Todavía hay tiempo

Todavía hay tiempo
Por Jorge V. Ordenes L.
Señores y señoras del Poder Ejecutivo, todavía hay tiempo para rescatar la presidencia de S.E. que algunos de nosotros creemos que debe cumplir los cinco años para así, entre otras cosas, vacunar de una vez por todas lo que quede de tendencias populistas irresponsables. Se trata de un rescate de la presidencia y no así de los ilustres del gabinete que de ninguna manera fueron electos y pueden ser reemplazados.

Entre otras cosas irrisorias de algunos de éstos está eso de continuar denigrando y amenazando al CONALDE y a otros por no acatar el utópico “referendo revocatorio” en un momento en que sólo la adultez, la cordura e inteligencia salvarán a los del Ejecutivo del cada vez más esquelético respeto que se les tiene. De lo contrario existe el creciente peligro de desmembramiento, estrepitoso y ridículo, del poder por más ejecutivo que se crea.

Sopesen, no tienen el poder nacional que creen tener, pese a la ayuda cubano-venezolana. Esa cabeza en la arena no les ayuda. Lo que tienen que hacer es muy sencillo: decir la verdad. Y decirla a los movimientos sociales que ustedes consideran que todavía los respaldan, que cada vez son menos. En el proceso todos los bolivianos se enterarán de que sus gobernantes empezaron a sentar cabeza. Algo que todos merecemos… y ustedes necesitan.

Faltar a la verdad y peor, pretender conocer la ciencia económica, por ejemplo, como hizo el domingo 22 de junio el Vicepresidente de la república nada menos que por televisión nos hace quedar en ridículo ante el extranjero y desde luego ante la historia. Nos hizo un desfavor. ¿Por qué? porque entre otras cosas increíbles contradijo nada menos que a su S.E. (me gusta creer que todavía éste es su jefe) al decir que en la Bolivia actual la empresa privada estaba bienvenida, cuando S.E. en la reciente reunión cumbre de Lima afirmó que “si queremos acabar con la pobreza, eso sólo se hace terminando con el sistema capitalista”. Si me hubiesen contado, lo del Vicepresidente, no lo hubiera creído sobre todo viniendo del “lector de libros” al que por desgracia me tocó ¡ver y escuchar! Estas afirmaciones contradictorias ¿serán una indicación de que donde manda marinero no manda capitán? ¿O que la mano derecha no sabe lo que hace la izquierda? ¡O ambos!

Cuando el Vicepresidente define el producto interno bruto como “todo lo que produce la economía” ¿no demuestra acaso haber esquivado el curso de economía del primer año universitario? Si yo hubiese sido uno de los “moderadores” de TV hubiera preguntado donde situaba el Vicepresidente en su definición factores como la inversión pública, la inversión privada nacional y extranjera, las exportaciones e importaciones, la informalidad y las remesas del exterior. Lo gallardo hubiera sido poner a economistas imparciales como interrogadores. Claro, una cosa así es ajena al rancio libreto de las ONG que siguen orientando a los gobernantes para hacerlos meter la pata. ¡Increíble! Por eso y otras cosas, si no dan un drástico golpe de timón a las políticas equivocadas que han adoptado hasta ahora, les aseguro que les costará.

Nunca ayudará hablar de ilegalidades de los triunfos contundentes de la autonomía realizados recientemente en cuatro departamentos claves cuando más ilegal aún han sido las tramoyas de ustedes en pos de socavar esos referendos. Pronto vendrán la elección de Prefecto de Chuquisaca; y los referendos de autonomía de Cochabamba, Potosí y La Paz si ustedes la dejan actuar, sobre todo la ciudad. Es muy probable que los pueblos aimaras del departamento de La Paz y Oruro también quieran autonomía y ustedes no tienen ni tendrán el ñeque político para frenarlos.

A los líderes de movimientos sociales que todavía dizque los respaldan habría que preguntar si tienen la menor esperanza de que la “constitución” espuria de Oruro se convierta por arte de magia en la carta magna de todo nosotros porque, en caso de que alguno de ustedes dude, también somos bolivianos y mucho más originarios de lo que ustedes han calculado porque la bolivianidad no es cuestión de decretos de ninguna clase ni menos de conceptos mal habidos con este del Revocatorio, sino de acatamiento de una Constitución Política del Estado que todos aceptemos y no solamente ustedes. La tarea, señores, debería ser que todos la aprobemos y, desde luego, y sobre todas las cosa, ¡la acatemos! Ustedes también. Para eso urge empezar de nuevo y seriamente.

A esto deberían dirigir la energía que les queda y decir a sus seguidores que no quieren dividir el país; que hay que modificar lo de Oruro porque las altas votaciones a favor de la autonomía departamental, que en última instancia han sido votaciones en contra de las políticas del Gobierno, claman por acuerdos nacionales que modifiquen los desaciertos de ustedes para que de una vez comencemos a erradicar la pobreza de todo el país gestando productividad y no repartiendo la poca que hay. Lo demás en menos intrincado. Errar es humano y corregir es de valientes. Todavía se puede.

3 Responses to Todavía hay tiempo

  1. Johne217 dice:

    Great article post.Really thank you! Fantastic. aekkdddfegcb

    Me gusta

  2. Johnb761 dice:

    Someone necessarily help to make seriously articles I’d state. This is the very first time I frequented your website page and up to now? I surprised with the research you made to create this particular publish extraordinary. Fantastic process! adfdcageedkf

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: