Otro proyecto de Constitución

Otro anteproyecto de Constitución

Por Jorge V. Ordenes L.

La Comisión Técnico-jurídica de la agrupación que gobierna presentó un anteproyecto más de la supuesta nueva Constitución sobre la que tanto se ha venido especulando por la internet y otros medios. Ésta vale la pena comentar porque se anuncia que “ha sido elaborada las últimas semanas en base a la lectura de la realidad y a fin de contribuir al proceso de cambio que esperan los bolivianos”. Pero no se especifica claramente qué lectura de realidad se ha hecho ni qué cambio es el que esperan cuales bolivianos. Luego se especifican “ejes temáticos” que también vale la pena traer a cuento por lo encontrados con el sentido común de todo boliviano pensante que yo creo que es mayoría en este momento fuera y dentro de Bolivia.

Una lectura idónea, gallarda y serena de “la realidad nacional”, o de las realidades nacionales y/o regionales mejor dicho, dará como resultado un dechado de conflictos, desacuerdos y sorpresas de todo tipo y laya que no vale la pena ensayar a que se preste a ninguna “lectura nacional” que permita simbiosis alguna ni menos un resumen socio-político y económico que sirva para escribir un solo párrafo de ninguna Constitución. Esto por un lado. Por otro, será muy difícil en este momento contribuir a ningún “proceso de cambio” constitucional que abarque a toda la población boliviana, o por lo menos a su mayoría, porque ésta de un tiempo a esta parte está más que dividida política, económica, social y emocionalmente. O sea que si no se la puede “leer” menos se puede bosquejar un “proceso de cambio que esperan los bolivianos”.

Ahora, plantear qué proceso de cambio esperan cuales bolivianos sería menos vago porque si se trata de la mayoría de los habitantes de la Media Luna, más muchos de Cochabamba, Chuquisaca, La Paz, Oruro y Potosí, se llegaría a una mayoría nacional incuestionable que busca la autonomía financiera, educativa, de cuidado de la salud y del orden público prescritas jurídicamente de una vez por todas.

Esto, señores redactores de Constituciones, reclama una “lectura” cabal de esa realidad de autonomía constitucional que piden casi todas las regiones de Bolivia, y que todos sabemos está sacando chispas a los que pretendan excluirla de un borrador de Constitución. Los referidos bolivianos que esperan autonomía, que insisto son mayoría, estoy seguro que ven con desconfianza y hasta frustración lo que pretende incluirse en el aludido anteproyecto de Constitución. Por otro lado, con sólo mencionar el pedido regional de dos terceras partes de territorio boliviano, de traslado de la capital del país a Sucre, se provoca urticaria intelectual a los aludidos redactores de Constituciones.

Ahora los “ejes temáticos”, que por eso de querer complicar las cosas no se los llama simplemente ¡temas! Pero bueno, uno de los mentados “ejes” dice que es “la extrema exclusión que existe en el país con decenas de miles de ciudadanos que no han accedido a sus derechos constitucionales.” Pero el que no hayan “accedido a sus derechos constitucionales” no quiso ni quiere decir que esos derechos no estén garantizados por la Constitución vigente (por favor léasela) y por las leyes también vigentes como la ley laboral, entre otras. Otra cosa es que las ONGs como pretendidas academias de todo saber no hayan enfatizado la enseñanza del respeto y la aplicación de las leyes vigentes y su rutinaria actualización. Por supuesto que esas decenas de miles que no han accedido a sus derechos constitucionales deben acceder a ellos a la brevedad posible y a eso debería abocarse el Ejecutivo en ejercicio, y no a pretender que una cosa de código legal vigente tan obvia sea motivo de redacción de ninguna Constitución, ni menos pretender que la mayoría de los bolivianos nos traguemos semejante píldora de estupidez.

Otro “eje temático” es “la visualización de la democracia directa para que sea ejercida por los ciudadanos a fin de romper el divorcio existente entre los Poderes y el pueblo.” La democracia que tenemos, directa como la línea recta, ha sido la que ha puesto a su Excelencia en la Presidencia, y la mayoría de los bolivianos estoy seguro que en este momento no quiere alterarla. Otra vez, aquí se trata de la Ley Electoral y no de la Constitución que mientras más se habla de ella más queremos muchos bolivianos que se respete la actual hasta otra oportunidad en que no se emplee lenguaje tan baladí y confuso para hacer una Constitución del corte cubano que no convencerá a nadie ni menos a los llamados “movimientos sociales” que con el tiempo se darán cuanta del uso que se está haciendo de ellos para acaparar poder nada menos que ¿constitucionalmente?

Señores, antes de escribir Constituciones urge negociar satisfactoriamente la autonomía, el asunto serio de la capital, la descentralización y otras cosas. Cuando nos pongamos de acuerdo será más fácil escribir un borrador de Constitución que posiblemente aceptemos todos. Lo demás es disfrazar la realidad con propósitos socialistoides dizque a la siglo XXI.
http://www.eforobolivia.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: