El poder sin oposición palidece

diciembre 22, 2010

El poder sin oposición palidece
Por Jorge V. Ordenes L.
“Cuando un Gobierno dura mucho se descompone poco a poco y sin notarlo”, postuló Montesquieu (1689-1755), el pensador europeo digamos izquierdista del siglo XVIII que influyó en todo el planeta. Él era liberal en el léxico de la época, pero a fin de adaptar su postura intelectual al siglo XXI en el que se desenvuelve el Estado Plurinacional de Bolivia (EPB), más vale hablar claro y decir que el pensador francés sobre todo defendía la noción democrática de que un país que se respete, jamás debe permitir que sus ciudadanos tengan una pizca de miedo a sus conciudadanos. En Bolivia, ciudadanos electos con mayoría en elecciones libres están siendo neutralizados forzosamente en un claro derrotero de descomposición que sólo llevará a la costosa postergación aunque los consejeros extranjeros de ONGs sonrían, no lo crean y continúen usado al EPB como probeta de experimentación. Lo que no pudieron hacer en sus países lo están experimentando en Bolivia.

No tengo idea si los gobernantes actuales de Bolivia han leído El espíritu de las leyes del pensador francés, o si saben que la división independiente de los Poderes del Estado la inventó él, y la inventó de modo que un Poder contrapesase los posibles excesos de uno o los otros dos de modo que el balaceo del poder fuese la característica más observable por moros y cristianos en el sentido de que la aristocracia y la Iglesia podían tener poder pero no todo ni mucho menos. Pero tampoco los comedidos representantes del pueblo, de toda especie y laya, podían hacer de su capa un sayo y prevalecer por encima de los demás, que es precisamente lo que distorsionaron Carlos Marx y Federico Engels un siglo después pretendiendo enaltecer sobre todo el proletariado que en realidad eran padres con muchos hijos, o prole, que no podían cuidar, educar, ni menos vigilar sin ayuda.

Los teóricos movimientos comunistas del siglo XIX y comenzado el XX vociferaron ayudar al proletariado y a los que dieran por tierra con las ideas matrices de Montesquieu, entre otras. El resultado vino a ser la URSS y sus satélites, fracasados hace veinte años después de décadas de abusar y perder el tiempo ya que, entre otros engaños, utilizaron a la burguesía y el empresariado mientras les convino para después cortarles la cabeza; Cuba que tarda medio siglo en caer en cuenta que debe despedir a medio millón de cubanos de las planillas del Gobierno con la esperanza de que ingresen dizque a la “empresa privada”; Corea del Norte que siendo belicosa no puede dar de comer ni curar a su gente; la nada menos que Bolivia actual, gobernada por ONGs; Venezuela y Nicaragua cuyos mandatarios buscan eternizarse en el Poder y, en grado cada vez menor, Ecuador, con un Presidente sin ONGs que hoy disfruta de un ATDPA nada menos que con el “Imperio” o sea EEUU. En tanto que el Imperio no da ni la hora a Bolivia como se vio en la reciente reunión ecológica de Cancún donde dio hasta pena ser boliviano.

Y la cosecha de incertidumbre perdura debido a que poco a poco las cosas se desbaratan a gusto y poder del Gobierno central que incluso hace decir a sus turiferarios que “la prensa es la oposición”, lo que es una perogrullada porque la prensa tradicionalmente ha reportado lo que hacen los gobernantes, o lo que postergan y hasta no hacen. Como decía el Director de El País de Madrid la semana pasada: “Revelar lo oculto constituye la piedra de toque definitiva del periodismo comprometido, y nuestra razón de ser”.

Acontece que mucho de lo que “hace” este Gobierno resulta incompleto (gas, Mutún, juicios a ex políticos, narcotráfico, Silala, litio, etc.), incluso incongruente (politizar las FFAA, meterse con Irán, insultar a EEUU, etc.); e incluso inexplicable como la defensa de la tierra cuando ésta, entre otras cosas, es mejor tratada por otros pueblos, como el holandés, que hoy produce veinte veces más papas por hectárea cultivada anualmente que los andinos, sin hacer “descansar” la tierra. Las ONGs de Holanda deberían empezar por la papa.


Los leaks de los confiados

diciembre 9, 2010

Los leaks de los confiados
Por Jorge V. Ordenes L.
Las filtraciones o leaks de lo que ha comenzado a llamarse Cablegate se difundieron profusamente por la red internet y por los diarios El País de Madrid, Le Monde de París, Der Spiegel de Alemania, The Guardian del Reino Unido y The New York Times de Nueva York a partir del 28 de noviembre de 2010. Del total, 133.887 documentos están sin clasificar, 101.748 son “confidenciales” y 15.652 son “secretos”, según consta en los propios documentos y cable.WikiLeaks. Tras la primera publicación, Wikipedia, donde se aloja WikiLeaks, anunció que el resto de los documentos serían difundidos en las próximas semanas.

Los primeros 291 (de los 133. 887) que constituyen los leaks de Wiki están teniendo la virtud, entre otras cosas, de (1) desenmascarar y echar por tierra despotismos destructivos; (2) demostrar una vez más que la tecnología no tiene por qué exhibir conciencia, mesura ni consideración porque son los humanos, en este caso estadounidenses sobre todo del Departamento de Estado, e incluso mentados en las filtraciones del Wiki, que en opinión de otros estadounidenses, vienen a ser condenables por confiados, descuidados e irresponsables.

Como decía la escritora de Seattle, Washington, Mary McCarthy (1912-1989) “la burocracia es el gobierno de nadie [ya que] se ha convertido en una forma moderna de despotismo” donde el déspota es el sistema de “pasar la responsabilidad” hasta llegar incluso al presidente de la república. Ojala que este desenmascaramiento inédito lleve a identificar a los responsables de semejante serie de descalabros burocrático-técnicos poco menos que increíbles aprovechados sagazmente por un periodista.

El australiano Julian Assange ha hecho un favor a los estadounidenses porque es tan solo el mensajero de los hechos y, como periodista, no tiene por qué expiar culpa alguna porque la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU lo protege aún siendo no estadounidense. El canciller australiano lo ha corroborado. Y las autoridades bolivianas deberían tomar como pauta de respeto irresoluto a la libertad de prensa y también respeto a gobernar competentemente de modo que la prensa hable, escriba y difunda ese gobernar competente. Proceder de otra manera con la prensa o con cualquiera es nato despotismo.

Y (3), los WikiLeaks también están teniendo la virtud de inquietar a los políticos de la UNASUR porque, entre otras cosas, vienen demostrando que “El Imperio” tiene debilidades poco imperiales y hasta incluso de cachondeo técnico nada menos que con la seguridad de las relaciones internacionales “formales” de su “imperio”. Pocos hechos pueden corroborar más nítidamente que lo de “imperialismo” quizá tenga que relacionarse con sentirse minusválido ante el “poderío” del que sea. Escribo “poderío” entre comillas porque en el caso de EEUU los WikiLeaks conocidos, y los que vendrán, se las han puesto, y esto es lo que deberían entender los “antiimperialistas” de la UNASUR.

En el caso de Bolivia todos sabemos que varios miembros del Órgano Ejecutivo, incluyendo el Vicepresidente, y otros, han sido tocados por WikiLeaks como trasnochados ideológicamente, como poco importantes, como resentidos y como operados quirúrgicamente. Ni hablar del pedido “imperial” a la Presidente de Argentina que haga el servicio de interceder ante el Excelentísimo Señor Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia. Y ha de haber más que corroborarán una vez más el carácter de probeta de extranjeros que es hoy Bolivia o lo que queda de ella.

De acuerdo a Wikipedia, las filtraciones de documentos no secretos, confidenciales y secretos afectan a España, Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Venezuela, Alemania, Bosnia Herzegovina, Francia. Italia, Kosovo, Reino Unido, Rusia, Serbia, Australia, China, las dos Coreas, India, Irán, Israel, Kuwait, Pakistán, Arabia Saudita, Siria, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Japón, Sudáfrica, Yemen, y Afganistán. Y la cosecha continúa.


Encadenados al pasado

diciembre 6, 2010

Encadenados al pasado
Por Jorge V. Ordenes L.
Hay bolivianos incluyendo Su Excelencia (S.E.) y desde luego sus asesores que se muestran encadenados al pasado cuando traen a cuento hechos históricos negativos e incluso nefastos para criticar e incluso hacer quedar mal a alguien o a alguno. Tal el caso reciente del desafortunado (y desaforado) ataque retórico sufrido por el Secretario de Defensa de EEUU por parte de S.E. claramente mal aconsejado por su gente incluyendo seguramente los ministerios de Defensa y de Relaciones Exteriores. No creo que haya habido historiador consejero porque lo primero que hubiese dicho es no se mira la paja en ojo ajeno…

¿Es tan fácil olvidar que habiendo S.E. mentado en varias ocasiones la necesidad de mejorar las relaciones de Bolivia con EEUU, al punto de que en junio de este año el Secretario Adjunto de EEUU para América Latina, Arturo Valenzuela, y el canciller David Choquehuanca, hicieron anunciar que habían dizque consolidado “un nuevo acuerdo marco” que según el Canciller constituía un avance del 99 por ciento? Claro, pero no quedó registrado en qué terreno se había avanzado, lo que se da por corroborado con el ataque verbal de S.E. en situación y momentos en que, dicho sea de paso, como anfitrión y representante de todos los bolivianos -los que lo siguen y los que no están de acuerdo con él- debió haber separado, desencadenado mejor dicho, su discurso del pasado de embajadores de EEUU que metieron cucharas en los procesos políticos bolivianos o que conspiraron, de la retórica pertinente al momento actual y por lo tanto edificante que todos y sobre todo S.E. necesitamos más que nunca. Si el interés de este Gobierno está en reconstituir las relaciones con el país del norte, a qué el palabrerío completamente impertinente y perjudicial?

S.E. enfatizó que “somos la cultura del diálogo” para justificar su aproximación al Irán de hoy, pero no parece dispuesto a practicar “la cultura del diálogo” con un país como EEUU que pese a haber “ganado” en Honduras, como acotó S.E. en el discurso (la verdad es que EEUU en Honduras no perdió ni ganó). Además, hablar de “la cultura del diálogo” refiriéndose a una actitud completamente renovada y barroca del Gobierno de Bolivia, es una inmensa incógnita.

Y digo actitud barroca por lo que tiene de tensa e indescifrable porque una cultura, como concepto y como manifestación identificable, se desarrolla en mucho tiempo; y porque cualquier diálogo es lo contrario de lo que dificulta o sea el entredicho, el malentendido que la mayor de la veces lleva a la violencia que bien puede identificarse con las situaciones de no hace mucho en Sucre, Pando, Cochabamba, Santa Cruz, las detenciones sin juicio e incluso la insistencia de que las reservas de gas boliviano son 26,7 TCF como dice el YPFB actual, y lo que dicen consultores extranjeros pagados que afirman que está más cerca de los 8,6 TCF. Así ¿qué “diálogo” que valga la pena puede existir entre la opinión pública de todo el país, incluyendo desde luego los movimientos sociales, y el YPFB actual?

Algunos de nosotros creemos que es un error de todo tipo recalcitrar el presente trayendo hechos y personas del pasado para justificar lo que se propone hacer con y en el futuro que es, a todas luces, lo más importante. El pasado de cualquier grupo humano organizado u organizado a medias, Bolivia en este caso, está lleno de errores, injusticias, delitos, etc. De no ser así Bolivia sería una Suiza o algo por el estilo. Pero el hecho de seguir siendo, en 2010, el país más atrasado de Suramérica, lo corrobora.

Seguir haciendo política exterior basada, más que menos, en lo que haya hecho fulano o zutano, o ese país o ese otro, en el pasado remoto o no tan remoto, es permanecer encadenado al odio y a la sinrazón de la revancha que nunca ha dado ni dará la sensación de desquite que seguramente se busca. Errar se dice que es humano y que el perdonar es divino. Puede ser, pero errar la mayor parte de tiempo no solamente es inhumano sino que también es timorato.


La economía de EEUU en capilla

diciembre 6, 2010

La economía de EEUU en capilla
Por Jorge V. Ordenes L.
De unos años a esta parte la economía de EEUU o sea el dólar se está mostrando cada vez más incapaz de competir con China y otras economías aunque con un dólar algo devaluado quizá quite mercados a los europeos. De ahí que Washington DC busque desde hace tiempo la revaluación del yuan pero no creo que la consiga. China simplemente no ve razón para revaluar su moneda y esto no creo que se altere. Tampoco creo que Indonesia (está de moda) compre mucho más de EEUU porque está buscando el desarrollo de su propia industria en un afán de limitar importaciones y aumentar exportaciones. El resto de Asia tampoco importará mucho más de EEUU pese al viaje actual del presidente Obama por esa región.
Que la creación de la nada de 600 mil millones de dólares efectuada por la Reserva Federal resultará en algo de inflación del dólar, seguramente, pero nada para volverse loco. Al final será más capital golondrina lo cual tampoco es bueno para nadie. Ojala me equivoque. Lo que es inequívoco es que los banqueros centrales y los ministros de finanzas, representados en el Directorio de Fondo Monetario, desde hace rato buscan la manera de controlar mejor tales movimientos de ingentes montos de dinero.
Que los 600 mil millones devaluarán el dólar, sí, algo, y los demás no pueden hacer mucho fuera de protestar. ¿Devaluaciones competitivas o beggar thy neighbor policies al estilo de los años 1930? No creo. No creo que el euro se devalúe, el yuan ya está devaluado, el yen sigue enfermo y los demás cuentan menos. Y todo el mundo sigue valorando a su manera el dólar pese a su abundancia. Las reservas sobre todo de China en dólares son ingentes y es posible que continúen creciendo. El precio del oro también es posible que continúe subiendo.
Por otro lado EEUU yo creo que se beneficiará con el relativo aumento de sus exportaciones sobre todo a Europa y algo a Asia, y eso es posible que disminuya por lo menos algo de su desempleo del 9,6 por ciento. También es plausible que reciba inversiones de Europa y Asia que de ambos ya tiene bastante, y en lógico pensar que el capital de empresas estadounidenses continúe desplazándose fuera de EEUU y no solamente a China porque es relativamente más barato para la empresa estadounidense producir fuera de EEUU.
Lo anterior lo creen muchos aquí en Washington pero hay los que creen otras cosas como aumentar los gravámenes de las importaciones relativamente baratas sobre todo de China de modo que las cosas se produzcan más en EEUU y dizque el desempleo disminuya, lo que me parece una locura porque nadie, pensante, quiere pagar más por una camisa producida dizque en EEUU cuando la puede comprar barata y de calidad aceptable en China, o en otros países incluyendo los centroamericanos y Colombia. Eso de producir fuera de EEUU también puede favorecer a países jurídicamente ordenados de América como Brasil, Chile, Colombia, Perú, Uruguay y Costa Rica. De todas maneras la mayoría de los pensantes en estas cosas sabe que los razonamientos mencionados serán insuficientes para disminuir sustancialmente el desempleo estadounidense, y ahí está la madre del cordero para el Presidente Obama. Insisto, la globalización de los veloces e intempestivos movimientos de capital no ayuda.
Una verdad es que para volver a retomar la iniciativa de la economía mundial, si tal todavía es posible, la economía de EEUU debe aumentar su productividad a mediano plazo, digamos diez años, a través de políticas de estímulo a las innovaciones e invenciones porque a corto plazo no puede abaratar costos de su capacidad instalada. E instalada mucho antes que las industrias de Alemania, por ejemplo, que son más eficientes. Ojala lo logre aunque por otro lado hay demasiada corrupción estructural en la banca grande y Wall Street que, en este momento, entorpece porque está molesta, dolida, confundida, lenta, amedrentada, pero desde luego no muerta ni tampoco enferma, aunque sí está alentada por los resultados de la elección del martes 2 de noviembre en EEUU.