El gobierno de Venezuela confisca juguetes El gobierno de Venezuela confisca juguetes. Se sabe que la Venezuela de los últimos tiempos sufre de ausencia no solamente de democracia en el sentido cabal de la palabra que todos conocemos o deberiamos conocer, sino que también sufre una inflación que en diciembre va llegando al ¡470 por ciento! y en aumento, lo que significa un tormento para la inmensa mayoría del pueblo venezolano ya sea madurista u opositor al Gobierno. En estos momentos ese pueblo no sabe qué hacer o qué no hacer para enfrentar semejante desbarajuste no solamente económico sino ciudadano que se agudiza por varias razones entre las que se encuentra, prominentemente, la reciente desesperada y demente medida oficial de ordenar a la Guardia Nacional Venezolana que ¡confisque!… nada menos que millones de juguetes, importados por firmas venezolanas, antes de que lleguen a los estantes de venta al público con la excusa de que las referidas firmas venezolanas están cobrando precios demasiado elevados. Esto como si el comprador no tuviese la potestad poco menos que sagrada, y el sentido común, de decidir si el juguete es caro o no pese a la galopante inflación. La idea baladí y hasta maliciosa del gobierno es dizque distribuir estos juguetes a precios de obsequio supuestanente entre la gente desvalida, mientras la mayoría de la gente venezolana se queda sin la posibilidad de adquirirlos a tan solo pocos días de Navidad. Oficialmente no se dijo dónde iría el dinero de la venta barata de los juguetes. Lo que en primera y última instancia, a no ser que las cosas se aclaren, constituye ¡hurto! Nada menos que el Poder Ejecutivo de Venezuela recurriendo a la confiscación forzada sin precedentes… que se sepa. Encima de la referida inflación que desde hace rato viene encareciendo diariamente los precios de la carne, las legumbres, los medicamentos, el transporte, la vivienda, etc. y desde luego el precio del dólar de EE.UU. que escasea; fuera de la expulsion del MERCOSUR que no hace mucho sufrió Venezuela y que el Gobierno de Maduro no acepta; además de la creciente pobreza de la población víctima también de un alto índice de criminalidad y de delitos de toda índole que hacen que la gente, entre otras cosas, propenda a emigrar a Brasil, Colombia, España, EE.UU. y otros países; fuera de la bronca entre un Congreso venezolano que lucha por llevar a Venezuela por la vía legal y sobre todo a un plebiscito sobre el mandato del Presidente Maduro; fuera del riguroso e injusto trato de los detenidos por razones políticas; y teniendo en cuenta la confusión generada por la reciente confiscación de billetes de guarismos inflados; y fuera del clamor interamericano articulado en varias oportunidades por el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro. La veradad es que ahora en Venezuela hay que afrontar nada menos que el desacato gubernamental al derecho a la propiedad comercial cuyo precio al por menor, en el caso concreto de los juguetes confiscados, por supuesto que debería ser determinado por, y solo basarse en, las leyes de la oferta del vendedor y la demanda del comprador minorista… que desde el siglo XVIII se llama la ley de la oferta y la demanda, o sea de la fueza o las fuerzas del mercado. Estas fuerzas por supesto que pueden ser afectadas con impuestos, gravámenes, cuotas, y otras medidas que necesariamente tienen que ser aprobadas democráticamente por el Congreso nacional electo, lo mismo que el Poder Ejecutivo, y a veces expuestas al Poder Judicial. Lo que en la Venezuela de hoy es poco menos que una quimera… pese a los buenos oficios que hasta ahora han procurado introducir en la patria de Simón Bolívar tanto el Papa Francisco como el ex presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y otros. Ya lo dijo nada menos que el sabio griego Anacarsis en el siglo VII a.C. :“juega de modo que procedas seriamente” Pero el gobierno venezolano de hoy juega seriamente a proceder nefastamente”. Por lo que se ve hay socialismos que duran gastando el dinero de la gente… hasta que éste se acabe, claro.

2 Responses to El gobierno de Venezuela confisca juguetes El gobierno de Venezuela confisca juguetes. Se sabe que la Venezuela de los últimos tiempos sufre de ausencia no solamente de democracia en el sentido cabal de la palabra que todos conocemos o deberiamos conocer, sino que también sufre una inflación que en diciembre va llegando al ¡470 por ciento! y en aumento, lo que significa un tormento para la inmensa mayoría del pueblo venezolano ya sea madurista u opositor al Gobierno. En estos momentos ese pueblo no sabe qué hacer o qué no hacer para enfrentar semejante desbarajuste no solamente económico sino ciudadano que se agudiza por varias razones entre las que se encuentra, prominentemente, la reciente desesperada y demente medida oficial de ordenar a la Guardia Nacional Venezolana que ¡confisque!… nada menos que millones de juguetes, importados por firmas venezolanas, antes de que lleguen a los estantes de venta al público con la excusa de que las referidas firmas venezolanas están cobrando precios demasiado elevados. Esto como si el comprador no tuviese la potestad poco menos que sagrada, y el sentido común, de decidir si el juguete es caro o no pese a la galopante inflación. La idea baladí y hasta maliciosa del gobierno es dizque distribuir estos juguetes a precios de obsequio supuestanente entre la gente desvalida, mientras la mayoría de la gente venezolana se queda sin la posibilidad de adquirirlos a tan solo pocos días de Navidad. Oficialmente no se dijo dónde iría el dinero de la venta barata de los juguetes. Lo que en primera y última instancia, a no ser que las cosas se aclaren, constituye ¡hurto! Nada menos que el Poder Ejecutivo de Venezuela recurriendo a la confiscación forzada sin precedentes… que se sepa. Encima de la referida inflación que desde hace rato viene encareciendo diariamente los precios de la carne, las legumbres, los medicamentos, el transporte, la vivienda, etc. y desde luego el precio del dólar de EE.UU. que escasea; fuera de la expulsion del MERCOSUR que no hace mucho sufrió Venezuela y que el Gobierno de Maduro no acepta; además de la creciente pobreza de la población víctima también de un alto índice de criminalidad y de delitos de toda índole que hacen que la gente, entre otras cosas, propenda a emigrar a Brasil, Colombia, España, EE.UU. y otros países; fuera de la bronca entre un Congreso venezolano que lucha por llevar a Venezuela por la vía legal y sobre todo a un plebiscito sobre el mandato del Presidente Maduro; fuera del riguroso e injusto trato de los detenidos por razones políticas; y teniendo en cuenta la confusión generada por la reciente confiscación de billetes de guarismos inflados; y fuera del clamor interamericano articulado en varias oportunidades por el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro. La veradad es que ahora en Venezuela hay que afrontar nada menos que el desacato gubernamental al derecho a la propiedad comercial cuyo precio al por menor, en el caso concreto de los juguetes confiscados, por supuesto que debería ser determinado por, y solo basarse en, las leyes de la oferta del vendedor y la demanda del comprador minorista… que desde el siglo XVIII se llama la ley de la oferta y la demanda, o sea de la fueza o las fuerzas del mercado. Estas fuerzas por supesto que pueden ser afectadas con impuestos, gravámenes, cuotas, y otras medidas que necesariamente tienen que ser aprobadas democráticamente por el Congreso nacional electo, lo mismo que el Poder Ejecutivo, y a veces expuestas al Poder Judicial. Lo que en la Venezuela de hoy es poco menos que una quimera… pese a los buenos oficios que hasta ahora han procurado introducir en la patria de Simón Bolívar tanto el Papa Francisco como el ex presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y otros. Ya lo dijo nada menos que el sabio griego Anacarsis en el siglo VII a.C. :“juega de modo que procedas seriamente” Pero el gobierno venezolano de hoy juega seriamente a proceder nefastamente”. Por lo que se ve hay socialismos que duran gastando el dinero de la gente… hasta que éste se acabe, claro.

  1. MAIDA DONATE dice:

    Volviendo a la carga. Buen artículo, querido amigo. Maida  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: