡ni siquiera el Poder Legislativo! estaba por encima del poder “que el pueblo confería” a la “Asamblea Constituyente”.
Pero ahora los sabios de la tal “Asamblea” se han dado cuenta de que no solamente necesitan tiempo y reuniones de grupo (como si eso no se hubiera sabido con antelación al inicio de la “Asamblea”), sino que también dizque se necesita designar, en la forma más solapada y maniobrera, nada menos que al Vicepresidente de la República como conductor de las deliberaciones y por lo tanto de las maquinaciones ideológicas de un instrumento que por necesidad de construir algún tipo de “pared” para sostener un supuesto “techo” procede a “organizar” a codazos un “Consejo Político Suprapartidario” (¡!) coadyuvado por un tal “Comité de Diálogo y Consenso” de anterior data, etc. El punto es que de acuerdo a ley, y por lo manifestado por su compañero, el Vicepresidente no tiene pito que tocar en asuntos directrices de la “Asamblea Constituyente”.

A propósito de “suprapartidario” habría que recordar al Vicepresidente de la República y a sus colaboradores que lo de “supra” en castellano significa “por encima de” los partidos políticos, lo que en el caso de la “Asamblea Constituyente” no puede ser porque la referida Asamblea por naturaleza no puede estar constituida por otros entes que no sean políticos partidarios ¿Acaso estas no son muestras de insulto a la inteligencia del boliviano no político y menos seguidor de causas desorbitadas? Está bien ser gregario pero no como unidad de rebaño de causas incompetentes, impertinentes, engañosas, contumaces y por lo tanto ideológicamente idiotas.

No saber sumar y restar a tiempo lo que se necesita para financiar el Bonosol de ahora y de 2008 perjudica a los bolivianos económica y políticamente, y el que no se dé cuenta de esto es un recluso en la penitenciaría de la ignorancia por no decir la infamia. Incluso docenas de bolivianos que en este momento dicen que apoyan al grupo de gobierno, porque son inocente y frustradamente crédulos, se verán perjudicados. Todo este enjambre de incompetencia también perjudica la salud de viejos y jóvenes en general que entre otras cosas no reciben más que palabrerío en cuanto a un menos chabacano plan estatal de cuidado de la salud que el que se tiene ahora, y que incluso mucha gente ni eso chabacano tiene.

Declarar irreversible el mandato tozudo de coartar las asignaciones derivadas del Impuesto Directo a los Hidrocarburos a departamentos y municipalidades es un atentado contra el poco desarrollo planificado de esas regiones y municipios que necesitan mucho más de lo que tienen. ¿Acaso el Poder Ejecutivo no puede recurrir al Banco Central (BC) para pedir prestado cien millones de dólares? Nunca en la historia del país el BC ha tenido más reservas ¡al punto de que no sabe qué hacer con ellas! Por favor, la intención de todo esto por parte del Ejecutivo es, a todas luces, sentar autoridad acaso desesperadamente ideológica entre gente que yo creo que mientras menos sepa del Gobierno y sus andanzas, mejor. Dejar trabajar sin sobresaltos financieros es políticamente acertado. Ignorarlo es sospechoso, peor aún en momentos de tensiones regionales profundas y problemáticas para el Ejecutivo.

Ya he dicho antes en esta columna. La Asamblea Constituyente nunca tuvo la posibilidad de llegar a un consenso entre bolivianos porque las diferencias étnico-culturales continúan profundas y sin líderes de planteo y menos de solución, que son los que debieron haber poblado esa Asamblea. Recién ahora, tarde, se está intentando hacer ”paredes” antes de hacer “techos” de consenso. Pero ya el desprestigio y la porfía ideológica han dado por tierra con el “conclaveo” del Poder Ejecutivo. http://www.eforbolivia.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: