El oxímoron como forma de gobierno

El oxímoron como forma de gobierno
Por Jorge V. Ordenes L.
El diccionario dice que el oxímoron es una estructura idiomática de significados opuestos. Ejemplos serían un silencio atronador, un fuego que congela, una paz con guerra, ahorrar gastando, proteger la economía enalteciendo la informalidad neoliberal del contrabando; se habla de libertad y se coarta a la prensa y al sufragio; el Gobierno también habla de la necesidad de inversión y amedrenta a cada paso la empresa privada; se preconiza lo de “Estado Plurinacional” y lo que menos se respeta es el “pluri” de la nacionalidad… y un largo etc.

El recurso táctico del oxímoron no tiene nada que ver con ningún cambio, sino con el propósito de crear y mantener el río revuelto donde los pescadores son los del Órgano Ejecutivo y sus aliados de las otras vísceras del Estado y del exterior que poco a poco han ido copando sitial en detrimento de la democracia que por definición exige una oposición política y de prensa sólida. Lo contrario es dictadura. Una verdad es que los descollantes consejeros de Su Excelencia (S.E.) sobre todo los metetes extranjeros continúan llevándolo por el camino equivocado y hasta desquiciado que perjudica no solo al ciudadano de Orinoca aunque él no lo crea, sino al país que pugna por hacerse en y con justicia para todos.

Buscar reducir la oposición al silencio oponiéndose y hasta insultando entre otros al imperialismo es un oxímoron de marca mayor porque está claro que los consejeros de S.E. y sus turiferarios quieren eliminar la prensa y el sufragio libres porque, como ejemplo, insisten en condenar la sugerencia boliviana y constitucional de votar en blanco o nulo, haciendo caso omiso de que por ejemplo EEUU (que quizá tenga la prensa más libre del mundo) donde la crítica educativa y edificante, en todos los campos de la actividad humana, cohabita constructivamente con la crítica opositora de todo tipo, laya y decibel… que resulta indispensable para que la crítica edificante se esmere y sobre todo se escuche y/o ¡se lea!

Permitir la internación, por ejemplo, de cientos de vehículos usadísimos a un mercado saturado no solamente es antieconómico sino que también es dispararse en el pie políticamente porque la pérdida potencial de votos de los entes perjudicados contrapesa la supuesta ventaja política. La sospecha es que las ganancias subcutáneas quizá sean la única explicación de un oxímoron de semejantes proporciones y descaro. Por eso y por razones de equidad por no decir justicia, tal internación no debería autorizarse ni ahora ni nunca. Formalizar parentéticamente la informalidad y el contrabando disfrazados es una tontería porque es un abultado precedente ilegal, entre otras cosas.

Agasajar a un general iraní cuando es acusado de genocidio en Argentina es llevar deficiente y perjudicialmente la información actual y relevante de vínculo internacional por parte del Órgano de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional lo que hace un oxímoron de la zalamería que ha caracterizado los vínculos entre el Gobierno argentino actual y el boliviano. Lo mismo ocurre con retar a Chile retóricamente repetidas veces con el ridículo oxímoron de negociación bilateral por un lado y enjuiciamiento internacional por otro. Y cuando Chile menciona utilizar sus fuerzas armadas para hacer respetar tratados, una vez más el Estado Purinacional retoma el argumento pacifista como si fuera del todo “pacifista” utilizar la retórica para provocar sin mayor razón que el politiqueo interno de Bolivia.

Lo anterior ya pesa, pero hablar de plurinacionalidad debilitando las autonomías regionales emotivamente formadas por cabildos recientes y muy concurridos, pese a los vende regiones, pusilánimes y comprados, es destruir Bolivia. Prohibir las exportaciones de alimentos es privar de alimentos a los bolivianos; dilatar huelgas de frontera es dilapidar la nacionalidad perjudicando todas las regiones sobre todo las exportadoras. El oxímoron está es decir que se hace cuando en realidad y a propósito ¡se deshace!

Publicado por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Jorge V. Ordenes L. www.jvordenes:wordpress.com Académico de número de la Academia Boliviana de la Lengua. Ph.D. en literatura hispánica y Licenciado en economía de la Universidad George Washington, Washington, D.C. Ha recibido certificados de cursos de la American Management Association de EEUU, de la ONU de Nueva York, y de la organización Coverdale de Inglaterra. Habla castellano, francés e inglés. Ha enseñado literatura hispánica en EEUU durante diez años. En 1995 recibió una oferta de profesor de la Universidad Nova, de la Florida, pero desistió para regresar a Bolivia. Aparece en Who is Who in Latin America; y en Directory of Latin Americanists, Biblioteca del Congreso, EEUU Fue comentarista de Latin American Research Review, EEUU. Aparece como docente del International Law Institute, EEUU Fue electo "Jack Wolf Scholar" por la Washington Agriculture and Forestry Education Foundation. Miembro del Instituto Cultural Capilla Alfonsina desde 1978, México. Con fecha 20 de octubre de 1980 recibió una carta de felicitación del doctor Hernán Siles Zuazo por escribir y publicar Sinopsis Boliviana (Washinhton, D.C, 1970-1981). Con fecha 22 de diciembre de 1971 recibió carta de “profundo agradecimiento” del embajador de Chile en EEUU, Orlando Letelier, por la “excelente lectura” pública del poema Las alturas de Macchu Picchu de Pablo Neruda. Trabajó veintisiete años en corrección de pruebas, recursos humanos y relaciones públicas del Fondo Monetario Internacional, en Washington, de donde se jubiló en 1995. Ha ofrecido más de 900 conferencias en torno al trabajo del FMI y sobre literatura y cultura en instituciones gubernamentales y educativas de Europa, EEUU, Canadá e Iberoamérica. Ha disertado en conferencias de literatura y macroeconomía. Continúa siendo entrevistado por periódicos, radio y televisión de varios países incluyendo varias veces por la Radio Caracol de Miami, Florida, en 2007. Viaja a menudo a EEUU por motivos de familia y de trabajo de consultoría actualmente con Internacional Development Corporation de Arlington, Virginia, EEUU. Publica semanalmente la columna “Fulcros” en cinco periódicos bolivianos, eforobolivia.org y otros sitios blog de la internet. Ha enseñado en las facultades de derecho y extensión cultural de la UPSA, Santa Cruz, Bolivia. Fue invitado a ser miembro del Consejo Consultivo de la UTEPSA, 2004, Santa Cruz, donde ejerció de profesor de estilo y corrección de pruebas en 2005. Miembro del Consejo Editorial de la revista Signo, La Paz. Ofreció tres módulos (seis meses) de la historia de la literatura desde las vísperas de Colón%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: