Cuando los Andes sollocen

Cuando los Andes sollocen
Por Jorge V. Ordenes L.*
El conocido teorista y profesor estadounidense de economía, Hyman P. Minsky, (seguidor y suplementante de los planteos de J. M. Keynes) propendió ligar la fragilidad de los mercados financieros, en los ciclos normales de una economía relativamente organizada, con burbujas de inversiones especulativas endógenas e incluso inherentes a esos mercados financieros.
 
Mirando el asunto de otro ángulo y/o en otras palabras, Minsky postula en sus escritos que en épocas de prosperidad, cuando el flujo de caja de las grandes corporaciones aumenta por encima de lo necesario para cumplir con sus deudas, se gesta una especie de creciente euforia especulativa que tarde o temprano resulta en una formidable inhabilidad de pagar esas deudas lo que a su vez provoca una crisis financiera que tiene como característica principal restringir el crédito… lo que contrae aún más la posibilidad de crear empleo, aumentar la demanda agregada, recolectar másimpuestos que pagan sueldos y  beneficios sociales, etc. De ahí que la inversión especulativa, las mentiras y corruptelas, que conducen a la internacionalización de sus nefastos tentáculos, tengan que ser supeditadas a regulaciones que sólo los gobiernos nacionales electos limpiamente pueden implementar y hacer respetar. Minsky hoy vemos que fue profético.
 
Haciendo un paralelo entre el raciocinio económico del Profesor y el presente geopolítico-social suramericano podríamos decir que los seguidores recalcitrantes del Foro de San Paulo como los chavistas de Venezuela, ante la gravedad de la enfermedad de su líder, se están portando como los inversionistas especulativos de los países capitalistas porque como éstos, que acaparan el dinero pisoteando regulaciones y hasta cambiando las leyespara favorecerlos, aquellos no solamente quieren soslayar leyes y constituciones sino que buscan acaparar el poder a como dé lugar recurriendo incluso a un ¡golpe de estado! que daría por tierra con la posibilidad de una elección presidencial que, por las urnas y pese a la ayuda cubana, podría apartarlos del poder de una vez por todas. Desde luego achacarían el golpe de estado a las fuerzas de oposición política al actual Gobierno de Hugo Chávez lo que les permitiría pregonar a los cuatro vientos las razones por las que “se verían obligados” a simplemente tomar el poder por la fuerza. Y aquí es donde la cosa se pone continental.
 
Cuba necesita la ayuda que el gobierno de Chávez le ha estado proporcionando en forma sostenida no solamente con petróleo y derivados sino con discursos condenatorios del bloqueo norteamericano, de la exclusión de Cuba de la OEA y de las reuniones cumbre de las Américas, etc. Incluso el presidente Chávez recientemente anunció que abogaría por la expulsión de EEUU de la Corte Interamericana de DD. HH. Por todo esto y más será difícil que el Gobierno de Raúl Castro no apoye  esfuerzos que prolonguen el chavismo en Venezuela. Por eso las repetidas reuniones recientes entre representantes de los gobiernos cubano y venezolano.
 
Pero también será difícil que el gobierno de Brasil e incluso el gobierno de Colombia vean con buenos ojos una penetración ampliada del populismo cubano en Suramérica. Venezuela tiene treinta millones de habitantes e ingentes reservas de hidrocarburos y otras riquezas que de caer en manos hegemónicas con nexos iraníes y con gobiernos populistas como los de Bolivia, Ecuador, Nicaragua que a codazo limpio quieren ganar popularidad, y otros simpatizantes de conveniencia como Argentina. Si de las palabrotas, gritos e insultos se pasa a la confrontación física, será difícil que EEUU permanezca indiferente. Una cosa es el “río revuelto” con pescadores financieros y politicastros, todos angurrientos, y otra muy distinta es el, o los ríos… teñidos de sangre nada menos que con los picos andinos de espectadores. Como las piedras “tienen sexo” los testigos sufrirán.
 
* El autor es Miembro de Número de la Academia Boliviana de la Lengua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: