Mundos aparte

Mundos aparte
Por Jorge V. Ordenes L.
Los recientes encuentros de horas televisadas entre representantes del Gobierno y los Prefectos y algunos de sus asesores han ilustrado los distintos mundos en que cada uno de estos grupos se desenvuelve y vive. Se trata de mundos aparte. Pero como nada es perfecto ni esos mundos están perfectamente aparte: ¿Dónde están las mayores y más distantes diferencias?, ¿dónde éstas son menores? y ¿dónde pululan los posibles puntos de convergencia?
De entrada se puede postular que un elemento positivo de todo este despliegue ha sido precisamente el poder concluir que esos mundos son distintos y están aparte, y que desde esa perspectiva se debería comenzar a plantear el intrincado problema de cómo vincular esos mundos de modo que el país sea factible de una vez por todas, lo que a todas luces ha de ser una tarea difícil pero no imposible sobre todo a principios de 2008. Se trata de un notable avance que si se resuelve, Bolivia saldrá adelante como nunca. Si no se resuelve, hay peligro de todo tipo incluyendo el desmembramiento del país con la violencia que tal puede conllevar.
La mayor y más distante diferencia radica en la inexperiencia que ha tenido y desde luego todavía tiene, más que nunca, el Gobierno central en lidiar con un “interior” del país que no acate sin cuestionamientos lo que diga o determine el Gobierno que dicho sea de paso no solamente ha radicado en La Paz, sino que ha pervivido y se ha desempeñado en toda institución que por designio del Gobierno central ha ejercido el poder de éste en cualquier punto de la geografía nacional. O sea que los regionalismos, entre otros, tienen su origen en el manejo monopolista, politizado y a menudo percibido como incompetente del poder central del Gobierno, sus representaciones regionales y el cuestionable accionar de éstas a través de las décadas, más que en cuestiones de raza y cultura a las que se achaca mil culpabilidades injusta y hasta equivocadamente.
Un ejemplo de la influencia y control de autoridad centralista que el Gobierno de Bolivia ha perdido, y que de mil maneras demuestra que no se acostumbra a haber perdido, es la que históricamente ha ejercido sobre prefectos y prefecturas con sus respectivos tinglados de personal, presupuesto, responsabilidades y poder de acción que una y mil veces ha sido utilizado política y económicamente a favor del Gobierno central, lo que ya no va. Al respecto es importante recalcar que desde que los prefectos son electos y las prefecturas ya no están a disposición y mandato del Poder Ejecutivo, las regiones han adquirido el poder y la responsabilidad de cuestionar a éste que es precisamente lo que ha estado pasando desde la elección de prefectos. http://www.eforobolivia.org

Publicado por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Jorge V. Ordenes L. www.jvordenes:wordpress.com Académico de número de la Academia Boliviana de la Lengua. Ph.D. en literatura hispánica y Licenciado en economía de la Universidad George Washington, Washington, D.C. Ha recibido certificados de cursos de la American Management Association de EEUU, de la ONU de Nueva York, y de la organización Coverdale de Inglaterra. Habla castellano, francés e inglés. Ha enseñado literatura hispánica en EEUU durante diez años. En 1995 recibió una oferta de profesor de la Universidad Nova, de la Florida, pero desistió para regresar a Bolivia. Aparece en Who is Who in Latin America; y en Directory of Latin Americanists, Biblioteca del Congreso, EEUU Fue comentarista de Latin American Research Review, EEUU. Aparece como docente del International Law Institute, EEUU Fue electo "Jack Wolf Scholar" por la Washington Agriculture and Forestry Education Foundation. Miembro del Instituto Cultural Capilla Alfonsina desde 1978, México. Con fecha 20 de octubre de 1980 recibió una carta de felicitación del doctor Hernán Siles Zuazo por escribir y publicar Sinopsis Boliviana (Washinhton, D.C, 1970-1981). Con fecha 22 de diciembre de 1971 recibió carta de “profundo agradecimiento” del embajador de Chile en EEUU, Orlando Letelier, por la “excelente lectura” pública del poema Las alturas de Macchu Picchu de Pablo Neruda. Trabajó veintisiete años en corrección de pruebas, recursos humanos y relaciones públicas del Fondo Monetario Internacional, en Washington, de donde se jubiló en 1995. Ha ofrecido más de 900 conferencias en torno al trabajo del FMI y sobre literatura y cultura en instituciones gubernamentales y educativas de Europa, EEUU, Canadá e Iberoamérica. Ha disertado en conferencias de literatura y macroeconomía. Continúa siendo entrevistado por periódicos, radio y televisión de varios países incluyendo varias veces por la Radio Caracol de Miami, Florida, en 2007. Viaja a menudo a EEUU por motivos de familia y de trabajo de consultoría actualmente con Internacional Development Corporation de Arlington, Virginia, EEUU. Publica semanalmente la columna “Fulcros” en cinco periódicos bolivianos, eforobolivia.org y otros sitios blog de la internet. Ha enseñado en las facultades de derecho y extensión cultural de la UPSA, Santa Cruz, Bolivia. Fue invitado a ser miembro del Consejo Consultivo de la UTEPSA, 2004, Santa Cruz, donde ejerció de profesor de estilo y corrección de pruebas en 2005. Miembro del Consejo Editorial de la revista Signo, La Paz. Ofreció tres módulos (seis meses) de la historia de la literatura desde las vísperas de Colón%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: