A tono con el momento

A tono con el momento
Por Jorge V. Ordenes L.
En momentos que registran: (1) al líder socialista de Libia, Coronel Muamar Gaddafi, intentando hacer instalar su jaima o tienda de campaña en un predio privado de Nueva Jersey, EEUU (del señor Donald Trump, magnate capitalista); (2) a aviones de la fuerza aérea italiana que en celebración de los cuarenta años de mandato de Gaddafi vuelan sobre el cielo de Trípoli dejando estelas de colores verde, blanco y rojo de la bandera italiana, en tanto que por la televisión libia aparecían solamente los colores verde y blanco de la bandera libia; (3) a las legislaturas europeas y estadounidense intentando ¿seriamente? poner coto a las exorbitantes compensaciones monetarias de ejecutivos de finanzas; (4) a un popular cantante atraer a un millón de cubamos a la Plaza de la Revolución de la Habana para escuchar un Concierto de La Paz ofrecido por varios artistas de renombre; (5) al banquero Ettore Gotti Tedeschi, de 64 años de edad y máximo responsable del Banco Santander en Italia, que es nombrado presidente del Banco del Vaticano, IOR (Instituto para Obras de Religión), por la Comisión Cardenalicia de Vigilancia; “banquero de Dios” lo llama el periódico El País de Madrid; y (6) a Su Excelencia (S.E.), el Presidente Constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia, esquivando preguntas de periodistas en Nueva York… como si tuviese mucho que decir sobre la preservación del medio ambiente, tema al que por alguna razón limitó su conferencia de prensa la que abandonó cuando era una oportunidad de predicar. Elaboro cada uno de estos seis puntos.

Del líder libio hay poco que decir porque con sólo ver que se ha eternizado en el poder luego de experimentar una metamorfosis de dictador musulmán recalcitrante a dictador dizque benevolente, y luego de abrazar al presuntamente culpable de haber colocado una bomba que hizo volar un avión de pasajeros inocentes en los cielos de Escocia, nos damos cuenta de lo sojuzgado que está el pueblo libio que contempla las ingentes cantidades de recursos que percibe el Gobierno libio por concepto de exportación de gas natural y petróleo. Y tiene emuladores hoy en Suramérica pese a que entre el cristiano y el musulmán siempre ha habido distancias idiosincráticas sobre todo en torno al trato y los derechos de la mujer.

Limitar las compensaciones de executivos capitalistas me parece poco menos que imposible por más legalidad que se registre porque se trata de los gestores y por lo tanto los dueños del sistema muchos de ellos corruptos en grande, esto históricamente. Lo que habría que limitar, entre otras cosas, es la práctica de los “derivativos” ilimitados que es la comercialización de deuda una y otra vez mintiendo al inversionista. En última instancia se trata de hurto cuyo control legal sería el triunfo de la equidad. ¿Una forma de socialismo? Sí, pero constructivo y ejemplar. Para eso se necesitan gobernantes que lean y, sobre todo, lean libros (y estudien la declinación gramatical para discursear mejor).

El Concierto de la Paz celebrado exitosamente en la Plaza de la Revolución de la capital cubana también habría que organizarlo en el país del norte porque ya es tiempo de que el Gobierno de EEUU levante el embargo de Cuba; legalice el consumo de cocaína y otras cosas en EEUU; venda menos armamento al mundo; contribuya menos estáticamente al calentamiento del ambiente; y apruebe legislativamente a la Corte Penal Internacional (CPI) que entre otras cosas debería enjuiciar casos de madre solteras cuyos hijos tienen padres estadounidenses hasta ahora increíblemente protegidos por la inmunidad resultante de la indiferencia ante la CPI de la legislación internacional estadounidense.

El nombramiento de Gotti Tedeschi, articulista del Osservatore Romano (el periódico del Vaticano) y Profesor de Ética de los Negocios en la Universidad Católica de Milán, es un financista católico muy próximo al Opus Dei y cercano al secretario de Estado de la Santa Sede, Tarcisio Bertone. Según el periódico de Madrid, su nombramiento obedece a la acusación de que el Banco del Vaticano guardaba cuentas secretas y que por lo tanto la sacudida de la cúpula era necesaria. Gotti en sus escritos al parecer reivindica “la superioridad de un capitalismo inspirado en la moral cristiana” frente a un capitalismo de estirpe protestante, olvidando en el ínterin que los países protestantes del primer mundo rigen financieramente y desde hace tiempo a la mayoría planetaria de católicos, y de lejos; y que los protestantes ¡también son cristianos!
El abandono de la conferencia de prensa de S.E. en Nueva York es culpa de los consejeros extranjeros del Mandatario a los que habría que recordar una vez más que la prensa orienta a la opinión pública en este caso mundial y que, si se sienten fieles a su causa, deberían justificarla en todo foro… y desde luego a tono con el momento globalizado que vivimos aunque el comentario espontáneo de S.E. a menudo hace traspirar al adagio que reza “errar es humano”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: