Al “Puente” no queda más que soportar

  Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz Se trata del “Puente Simón Bolívar” que une y contrasta tristemente (por no decir separa) la ciudad de Cúcuta, Colombia, de la ciudad de San Antonio de una Venezuela en crisis porque la escasez de productos básicos y hasta de paciencia se ha adueñado de la vida de la inmensaSigue leyendo “Al “Puente” no queda más que soportar”

El agua puede escasear

  Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz El agua puede escasear en América del Sur porque estamos alborotando los “ríos aéreos”. Bolivia y los territorios de países del este de la cordillera de los Andes dependen del Océano Atlántico para abastecerse de agua año redondo ya que el Océano Pacífico no la provee. De allí que laSigue leyendo “El agua puede escasear”

Que los pobres coman día por medio

  Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz Este increíble palabrerío se escuchó recientemente nada menos que en el parlamento de Rio de Janeiro de boca de un legislador seguramente alterado irresponsablemente por la creciente crisis ético-socio-económica que viene agobiando a Brasil sobre todo desde enero de 2011, cuando el gobierno del Partido de los Trabajadores continuó conSigue leyendo “Que los pobres coman día por medio”

Se desforesta pero se siembra cocales

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz La tala perniciosa de bosques en las selvas de Bolivia ha aumentado en forma alarmante y no hay quién le ponga coto. Mientras tanto el gobierno de Bolivia, obsesionado con el campo, autoriza siete mil hectáreas adicionales para el cultivo de cocales en El Chapare aduciendo un posible uso industrial deSigue leyendo “Se desforesta pero se siembra cocales”