El triunfo de Obama

El triunfo de Obama
Por Jorge V. Ordenes L.
El triunfo del senador de Illinois y ahora presidente electo de EEUU, Barak Obama, es notable por varias razones. La primera es que no solamente ha sido elegido en EEUU por una abrumadora mayoría, sino que es preferido por mucha gente del mundo entero que todavía cree que EEUU puede rescatar los valores democráticos y morales (Obama es el primer presidente mulato) que tanto se erosionaron durante la presidencia republicana de ocho años de George W. Bush, derechista duro que favoreció a los millonarios de EEUU y del mundo hasta el punto de haber llevado la política de disminución del pago de impuestos de éstos, y de desmantelamiento de leyes, al desatino de sentirse por encima de la ley sobre todo con el detenimiento y tortura de gente en Irak, Guantánamo y otros lugares, fuera de presuntamente espiar actividades e interceptar llamadas telefónicas de ciudadanos de EEUU dentro del país. También por haber sido indiferente a la crisis financiera que se gestaba luego de haber favorecido a la industria del petróleo, entre otras que abastecieron y continúan abasteciendo las necesidades de las guerras de Irak y Afganistán. Está claro que el mundo entero condenó estos abusos y otros sin precedentes en la historia del país y ahora, el pueblo de EEUU, que hace cuatro años votó por un segundo mandato de G.W. Bush, en un giro sin precedentes votó a favor del cambio que propuso consistentemente el presidente electo.

La elección de Obama es también notable porque se relaciona con el actual Gobierno de Bolivia. Y es que comprueba el desatino de éste de haber expulsado al embajador de un país-orbe como EEUU cuya elección presidencial de hace unos días tiene repercusiones en todo el planeta ¿por qué? porque el país del norte es poderoso en muchos sentidos y esto es creído por la mayoría de la gente del mundo. China, por ejemplo, y para mencionar un país importante y grande, como resultado de la reciente crisis económica mundial y viendo que exporta mayormente a EEUU, se ha mostrado dispuesta a colaborar con dinero para aliviar la crisis.

El Poder Ejecutivo (PE) de Bolivia elucubra razones políticas entre la gente que más necesita empleo, educación y sanidad, como son los “movimientos sociales”. Pero para comenzar, más le valdría repensar eso de seguir al presidente Hugo Chávez de Venezuela que hasta hace poco sostuvo que EEUU, no solamente la administración republicana de George W. Bush, era “el monstruo”, “el imperio del mal”, etc., sin decir nunca nada de que ese “imperio” compra el petróleo que tanto sirve a Chávez para comprar armamento caro, pero no para paliar las escaseces que sufre en estos momentos el pueblo venezolano. Ahora que Obama ha sido electo, el Presidente de Venezuela le sonríe como queriendo congraciarse. Rara metamorfosis.

Aquí se trata de que el PE y sobre todo Su Excelencia (SE) no solamente sonrían sino que recuperen el tiesto y dejen sin efecto la expulsión de la Drug Enforcement Administration (DEA) e inviten el regreso de USAID y del Cuerpo de Paz de EEUU porque, si votan al respecto los alfabetizados de Bolivia estoy seguro de que, con sufragio idóneo, estas entidades retornarían al país y las relaciones con EEUU se normalizarían para beneficio de los bolivianos de toda clase social donde estén. La verdad es que el más perjudicado con esta política errónea e ideológicamente caduca del PE ¡es todo el pueblo de Bolivia! Con sólo la ausencia de un ATPDEA estamos perdiendo todos; ni hablar los de El Alto que ojalá se den cuenta de que no es nomás aclamar a gritos y con manifestaciones los dichos y hechos del PE.

Por el lado de la DEA tampoco se necesita ser científico para darnos cuenta de que no hay institución en Bolivia que la puede reemplazar en la lucha contra la producción de cocaína y su tráfico nacional e internacional. Tampoco SE ha dicho quién la reemplazaría ni mucho menos. Ya el aumento del narcotráfico en Bolivia es un monstruo de mil cabezas, entonces ¿cómo plantea el PE el inmenso problema de que el mundo tilda al boliviano en general de narco simpatizante o peor, de venido de un narco país? El respeto hay que ganarlo, no reclamarlo.

Un aspecto del triunfo del senador Obama que debe ser tomado en cuenta en la dividida Bolivia de hoy es que cualquier opinión pública puede cambiar de parecer y por tanto de voto sobre todo cuando buena parte del electorado se da cuenta, entre otras cosas, de que el atropello de la institucionalidad constituida por parte del PE, sobre todo del Poder Judicial boliviano, persiste y hasta llegue a extremos como fue el caso con G.W. Bush y el desacato del derecho internacional en el caso del inicio de la guerra de Irak, o de interpretar la ley a su gusto en el caso de los “combatientes enemigos”. En Bolivia el PE decide y actúa dictatoríamente en desacato. Cuidado que la crisis de YPFB sea sólo el comienzo. Luego vendrá el descontento de la minería y el agro, y con eso el triunfo de Obama puede ser pauta histórica incluso en Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: