Pedir flexibilidad donde no hay

Pedir flexibilidad donde no hay
Por Jorge V. Ordenes L.
El Vicepresidente de la República pide flexibilidad a los prefectos de la Media Luna, Chuquisaca y Cochabamba cuando ha sido él, su jefe el Presidente de la República y el resto del Poder Ejecutivo que han socavado e inflexibilizado de entrada y por definición los diálogos en torno al IDH, a la Constitución espuria de diciembre, y a las autonomías departamentales. Digo de entrada porque ellos atropellaron las leyes que reglamentaban la Asamblea Constituyente; ellos han establecido por decreto o sea dictatorialmente que se reduzca el IDH; y ellos quieren implementar “autonomías” superpuestas, yuxtapuestas y entremezcladas que la constitución espuria de Oruro contempla vaga, contradictoria y chabacanamente que, insisto, de entrada fue y continúa siendo ilegal; y no vale un pito para constituir Bolivia ni menos para negociar nada de su contenido.
Digo que han socavado e inflexibilizado los diálogos por definición porque la “democracia” que descarta la opinión de grandes sectores de la población del país no es democracia. Aquí se trata de que este Gobierno gobierne los nueve departamentos más democrática que no democráticamente, y no solamente una porción del país políticamente conveniente. Y debe gobernar competentemente porque hasta ahora lo que ha hecho en dos años es por demás de insípido e inepto por donde se lo mire, incluyendo eso de “pedir flexibilidad” donde no hay ni puede haberla. La flexibilidad tiene que venir de parte del Vicepresidente y su gente. Si él, hablando como si fuera presidente, y los del Ejecutivo han tomado la iniciativa atrabiliaria de atropellarnos, ellos tienen la obligación de desandar lo andado y desatropellarnos a más de la mitad de los bolivianos porque los prefectos no provocaron ni atropellaron a nadie, sino que respondieron a lo andado y atropellado por los susodichos gobernantes. Pero al respecto hay más y más complejo.
Aquí no se trata de “flexibilizar” nada sino de que el Vicepresidente y los suyos acepten la salida inevitable, producto de su propia ceguera y hasta ineptitud, de declarar cuanto antes BORRÓN Y CUENTA NUEVA en lo que toca a la constitución, al IDH y a las autonomías departamentales porque de lo contrario la falta de “diálogo” o sea la pugna continuará en detrimento de todos, y puede llegar a enfrentamientos fratricidas que nadie quiere, por lo menos creo que nadie quiere. De todos modos la constitución espuria nunca regirá el país, ni siquiera tiene posibilidades de regir las regiones andinas porque éstas saben que “bueno es culantro pero no tanto”, y pedirán no solamente cambios de ministros sino de Dios y el diablo porque las obras prometidas no llegan tal como ocurrió durante la época neoliberal. Si degüellan perros también pueden degollar seudosocialismos. Por eso es menos aberrante para Su Excelencia avenirse con las prefecturas de la Media Luna, Chuquisaca y Cochabamba, y así sentar cabeza con el propósito de permanecer en el poder los cinco años en vez de perderla por un plato de lentejas, quinua mejor dicho. Y sentar cabeza en este caso es que Su excelencia ordene desandar lo andado y listo. Pero para llegar a eso y por lo que se ve “San Juan tendrá que bajar el dedo”, y ahí radica la tragedia del momento que, insisto, tiene que ver muy poco con flexibilizar nada.

La Fórmula de Su Excelencia y su grupo de que el fin de socializar Bolivia a lo Cuba de Castro siguiendo los pasos del Hugo Chávez en Venezuela (que tampoco están yendo bien) justifica los medios de imponer una constitución espuria, violar el IDH y socavar las autonomías departamentales, entre otras cosas, no les está saliendo bien ni menos está dando los resultados que ellos siguen buscando porque son objetivos dictatoriales y totalitarios. Con la excusa de refundar Bolivia buscan iniciar a como dé lugar un proceso de venganza dizque por el mal trato de los indígenas. Y es precisamente ese afán político de venganza que les está sirviendo de estela para progresivamente echar Bolivia al campo socialista que mal que les pese a los autoctonistas del momento se trata de una ideología europea tal como también lo fueron los españoles, y tal como es la sangre que de ellos llevamos la inmensa mayoría de los Bolivianos incluyendo todos los miembros del Poder Ejecutivo. No se escapa uno.
Por otro lado también es inflexible y antidemocrático recurrir a cambios cosméticos de ministros, organizar solapadamente policías secretas y procurar coartar la libertad de prensa, cuando lo que hay que hacer es reemplazar los ministros conflictivos que están llevando a Su Excelencia por caminos equivocados. Pedir que los periodistas revelen su fuente de información cuando ésta es fehaciente y certera no solamente refleja carencia de preparación política e histórica, sino que es tratar de manipular resultados de causas equivocadas. Y estas causas equivocadas las provoca el Poder Ejecutivo y su consigna de llegar al populismo socialista, cuando la mayoría de los bolivianos no lo queremos ni en pintura. http://www.eforobolivia.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: