¿No entiendes?

¿No entiende?
Por Jorge V. Ordenes L.
Su Excelencia dice que ”no entiende” la reacción de más de media Bolivia ante el empellón de hacer “aprobar una Constitución” en la Glorieta de Sucre en la forma más ilegal, irresponsable y violenta ante la oposición más categórica del pueblo de Sucre y de la mayor parte del país. Quizá tampoco “entienda” por qué la oposición a la reducción del IDH sea tan categórica en la Media Luna. Acaso tampoco “entienda” por qué hay una Corte Nacional Electoral, una Constitución todavía vigente, un Congreso Nacional y un país que espera que se lo gobierne. En concreto “no entiende” porque no quiere “entender”, y nadie le explica que hay leyes que acatar y desde luego otras que elaborar en consenso nacional, lo que Su Excelencia y sobre todo sus colaboradores encuentran difícil de “entender”. A esta altura de las cosas el horizonte de asuntos que Su Excelencia “no entiende” o que sus colaboradores inmediatos no quieren que el señor Presidente entienda se multiplica y profundiza en tanto que a los muertos de Sucre y otros, especialmente los que por desgracia se pueden vaticinar, no los revivirá nadie. Por otro lado eso de “no entender” de Su Excelencia, acaso sea un momento halagüeño de su mandato.
Admitir “no entender” en este caso quizá represente un alto en el camino cada vez más solitario de Su Excelencia y sus colaboradores. Y un alto en el camino de este Poder Ejecutivo puede que signifique una especie de esperanza de que sobre todo el Presidente se dé cuenta de, o “entienda”, que Bolivia no sólo es la pobreza, desamparo y ansiedad de la mayoría de la gente del Occidente del país sino que también es la convicción de muchos de nosotros de que esa pobreza y desamparo tienen que ser erradicados de todos los rincones y comarcas el país a partir de ahora y en forma masivamente legal. Pero tienen que ser erradicados como resultado del consenso de todos los bolivianos dentro de un marco de comportamiento sereno y no fuera de él como ha ocurrido en Sucre y en La Paz donde se ha visto que un senador opositor ha tenido que ¡disfrazarse! para poder ingresar al Senado de la República. Tal vez Su Excelencia esté comenzando a “entender” que tener oposición política es una gran cosa y hasta un privilegio porque en ella se tiene compañía si las cosas van mal. Se trata de los contrapesos que ofrece una democracia bien conducida. Avasallarla es ilegal además de inconducente porque es dispararse en el pie.
Ahora, “no entender” que la mayoría del pueblo de Bolivia rechaza una Constitución comunista es tozudez que, de persistir, va a dividir el país. Y usted Su Excelencia ha de ser responsable del costo de tal división por “no entender” a tiempo que la mitad o más del país no acepta su “Constitución” ni mucho menos. Y encima usted debe esperar que esa “Constitución” comunista, dizque “aprobada” en La Glorieta, sea sometida a un referendo nacional lo que no solamente es ilegal de entrada sino que es inocuo porque sencillamente Su Excelencia podría perder. Como que si en este momento se hace un referendo revocatorio de su mandato y el mandato de los prefectos del país usted Presidente perdería, y los prefectos sobre todo de la Media Luna posiblemente ganarían. No creo que se necesite ser genio para “entender”, esto. A nadie conviene que por malos consejos de personas que por lo visto Su excelencia conoce a medias o no conoce, como su ex ministro de Aguas, Bolivia se deshaga en anarquía y violencia que al final Su Excelencia tampoco comprenderá ni podrá controlar. Es obvio que lo están aconsejando mal empezando por el señor Hugo Chávez que dicho sea de paso, por encuestas, parece que perderá “el sí” de querer perpetuarse en el poder de Venezuela.
Señor Presidente y me dirijo a usted y no a su gabinete de inseguros y cuestionados. Postular públicamente como ha hecho usted que el electorado de la Media Luna se opone a la Renta Dignidad es falso y usted lo sabe. A lo que ese electorado se opone es a que esa Renta se financie con recursos del IDH que corresponden a la Prefecturas y a otras entidades que políticamente están en desacuerdo con Usted lo que debía ser negociado por iniciativa suya. Al mismo tiempo toca a Su Excelencia admitir que YPFB tardará en generar los recursos para pagar la Renta Dignidad como debería ser. Se trata de generar nuevo ingreso y no repartir el poco que hay. Está bien hacer política de una cosa delicada como el dinero para los ancianos, pero está mal hacerlo sin delicadeza y veracidad tan necesarias en este momento en que usted está perdiendo votos. Otra vez, sus consejeros, por lo presenciado en Sucre, tienen motivaciones que usted parece desconocer. Por lo menos haga el esfuerzo de “entender” eso.
Muchos queremos que Su Excelencia gobierne con éxito. Pero “no entendiendo” a todos los que debe gobernar lo llevará a la ruina a Usted y a los movimientos sociales que tampoco “entienden” lo que está pasando. Y ”no entender” significa mal entender, lo que es nefasto para todos ¿entiende? http://www.eforobolivia.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: