Quiere quedarse en el poder, pero

Quiere quedarse en el poder, pero…
Por Jorge V. Ordenes L.
Votar NO el 25 de enero es una obligación moral y patriótica porque es votar por la salvación de Bolivia y de la cultura occidental o sea europea que la mayoría de los bolivianos y otros americanos heredamos y no estamos dispuestos a cambiar como propone el Presidente Constitucional de la República (S.E.) y la constitución espuria de Oruro, aunque la cuestión es más intricada sobre todo por lo increíble. Explico.

S.E. anunció públicamente una vez más que la constitución espuria dizque permitiría que él permaneciese en la presidencia de Bolivia, en el trono mejor dicho, seguramente hasta que la Pacha Mama dispusiese lo que es inaceptable para la mayoría de los bolivianos. Pero ¿qué tal si la Pacha Mama no acepta que S.E. se quede en el poder más allá del mandato que autoriza la constitución vigente? ¿Por qué intentar dictar incluso a una Divinidad? ¿Acaso estamos o buscamos remontarnos a la Roma de Nerón?

Por lo pronto, y a días del mal habido referendo de constitución, que fue insulsamente aceptado en el Senado por “opositores” ofuscados, hay miles de ciudadanos de Bolivia “originarios” de varias índoles, y cada día hay más, que no esperan que ninguna “divinidad” ni menos la Pacha Mama intervenga en política porque tal es exigir parcialidad a un Más Allá que no tiene por qué ser parte de atentados contra la cultura boliviana e incluso contra la civilización occidental como es eso de buscar eternizarse en el poder político del país. Yo creo que la Pacha Mama se merece respeto como cualquier otro ente consustanciado o asociado con divinidades. Pero S.E. piensa distinto y sólo el Más Allá, o la Pacha Mama mejor dicho, sabrán por qué.

Traigo la Pacha Mama a cuento porque el órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, el diario Granma, publicó no hace mucho una presunta declaración de S.E., ante indígenas venezolanos y ecuatorianos, que reza: “con la nueva constitución quedará claro que en Bolivia sólo se rendirá culto a la Pacha Mama nuestra madre tierra que es la tierra de todos los bolivianos.” Luego S.E. habría añadido: “Recuperaremos nuestra ideología ancentral que inculcaremos en colegios, universidades y nuestros propios medios de difusión”.

Si lo de Granma es cierto, de acuerdo a S.E. la mayoría de los bolivianos y los comedidos extranjeros de ONGs, me imagino, dejaríamos de ser seguidores de cualquier persuasión religiosa que no sea la que exige S.E. lo que no solamente es una locura sino que, aunque parezca inverosímil, va directamente en contra, y repetidas veces o sea en forma contumaz, del Capítulo Tercero, Sección I, Artículo 21, [inciso] 3., y sobre todo del Capítulo Tercero, Título II, Capitulo Primero, Artículo 14, [inciso] II de la espuria constitución de Oruro que instruye estrafalariamente: “El Estado prohíbe y sanciona toda forma de discriminación fundada en razón de sexo [sic], identidad de género, origen, cultura, nacionalidad, ciudadanía, idioma, credo religioso, ideología, filiación política o filosófica, estado civil, condición económica o social, tipo de ocupación, grado de instrucción, discapacidad, embarazo, u otras que tengan por objetivo o resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos de toda persona.”

Bueno, yo creo que la referida declaración de S.E., de ser verídica, discrimina y desde luego va contra los derechos de la mayoría de los bolivianos porque esa mayoría no es adoradora de la Pacha Mama ni lo será en el futuro, ni mucho menos. De acuerdo al referido inciso la discriminación articulada por S.E. tendría que ser enjuiciada, aunque si ganase el NO S.E. se vería exento de culpa. Ahora si por mala suerte ganase el SÍ, entonces S.E. podría ser objeto de enjuiciamiento ¿sí o no? Todo esto es jurídicamente técnico en teoría pero también es prueba de que los miembros del Poder Ejecutivo, en este caso su jefe, no han estudiado a fondo la constitución que esperan se apruebe, lo que resulta no solamente increíble sino insultante a toda la población de Bolivia.

He dicho que la declaración de S.E. ha infringido el Artículo 14, [inciso] II, más de una vez. Lo afirmo porque de acuerdo a lo redactado en éste, el Estado también prohíbe y sanciona toda forma de discriminación fundada en razón … ¡filosófica! ¿Qué tal si uno es adepto al existencialismo Espinosiano, Kierkegaardiano o Unamuniano, y no necesariamente comparte las creencia deístas de nadie, ni las ateas tampoco? ¿Acaso la referida declaración precipitada e impensada de S.E. no estaría sujeta a sanción estatal de acuerdo a la espuria constitución de Oruro? ¿Qué opinan al respecto los activos redactores de ésta?

Así, ¿no sería mejor para todos descartar la cosa espuria, mal escrita, mal redactada y peor aprendida entre otras cosas para proteger a S.E. de la ley que de acuerdo a él habría de ser implacable? De todos modos y por último ¿para qué necesitamos constitución si la intención es perpetuarse en el Poder?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: