Encadenados al pasado

Encadenados al pasado
Por Jorge V. Ordenes L.
Hay bolivianos incluyendo Su Excelencia (S.E.) y desde luego sus asesores que se muestran encadenados al pasado cuando traen a cuento hechos históricos negativos e incluso nefastos para criticar e incluso hacer quedar mal a alguien o a alguno. Tal el caso reciente del desafortunado (y desaforado) ataque retórico sufrido por el Secretario de Defensa de EEUU por parte de S.E. claramente mal aconsejado por su gente incluyendo seguramente los ministerios de Defensa y de Relaciones Exteriores. No creo que haya habido historiador consejero porque lo primero que hubiese dicho es no se mira la paja en ojo ajeno…

¿Es tan fácil olvidar que habiendo S.E. mentado en varias ocasiones la necesidad de mejorar las relaciones de Bolivia con EEUU, al punto de que en junio de este año el Secretario Adjunto de EEUU para América Latina, Arturo Valenzuela, y el canciller David Choquehuanca, hicieron anunciar que habían dizque consolidado “un nuevo acuerdo marco” que según el Canciller constituía un avance del 99 por ciento? Claro, pero no quedó registrado en qué terreno se había avanzado, lo que se da por corroborado con el ataque verbal de S.E. en situación y momentos en que, dicho sea de paso, como anfitrión y representante de todos los bolivianos -los que lo siguen y los que no están de acuerdo con él- debió haber separado, desencadenado mejor dicho, su discurso del pasado de embajadores de EEUU que metieron cucharas en los procesos políticos bolivianos o que conspiraron, de la retórica pertinente al momento actual y por lo tanto edificante que todos y sobre todo S.E. necesitamos más que nunca. Si el interés de este Gobierno está en reconstituir las relaciones con el país del norte, a qué el palabrerío completamente impertinente y perjudicial?

S.E. enfatizó que “somos la cultura del diálogo” para justificar su aproximación al Irán de hoy, pero no parece dispuesto a practicar “la cultura del diálogo” con un país como EEUU que pese a haber “ganado” en Honduras, como acotó S.E. en el discurso (la verdad es que EEUU en Honduras no perdió ni ganó). Además, hablar de “la cultura del diálogo” refiriéndose a una actitud completamente renovada y barroca del Gobierno de Bolivia, es una inmensa incógnita.

Y digo actitud barroca por lo que tiene de tensa e indescifrable porque una cultura, como concepto y como manifestación identificable, se desarrolla en mucho tiempo; y porque cualquier diálogo es lo contrario de lo que dificulta o sea el entredicho, el malentendido que la mayor de la veces lleva a la violencia que bien puede identificarse con las situaciones de no hace mucho en Sucre, Pando, Cochabamba, Santa Cruz, las detenciones sin juicio e incluso la insistencia de que las reservas de gas boliviano son 26,7 TCF como dice el YPFB actual, y lo que dicen consultores extranjeros pagados que afirman que está más cerca de los 8,6 TCF. Así ¿qué “diálogo” que valga la pena puede existir entre la opinión pública de todo el país, incluyendo desde luego los movimientos sociales, y el YPFB actual?

Algunos de nosotros creemos que es un error de todo tipo recalcitrar el presente trayendo hechos y personas del pasado para justificar lo que se propone hacer con y en el futuro que es, a todas luces, lo más importante. El pasado de cualquier grupo humano organizado u organizado a medias, Bolivia en este caso, está lleno de errores, injusticias, delitos, etc. De no ser así Bolivia sería una Suiza o algo por el estilo. Pero el hecho de seguir siendo, en 2010, el país más atrasado de Suramérica, lo corrobora.

Seguir haciendo política exterior basada, más que menos, en lo que haya hecho fulano o zutano, o ese país o ese otro, en el pasado remoto o no tan remoto, es permanecer encadenado al odio y a la sinrazón de la revancha que nunca ha dado ni dará la sensación de desquite que seguramente se busca. Errar se dice que es humano y que el perdonar es divino. Puede ser, pero errar la mayor parte de tiempo no solamente es inhumano sino que también es timorato.

Publicado por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Jorge V. Ordenes L. www.jvordenes:wordpress.com Académico de número de la Academia Boliviana de la Lengua. Ph.D. en literatura hispánica y Licenciado en economía de la Universidad George Washington, Washington, D.C. Ha recibido certificados de cursos de la American Management Association de EEUU, de la ONU de Nueva York, y de la organización Coverdale de Inglaterra. Habla castellano, francés e inglés. Ha enseñado literatura hispánica en EEUU durante diez años. En 1995 recibió una oferta de profesor de la Universidad Nova, de la Florida, pero desistió para regresar a Bolivia. Aparece en Who is Who in Latin America; y en Directory of Latin Americanists, Biblioteca del Congreso, EEUU Fue comentarista de Latin American Research Review, EEUU. Aparece como docente del International Law Institute, EEUU Fue electo "Jack Wolf Scholar" por la Washington Agriculture and Forestry Education Foundation. Miembro del Instituto Cultural Capilla Alfonsina desde 1978, México. Con fecha 20 de octubre de 1980 recibió una carta de felicitación del doctor Hernán Siles Zuazo por escribir y publicar Sinopsis Boliviana (Washinhton, D.C, 1970-1981). Con fecha 22 de diciembre de 1971 recibió carta de “profundo agradecimiento” del embajador de Chile en EEUU, Orlando Letelier, por la “excelente lectura” pública del poema Las alturas de Macchu Picchu de Pablo Neruda. Trabajó veintisiete años en corrección de pruebas, recursos humanos y relaciones públicas del Fondo Monetario Internacional, en Washington, de donde se jubiló en 1995. Ha ofrecido más de 900 conferencias en torno al trabajo del FMI y sobre literatura y cultura en instituciones gubernamentales y educativas de Europa, EEUU, Canadá e Iberoamérica. Ha disertado en conferencias de literatura y macroeconomía. Continúa siendo entrevistado por periódicos, radio y televisión de varios países incluyendo varias veces por la Radio Caracol de Miami, Florida, en 2007. Viaja a menudo a EEUU por motivos de familia y de trabajo de consultoría actualmente con Internacional Development Corporation de Arlington, Virginia, EEUU. Publica semanalmente la columna “Fulcros” en cinco periódicos bolivianos, eforobolivia.org y otros sitios blog de la internet. Ha enseñado en las facultades de derecho y extensión cultural de la UPSA, Santa Cruz, Bolivia. Fue invitado a ser miembro del Consejo Consultivo de la UTEPSA, 2004, Santa Cruz, donde ejerció de profesor de estilo y corrección de pruebas en 2005. Miembro del Consejo Editorial de la revista Signo, La Paz. Ofreció tres módulos (seis meses) de la historia de la literatura desde las vísperas de Colón%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: