Evo, apártese de Hugo

Evo, apártese de Hugo
Por Jorge V. Ordenes L.
Evo, aléjese de Hugo Chávez porque lo está llevando por caminos equivocados que solo interesan a él. Usted no necesita de nadie para ser pertinente al planteo y solución de los problemas del conjunto boliviano. Todavía está a tiempo. Las diferencias entre la circunstancia suya y la del venezolano son abismáticamente distintas. Y el que tiene que darse cuenta de eso es usted porque es usted el que marcha al compás del venezolano y no al revés. Lo vuelos con cargamento misterioso llegan de Venezuela. Usted no manda allá nada misterioso ni mucho menos porque usted sigue la tradición “neoliberal” de recibir todo lo que ingrese de fuera de las fronteras.
En Venezuela nadie habla de autonomías regionales ni de producción de coca, ni cuestiona el castellano como idioma nacional, usted sí; nadie cuestiona el que Caracas sea la capital del país; usted y su gente han cuestionado el pedido de Sucre y, peor, lo han manejado mal y usted y su Ejecutivo lo saben. Hugo Chávez tampoco enfrenta la responsabilidad ante la historia de haber presidido el fracaso descalabrado de una “Asamblea Constituyente” víctima del formulismo intransigente de “refundar Bolivia”, cuando todos sabemos que Bolivia ha sido fundada en 1825, y de lo que ahora se trata es de hacer cumplir todas las leyes a todos los bolivianos de todas las etnias y culturas, autonomistas y no autonomistas.
El llanero venezolano Hugo Chávez como lo fue el llanero de formación José Antonio Páez que fue feroz y murió en Nueva York, contabiliza más de un millón de dólares de ingreso por minuto por concepto de exportaciones de hidrocarburos a EEUU, y el horizonte del precio del barril de crudo no está lejos de alcanzar los cien dólares. Usted, Su Excelencia, no cotiza eso ni mucho menos, ni nunca lo cotizará. Incluso usted tiene problemas con lo “nacionalizado” que no se organiza ni se organizará, y usted es posible que lo sepa.
Venezuela tiene más de veinte millones de habitantes con un ingreso per cápita anual (IPCA) de 4.810 dólares, y ¿sabe usted una cosa? La mayoría del pueblo venezolano está percatado y el mundo también de que en función al ingreso de ese millón de dólares por minuto el IPCA del país caribeño debería ser el más alto de América Latina, de lejos, y no lo es. El conjunto boliviano que usted preside tiene más de nueve millones de habitantes y un IPCA de 1.010 dólares sin mucha esperanza de que mejore porque usted entre otras cosas quita recursos del bolsillo derecho de la economía nacional para meterlos en el izquierdo, como con esto del lío del IDH, cuando todos sabemos que de lo que se trata en un país dotado de recursos naturales pero no de otros como el nuestro, lo primero que tiene que hacerse es fomentar inversiones privadas como las que financian la mina San Cristóbal que usted evade mencionar porque la Mina y sus bemoles escapan del esquema socialista que rige las acciones de usted, por lo menos hasta la fecha.
El Presidente Chávez tiene a EEUU como némesis, usted no, ni necesita tenerlo, al contrario, usted envía delegación tras delegación para que le sigan comprando unas cuantas cosas que para EEUU no son nada, pero para El Alto y otros girones de Bolivia son mucho. Incluso usted tiene altos funcionarios de la empresa estatal buscando inversionistas en EEUU. Cuidado que Chávez se enoje por eso y entre otras cosas deje de repartir dólares a la manera pordiosera con usted, Presidente ¡de mensajero! Increíble.
Él habla de importaciones de armas a granel, y copia del “Che” Guevara eso de vietnamizar Suramérica y concretamente a Bolivia. Usted no habla así porque odia menos y tiene capacidad de reflexión. Los bolivianos tenemos capacidad de reflexión. Lea usted la Biografía del Caribe del colombiano Germán Arciniegas, un libro estimulante que entre otras cosas dice en el Prefacio (al que se llega sin leer mucho) que en las regiones del Caribe “no hubo peón ni caballero, paje ni rey, poeta ni fraile, que no tuvieran algo de aventureros”.
Y su admirado Hugo Chávez es un aventurero y se enorgullece de serlo. Es tan aventurero que el lunes 15 de octubre en un discurso kilométrico transmitido en vía directa por televisión Venezolana (que afianza su adquirida fama de predicador protestante a la manera estadounidense), dijo refiriéndose a un ex presidente de Bolivia que unos días antes había estado en Caracas con visado diplomático que seguramente Usted le concedió, que dizque no lo nombraba ante las cámaras de televisión porque “el águila no caza moscas” olvidando que las moscas ahuyentan elefantes, y que el cóndor boliviano se agarra con el águila si éste se descuida o comete el error de meterse en los Andes y los llanos meridionales que tanto simpatizaron con la mesnada (tropa)sobre todo venezolana-colombiana-irlandesa de Simón Bolívar, de Antonio José de Sucre, ente otros que vinieron a hacer Bolivia y no a deshacerla. Sur América debe mucho a los hijos de la que debió ser la Gran Colombia del siglo XIX, pero todo cambia, no es cierto. http://www.eforobolivia.org

Publicado por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Jorge V. Ordenes L. www.jvordenes:wordpress.com Académico de número de la Academia Boliviana de la Lengua. Ph.D. en literatura hispánica y Licenciado en economía de la Universidad George Washington, Washington, D.C. Ha recibido certificados de cursos de la American Management Association de EEUU, de la ONU de Nueva York, y de la organización Coverdale de Inglaterra. Habla castellano, francés e inglés. Ha enseñado literatura hispánica en EEUU durante diez años. En 1995 recibió una oferta de profesor de la Universidad Nova, de la Florida, pero desistió para regresar a Bolivia. Aparece en Who is Who in Latin America; y en Directory of Latin Americanists, Biblioteca del Congreso, EEUU Fue comentarista de Latin American Research Review, EEUU. Aparece como docente del International Law Institute, EEUU Fue electo "Jack Wolf Scholar" por la Washington Agriculture and Forestry Education Foundation. Miembro del Instituto Cultural Capilla Alfonsina desde 1978, México. Con fecha 20 de octubre de 1980 recibió una carta de felicitación del doctor Hernán Siles Zuazo por escribir y publicar Sinopsis Boliviana (Washinhton, D.C, 1970-1981). Con fecha 22 de diciembre de 1971 recibió carta de “profundo agradecimiento” del embajador de Chile en EEUU, Orlando Letelier, por la “excelente lectura” pública del poema Las alturas de Macchu Picchu de Pablo Neruda. Trabajó veintisiete años en corrección de pruebas, recursos humanos y relaciones públicas del Fondo Monetario Internacional, en Washington, de donde se jubiló en 1995. Ha ofrecido más de 900 conferencias en torno al trabajo del FMI y sobre literatura y cultura en instituciones gubernamentales y educativas de Europa, EEUU, Canadá e Iberoamérica. Ha disertado en conferencias de literatura y macroeconomía. Continúa siendo entrevistado por periódicos, radio y televisión de varios países incluyendo varias veces por la Radio Caracol de Miami, Florida, en 2007. Viaja a menudo a EEUU por motivos de familia y de trabajo de consultoría actualmente con Internacional Development Corporation de Arlington, Virginia, EEUU. Publica semanalmente la columna “Fulcros” en cinco periódicos bolivianos, eforobolivia.org y otros sitios blog de la internet. Ha enseñado en las facultades de derecho y extensión cultural de la UPSA, Santa Cruz, Bolivia. Fue invitado a ser miembro del Consejo Consultivo de la UTEPSA, 2004, Santa Cruz, donde ejerció de profesor de estilo y corrección de pruebas en 2005. Miembro del Consejo Editorial de la revista Signo, La Paz. Ofreció tres módulos (seis meses) de la historia de la literatura desde las vísperas de Colón%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: