Escuchen y procedan, no hay otra

marzo 12, 2008

Escuchen y procedan, no hay otra
Por Jorge V. Ordenes L.
Algunos de nosotros creemos que Su Excelencia y los miembros pensantes del Poder Ejecutivo, y otros arrimados al Gobierno (o éste arrimado a ellos) deben escuchar las voces de los líderes de agrupaciones sociales que en este momento apoyan más que menos al Gobierno pero que disienten cada vez más de lo que éste decide y hace. Toma cuerpo la convicción de que de seguir así, Bolivia se dirige a días aún más aciagos que pueden causar su fraccionamiento. No debemos permitirlo. Las políticas equivocadas del Poder Ejecutivo se multiplican por culpa de unos cuantos que no creo que incluyan a Su Excelencia, aunque éste prefiere mayormente viajar y/o desplazarse histriónicamente que vigilar su mandato. Sus declaraciones reflejan dispersión e incertidumbre que tarde o temprano socavarán su desempeño aún más.
Ante esta realidad yo creo que urge, señor Presidente, escuchar a los disidentes que, como usted creo que sabe, opinan que urge llegar a soluciones prácticas que transiten por encima de los conflictos y lleguen directamente a ayudar al pueblo, a la gente necesitada del Oriente, Occidente, Norte y Sur del país sin ponderar cuestiones culturales, étnicas, ni de influencia de ninguna clase que no sea la calidad del ciudadano y/o residente extranjero. La empleomanía, el nepotismo, la incompetencia, el negociado, la delincuencia, el discurso vacuo y vago nos ha perjudicado al punto de situarnos donde estamos.
¿Y qué dicen específicamente las referidas voces disidentes? Opinan que en este momento Su Excelencia debe imponerse y comenzar a liderar un golpe de timón de la forma en que Bolivia deviene en prácticamente todos los campos de acción gubernativa nacional. Ya no se debe ni se puede esperar más. Los caprichos de los politicastros encaramados en el poder central tienen que pasar de largo, incluyendo los afanes de izquierdismo que sólo nos están haciendo quedar mal internacionalmente, nos están frustrando y, peor, nos están haciendo perder el tiempo. Se trata de encontrar menos pantano, menos oscuridad e irracionalidad a fin de hallar la salida del brete actual. Los bolivianos estamos hambrientos de políticas serias que reduzcan el pesimismo con la esperanza de llegar a cierto grado de optimismo basado en que el territorio es rico y generoso, y que debemos dejar de dilapidarlo.
Fuera de lo urgente que es volver a convocar la Asamblea Constituyente para hacer una Constitución legal; fuera de desandar lo del IDH; de retractarse del alocado decreto supremo 29460 que prohíbe la exportación de harina, arroz, carnes, maíz, etc., entre otras medidas impopulares, con la cantaleta de que “primero deben comer los bolivianos” como si no hubiese lo suficiente para comer en Bolivia y para exportar sobre todo si se contralase la inflación; fuera de estas cosas y otras, Su Excelencia debe considerar seriamente las ideas que han llegado a su despacho y que tienen que ver con extraernos de la precaria situación actual ¿cómo? Con un plan que (1) ofrezca empleo en gran escala en todo Bolivia sobre todo con la construcción de infraestructura caminera, control de aguas sobre todo en el Oriente hoy anegado a un costo increíble en vidas y hacienda; (2) reestructure de cuajo el Poder Judicial; y (3) reorganice la fiscalización de todo lo que ejecute el Gobierno, la informalidad y la empresa privada.
El plan podrá llamarse algo así como plan de estímulo conciliador (PEC) y buscará plantear para aliviar y luego solucionar, en consenso, los problemas de división por regiones, idioma, cultura y otros malentendidos que en los dos últimos años se han acentuado en Bolivia. También abordará de frente el problema de falta de comunicación precisa y detallada que tanto desencuentro ha generado y continúa generando en torno a la manera de concebir Bolivia y sobre todo en torno a cómo gobernarla. La idea tiene que ver con ofrecer empleo en masa a corto plazo, y esto es posible si usted lo decide. Pero no hay plan posible sin el financiamiento del Banco Mundial, el Banco Interamericano, la CAF y sin el apoyo del voto de EEUU.
Urge dejar de provocar a ese país porque guste o no guste tiene poder de decidir que el plan que menciono sea factible o no. El apoyo de otros países industriales también es importante porque en buena medida es plata de ellos que estamos buscando como crédito multilateral. También es crucial que usted, señor Presidente, ponga sus buenos oficios en forma sostenida, diligente y competente para que las inversiones en nuestra anémica industria del gas se materialicen porque solamente con ese tipo y monto de inversión pública y/o privada (a esta altura de nuestra experiencia las dos deberán ser bienvenidas) y de ingreso proyectado podremos garantiza pago cumplido a los bancos. Nuestra industria minera, agropecuaria y de servicios, en todo el país, también necesita inversión privada y usted debe procurar conseguirla porque seguir acumulado rezago en la inversión múltiple que necesitamos es hasta criminal.
http://www.eforobolivia.org analítica.com


Atrapados por ambiciosos

marzo 10, 2008

Atrapados por ambiciosos
Por Jorge V. Ordenes L.
Los líderes de las agrupaciones de gobierno, sobre todo varios del Poder Ejecutivo, están atrapados entre (1) los grupos internacionales de poder económico con tentáculos políticos que los están financiando, dirigiendo y exigiendo según lo muestra, explica y relata el buen libro El ciudadano X del autor uruguayo-boliviano Emilio Martínez recientemente publicado; (2) la creciente oposición de más de medio país a una espuria Constitución, a las alocadas reducciones del IDH, a las tramoyas ilegales perpetradas por asaltantes a lo que debería ser el santuario de la democracia: el Parlamento de Bolivia, y a las mentiras oficiales en lo que toca al nivel inflacionario que en este momento ha alcanzado el veinticuatro por ciento anual; (3) los “movimientos sociales” que saben que su compromiso y obligación es servir de hueste de asalto y carne de cañón, y que por lo tanto se sienten con derecho a exigir que el Gobierno cumpla lo prometido de vengarlos de los quinientos años, etc.; (4) las exigencias de las republiquetas libertinas del Chapare que en función a los ingresos monetarios por concepto de la comercialización de la coca se hacen mofa cada día de las leyes de lo que debería ser la república de Bolivia; y (5) la creciente disidencia dentro de los grupos de gobierno que por el momento se ha visto avasallada por los jefes de los sicarios que entre otras bravuconadas abusaron de la integridad física de representantes electos democráticamente cuando la democracia en Bolivia todavía existía.
La pregunta es ¿cómo un grupo que se autocalifica de capaz, como el actual Poder Ejecutivo, se puede dejar atrapar así cuando con sólo leer atentamente unos cuanto libros de historia, sobre todo historia de Atenas y Esparta, Bizancio, y más recientemente la historia de Alemania, la Unión Soviética y Cuba, se hubiera evitado semejante corralito? ¿Acaso no es teoría política elemental válida eso de que si prometes a colectividades pobres y numerosas, lo que sabes de antemano que no puedes cumplir, te saldrá el tiro por la culata?
Para empezar, sabemos que desde hace años el multimillonario estadounidense Soros, accionista fuerte de la mina San Cristóbal de Potosí y contribuyente a la elección de Su Excelencia, ha intentado, hasta ahora sin éxito, hacer legalizar el consumo de cocaína, heroína y otras drogas en EEUU; y ahora, según El Ciudadano X , busca controlar aún más al Gobierno de Bolivia no solamente para desarrollar y dominar la explotación de uranio y otros metales, sino monopolizar seguramente la producción de la hoja de coca del Chapare cuya comercialización sobre todo para la producción de cocaína, incluso antes de la remota pero no imposible legalización del consumo de droga en EEUU, ¡continúa lucrativa!
Aquí el respeto a la soberanía de Bolivia, a su pobre democracia, a su dignidad son cuestiones secundarias para los obedientes de una política que usa la ignorancia y pobreza de la mitad de la población para lograr sus objetivos dizque populistas, cuando en realidad se trata del más derechista ¡capitalismo! El punto es que cuando llegue la sangre al río, este Ejecutivo, o lo que quede de él, ha de encontrar muy difícil esquivar las exigencias de estos cuestionables intereses internacionales que sin duda demandarán cumplimiento de lo pactado lo que será un motivo de discordia y de ímpetu carambola que nos afectará negativamente a todos los bolivianos en nombre de una definición de democracia que no aguanta el más mínimo escrutinio de legalidad.
Los departamentos de Chuquisaca, Beni, Cochabamba, Santa Cruz, Tarija y pronto La Paz someterán a referendo sus respectivas autonomías sin la aprobación del Congreso porque éste ha sido violado por los originarios del Poder Ejecutivo como también fue violada la Asamblea Constituyente al decir que el papeleo de Oruro constituía una legalidad… hecha a gusto del Poder Ejecutivo y de sus directores internacionales, claro.
Ahora, es importante que Su Excelencia y los líderes políticos del MAS, que no están entre los recalcitrantes del Poder Ejecutivo, se avengan a la idea de reescribir, sí, escribir de nuevo, partes significantes de la constitución de Oruro, y de desandar lo andado en varias otras cosas, de modo que la pugna entre bolivianos encuentre conductos de alivio y quizá solución. Insisto, urge que los recalcitrantes del Poder Ejecutivo se den cuenta de que los llamados “movimientos sociales” no cederán en sus demandas de venganza de los “quinientos años”… y otros incisos que entre irracionalidades, y bajo el miope liderazgo de esos recalcitrantes, buscan adueñarse de propiedad y hacienda legal e idóneamente adquiridas, lo que es inadmisible para la mayoría de la población que en su momento ha de ganar la contienda sobre todo porque hay gente en el mismo Ejecutivo, incluyendo Su Excelencia, creo yo, que no está de acuerdo con seguir dejándose acorralar para después perderlo todo por culpa de unos cuantos ambiciosos descarriados! http://www.eforobolivia.org http://www.analitica.com


La peor oposición

marzo 1, 2008

La peor oposición
Por Jorge V. Ordenes L.
Señores del Poder Ejecutivo, la hueste del Movimiento al Socialismo (MAS) que dizque los apoya “sólidamente” da señales de que se está resquebrajando y de esto ustedes no quieren darse cuenta públicamente lo que no deja de ser intrigante. Está claro que Su Excelencia ha sido y continúa siendo mal aconsejado. Los malos consejeros quieren imponer la constitución de Oruro a como dé lugar, quieren impedir los referendos autonómicos y quieren revocar mandatos. Pero como nada es perfectamente imperfecto, hay voces del MAS que quieren cambios.

Éste resquebrajamiento está significando desacuerdos y hasta desavenencias crecientes dentro del complejo MAS que ustedes no están pudiendo controlar; menos van a poder retener la autoridad que necesitan para seguir gobernando y desde luego seguir negociando, hablando optimistamente, con representantes de la Media Luna, Cochabamba, Chuquisaca, y pronto La Paz sobre todo la urbana. Ya lo ha dicho hace unos días el prefecto: La Paz tiene los mejores juristas del país ante los cuales ustedes, con todo lo ejecutivos que se creen, no tendrán la menor esperanza de salir victoriosos civilizadamente.

Favorecer un referendo revocatorio de la autoridad de los prefectos de la Media Luna es pueril porque los sufragantes de esos departamentos apoyan el ejercicio y desempeño de sus respectivos prefectos. En cambio más de la mitad de la población de Bolivia está cuestionando el trabajo del Poder Ejecutivo y concretamente el de su jefe. La verdad es que mientras más tiempo transcurra, más probabilidad hay de que la mayoría de los bolivianos, incluyendo los “movimientos sociales” disidentes, voten en contra del ejercicio presidencial de Su Excelencia. Cuidado con el referendo revocatorio que en este momento, y para el Poder Ejecutivo, es como escupir al cielo.

Fuera de la oposición de la Media Luna, más Cochabamba y Chuquisaca, ustedes van teniendo oposición de segmentos del MAS que va de la edificante a la desordenada, callejera y anárquica, o sea que están frente a la peor creciente oposición que un gobierno puede tener, insisto, la de varios líderes de sus propios “movimientos sociales”. Recurrir a la violencia de la Plaza Murillo y/o a la “justicia comunitaria” a lo Epizana significará la violencia generalizada y, peor, será una pérdida de tiempo, décadas en este caso. Hablar de victoriosos después de una cosa así es demente.

A qué me refiero con eso de oposición edificante dentro del MAS. Me refiero a que hay líderes de esta agrupación que se van dando cuenta cada vez más de que el desacuerdo dentro de los grupos de gobierno es creciente y desordenada, y que se está tornando urgente convocar a las huestes para explicar la necesidad de alterar curso de gobierno en varios frentes a fin de buscar un entendimiento con todos los bolivianos, de todas las regiones; sobre todo en torno al texto de la constitución de Oruro. El problema es de comunicación con su propia hueste que es intransigente, tozuda y agresiva como lo acabamos de ver en el Parlamento de una manera ilegal. Incluso hay miedo de que esa hueste los tilden de traidores, lo que no deja de ser una posibilidad que urge reflexión.

Los líderes de esta oposición edificante saben que la tal constitución de Oruro contiene importante redacción del castellano que bien puede ser utilizada por la derecha o la izquierda para fines propios. Han visto que la redacción tiene que ser amplia pero no ambigua. Se van dando cuenta de que una nueva redacción habrá de afirmar una y otra vez el respeto y trato inequívocamente igualitario que los bolivianos aymaras, quechuas y otros se merecen después de “quinientos años” de indignidades; y también habrá de recalcar la necesidad de vigilar que esto se cumpla ahora y siempre. Para eso van viendo el mérito de reorganizar el Poder Judicial, etc.

O sea que estos líderes prometedores se van percatando de la importancia de evitar, en base al razonamiento, la proliferación de la oposición desinformada dentro de las agrupaciones que por el momento apoyan al Gobierno. Desde luego se dan cuenta de la urgencia de persuadir a Su Excelencia de avenirse con la realidad de que la confrontación intestina de huestes del Gobierno, y de éstas con otros bolivianos, al final debilitará la causa indígena al punto de justificar más bien que socavar las corrientes anti indigenistas que según ellos todavía existen.

Querer satisfacer exigencias alocadas de proponer negociar con una autoridad superior al embajador de EEUU es una tontería más de la cancillería de este Ejecutivo. El que proponga que EEUU no es importante en la búsqueda y encuentro de prácticamente todo lo que necesita Bolivia es un equivocado. Bolivia está en la zona del dólar estadounidense y, por favor, EEUU no está en la zona de la moneda boliviana porque ésta no tiene demanda internacional de ninguna clase. Esto porque Bolivia sigue siendo un proyecto de país donde la peor oposición política, por ejemplo, surge de estratos inesperados pero latentes. http://www.eforobolivia.org