Socialismo de casino

Socialismo de casino
Por Jorge V. Ordenes L.
El socialismo que practican los duros del Órgano Ejecutivo (ÓE) no tiene pies ni cabeza porque lo socializado o nacionalizado (en jerga idiomática del momento) funciona a medias o no funciona, y lo no nacionalizado que tiene que ver con lo privado o semiprivado, o lo que se mantiene privado a duras penas como la industria costurera de El Alto, algo de la minería del Occidente del país y el agro del Oriente, entre otros, de alguna manera o a como dé lugar tienen que arrimarse o simpatizar con el ÓE por necesidad de sobrevivencia porque de lo contrario existe y hasta cunde el temor de que puede ser entorpecida, intervenida e incluso nacionalizada. Estos entes también están jugando al socialismo de casino en parte porque no les queda otra. La diferencia es que éstos juegan a la ruleta pasiva como única salida, en tanto que aquéllos juegan a la ruleta activa porque la han inventado y la siguen practicando. En río revuelto el que más o el que menos quiere ser pescador. Y pescar es un azar legendario, y los “pescados” somos los más sobre todo los compañeros de los movimientos sociales que hasta ahora esperan las tajadas que les corresponde del mentado proceso de “cambio” sin importar mucho cómo se logren. Bolivia es Bolivia.

Lo del Gobierno es un seudosocialismo lúdico sin precedentes donde el ¨cambio¨ hasta ahora no se sabe hacia dónde se pensó dirigirlo, lo que ahora vemos fue una jugada que no se podía enunciar porque hubiera sido como anunciar resultados de que quién gana y quien pierde en un casino lo que es imposible porque no hay socialismo ni ningún “ismo” que funcione y dé resultados positivos ¡al azar! Requiere mucho trabajo técnico, educación y docenas de atributos adicionales hacer producir a una sociedad dividida de modo que con el tiempo conviva mejor. Al azar y con ruleta socio-política de pose y logomaquia las cosas se tornan imposibles, según lo vemos en Bolivia o lo que queda de ella.

E insisto en lo de socialismo de casino porque (a) el ÓE ha intentado afianzar ese socialismo en la aritmética de votos electorales de raquítica validez moral lo que viene a ser probadamente azaroso e inconducente dado que (b) todo el mundo se ha enterado e incluso se mostró dispuesto a probarlo; por otro lado (c) veremos si las lealtades forzadas perduran, lo que tampoco se puede predecir con un razonable grado de certidumbre, y (d) el dinero venezolano no llega como se prometió, ni tampoco el comercio con la UNASUR ha repuntado ni mucho menos lo que también ha sido un lance de posibilidades azarosas.

Socialistas internacionales que en su momento asesoraron ideológica y emotivamente al Gobierno actual de Bolivia comparten esta crítica. Ellos conocen empíricamente de cerca las torpezas auto suicidas del terreno minado que constituye un socialismo mal concebido, mal hecho y peor llevado como el boliviano de los últimos años, tan mentado como forma de llegar, me imagino que tarde o temprano, al ¨cambio¨. Las mismas razones y fuerzas que impidieron el avance de la Revolución de 1952, la democracia después de 1982 y el neoliberalismo laten hoy más que nunca lo que, por más increíble que parezca, últimamente han sido exacerbadas por obra y desgracia de ignorar dónde se está antropológicamente, lo que siempre impedirá que se llegue a donde se quiera ir. Lo estamos viviendo. ¿Y dónde estamos antropológicamente?

Más de la mitad de la población de Bolivia, y no me refiero solamente a los pueblos originarios, es muy pobre sobre todo en cuanto a ser capaz de asimilar la complejidad e incluso tortuosidad del socialismo de casino que practican los duros del ÓE. Esto en detrimento histórico no solamente de los pobres crédulos, sino en perjuicio también histórico de ellos mismos, los duros, lo que no solamente es inverosímil sino injustificable desde el punto ideológico, ni hablar desde el punto de vista de la lógica elemental. Lo comprueban el fracaso de las nacionalizaciones, los bonos de ancianos y menores (cuando no hay mejor bono que el empleo remunerado bien y a tiempo de los hijos y padres de éstos); la destrucción de la legalidad y las garantías constitucionales; la inquina contra la iglesia católica; el aumento en la producción de cocaína y su comercio; lo mal hecho por la Cancillería en torno al río Silala, hazme reír de los chilenos; los innecesarios entre dichos y peleas con EEUU y Perú; lo de dientes para afuera del prometido comercio dizque con Venezuela donde, para viajar, lo bolivianos necesitamos que cumplir más requisitos que para viajar a EEUU o Europa.

Si esto cambia en diciembre o cuando se lleve a cabo la anunciada y controversial elección presidencial será sólo aparentemente porque el socialismo de casino se está probando adictivo ya que está invadiendo las fuerzas que a punta de codazos y desaciertos parece que buscan organizarse e incluso posicionarse para hacer frente a Su Excelencia y compañía en las elecciones de diciembre… si es que se llevan a cabo con registro biométrico y todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: