Los leaks de los confiados

Los leaks de los confiados
Por Jorge V. Ordenes L.
Las filtraciones o leaks de lo que ha comenzado a llamarse Cablegate se difundieron profusamente por la red internet y por los diarios El País de Madrid, Le Monde de París, Der Spiegel de Alemania, The Guardian del Reino Unido y The New York Times de Nueva York a partir del 28 de noviembre de 2010. Del total, 133.887 documentos están sin clasificar, 101.748 son “confidenciales” y 15.652 son “secretos”, según consta en los propios documentos y cable.WikiLeaks. Tras la primera publicación, Wikipedia, donde se aloja WikiLeaks, anunció que el resto de los documentos serían difundidos en las próximas semanas.

Los primeros 291 (de los 133. 887) que constituyen los leaks de Wiki están teniendo la virtud, entre otras cosas, de (1) desenmascarar y echar por tierra despotismos destructivos; (2) demostrar una vez más que la tecnología no tiene por qué exhibir conciencia, mesura ni consideración porque son los humanos, en este caso estadounidenses sobre todo del Departamento de Estado, e incluso mentados en las filtraciones del Wiki, que en opinión de otros estadounidenses, vienen a ser condenables por confiados, descuidados e irresponsables.

Como decía la escritora de Seattle, Washington, Mary McCarthy (1912-1989) “la burocracia es el gobierno de nadie [ya que] se ha convertido en una forma moderna de despotismo” donde el déspota es el sistema de “pasar la responsabilidad” hasta llegar incluso al presidente de la república. Ojala que este desenmascaramiento inédito lleve a identificar a los responsables de semejante serie de descalabros burocrático-técnicos poco menos que increíbles aprovechados sagazmente por un periodista.

El australiano Julian Assange ha hecho un favor a los estadounidenses porque es tan solo el mensajero de los hechos y, como periodista, no tiene por qué expiar culpa alguna porque la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU lo protege aún siendo no estadounidense. El canciller australiano lo ha corroborado. Y las autoridades bolivianas deberían tomar como pauta de respeto irresoluto a la libertad de prensa y también respeto a gobernar competentemente de modo que la prensa hable, escriba y difunda ese gobernar competente. Proceder de otra manera con la prensa o con cualquiera es nato despotismo.

Y (3), los WikiLeaks también están teniendo la virtud de inquietar a los políticos de la UNASUR porque, entre otras cosas, vienen demostrando que “El Imperio” tiene debilidades poco imperiales y hasta incluso de cachondeo técnico nada menos que con la seguridad de las relaciones internacionales “formales” de su “imperio”. Pocos hechos pueden corroborar más nítidamente que lo de “imperialismo” quizá tenga que relacionarse con sentirse minusválido ante el “poderío” del que sea. Escribo “poderío” entre comillas porque en el caso de EEUU los WikiLeaks conocidos, y los que vendrán, se las han puesto, y esto es lo que deberían entender los “antiimperialistas” de la UNASUR.

En el caso de Bolivia todos sabemos que varios miembros del Órgano Ejecutivo, incluyendo el Vicepresidente, y otros, han sido tocados por WikiLeaks como trasnochados ideológicamente, como poco importantes, como resentidos y como operados quirúrgicamente. Ni hablar del pedido “imperial” a la Presidente de Argentina que haga el servicio de interceder ante el Excelentísimo Señor Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia. Y ha de haber más que corroborarán una vez más el carácter de probeta de extranjeros que es hoy Bolivia o lo que queda de ella.

De acuerdo a Wikipedia, las filtraciones de documentos no secretos, confidenciales y secretos afectan a España, Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Venezuela, Alemania, Bosnia Herzegovina, Francia. Italia, Kosovo, Reino Unido, Rusia, Serbia, Australia, China, las dos Coreas, India, Irán, Israel, Kuwait, Pakistán, Arabia Saudita, Siria, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Japón, Sudáfrica, Yemen, y Afganistán. Y la cosecha continúa.

Publicado por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Jorge V. Ordenes L. www.jvordenes:wordpress.com Académico de número de la Academia Boliviana de la Lengua. Ph.D. en literatura hispánica y Licenciado en economía de la Universidad George Washington, Washington, D.C. Ha recibido certificados de cursos de la American Management Association de EEUU, de la ONU de Nueva York, y de la organización Coverdale de Inglaterra. Habla castellano, francés e inglés. Ha enseñado literatura hispánica en EEUU durante diez años. En 1995 recibió una oferta de profesor de la Universidad Nova, de la Florida, pero desistió para regresar a Bolivia. Aparece en Who is Who in Latin America; y en Directory of Latin Americanists, Biblioteca del Congreso, EEUU Fue comentarista de Latin American Research Review, EEUU. Aparece como docente del International Law Institute, EEUU Fue electo "Jack Wolf Scholar" por la Washington Agriculture and Forestry Education Foundation. Miembro del Instituto Cultural Capilla Alfonsina desde 1978, México. Con fecha 20 de octubre de 1980 recibió una carta de felicitación del doctor Hernán Siles Zuazo por escribir y publicar Sinopsis Boliviana (Washinhton, D.C, 1970-1981). Con fecha 22 de diciembre de 1971 recibió carta de “profundo agradecimiento” del embajador de Chile en EEUU, Orlando Letelier, por la “excelente lectura” pública del poema Las alturas de Macchu Picchu de Pablo Neruda. Trabajó veintisiete años en corrección de pruebas, recursos humanos y relaciones públicas del Fondo Monetario Internacional, en Washington, de donde se jubiló en 1995. Ha ofrecido más de 900 conferencias en torno al trabajo del FMI y sobre literatura y cultura en instituciones gubernamentales y educativas de Europa, EEUU, Canadá e Iberoamérica. Ha disertado en conferencias de literatura y macroeconomía. Continúa siendo entrevistado por periódicos, radio y televisión de varios países incluyendo varias veces por la Radio Caracol de Miami, Florida, en 2007. Viaja a menudo a EEUU por motivos de familia y de trabajo de consultoría actualmente con Internacional Development Corporation de Arlington, Virginia, EEUU. Publica semanalmente la columna “Fulcros” en cinco periódicos bolivianos, eforobolivia.org y otros sitios blog de la internet. Ha enseñado en las facultades de derecho y extensión cultural de la UPSA, Santa Cruz, Bolivia. Fue invitado a ser miembro del Consejo Consultivo de la UTEPSA, 2004, Santa Cruz, donde ejerció de profesor de estilo y corrección de pruebas en 2005. Miembro del Consejo Editorial de la revista Signo, La Paz. Ofreció tres módulos (seis meses) de la historia de la literatura desde las vísperas de Colón%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: