La OTAN es más que un tratado militar

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz*

Europa fue devastada por la segunda guerra mundial (1938-1945). El 3 de abril de 1948 el presidente de EEUU, Harry S. Truman, firmó el decreto de $13.000 millones de ayuda estadounidense a Europa conocido históricamente como el Plan Marshall. La intención también fue que esa recuperación económica luego comprase productos estadounidenses ayudando así a la economía de EE.UU. en recesión. La URSS impide que Polonía y Checoslovaquia recibiesen esa ayuda lo que contribuyó a la creación de la “Cortina de Hierro” que separó Europa del Este de la del Oeste. En 1949, la expansión del comunismo persuadió a EEUU y a once países europeos a formar la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN. La URSS y sus aliados comunistas formaron el Pacto de Varsovia en 1955. Así nació la “guerra fría” entre ambos bloques que duró de 1945 hasta 1991.

Con ese trasfondo histórico más la creación de la Unión Europe, y el euro, cabe destacar la importancia de la atinada política de EEUU de financiar, por encima de su obligación, el presupuesto de la OTAN que mantuvo hasta la elección del actual president de EEUU que está exigiendo que Europa y sobre todo Alemania pague más a la OTAN o sea ¡que se rearme! ¡Que se rearmen los países europeos!… dirá Mr. Trump: “de modo que EEUU gaste mucho menos.” Lo que resulta poco menos que… ¡increíble!

El presidente Trump parece descartar las razones y los entretelones históricos, estratégicos e incluso idiosincráticos que históricamente han hecho que EEUU financie la OTAN por encima de su cuota. Desde 1945 ese financiamiento ha conseguido que los países europeos que protagonizaron la primera y segunda guerras mundiales del siglo XX, a un costo en vidas y hacienda sin precedentes en la historia del mundo, soslayen la tentación de rearmarse a fin de evitar que los europeos desaforados, fanáticos y revanchistas… que nunca faltan, lleven a sus países a la guerra ¡que nadie, excepto ellos, querría!

El presidente Trump últimamente se ha venido percatando de que expresarse, desconociendo razones, tiene el costo de hacer papelones como está ocurriendo con sus elocusiones en torno a: “Obamacare”, la “Pared”, NAFTA, el ingreso de musulmanes de algunos países a EEUU, formar una coalisión viable entre republicanos en el Congreso, lo hecho en pos del medio ambiente, su afición por el señor Putin y las presuntas ingerencias electrónicas rusas en la candidatura de la señora Clinton, et. al. Papelones que tal vez no dejen de ser buenas noticias. Mientras más aprenda el Mandatario, mejor… en vista de los bajos guarismos de su desempeño presidencial en las recientes encuestas.

En 2017 las derechas europeas incluso llamadas “populistas” vociferan más que nunca buscando de ganar en las urnas. Menos mal que en Austria, Holanda y Bulgaria se los ha rechazado electoralmente. Se acercan las elecciones de Alemania que nunca ha dejado de tener minorías recalcitrantes sobre todo de derecha e incluso de ultraderecha hoy exhacerbadas por el inmenso flujo de inmigrates musulmanes. Muchos germanos buscan reconstituir su legendaria idea de das Abendland o “la tierra del atardecer” o Pegida (europeos contra la islamización de Occidente). En Francia la cuestión es si la ultraderecha crece e incluso gana las elecciones que se avecinan.

Los ejércitos europeos no son lo que han sido sobre todo en la primera mitad del siglo XX. A nadie conviene que Europa se rearme, menos conviene o gusta a la mayoría de los auropeos que como buenos letrados, por lo menos la inmensa mayoría, recuerda la tentación que significa para muchos, sobre todo alemanes, austriacos y otros, cualquier iniciativa de rearme que lleve a revanchismos que urge evitar, entre otras cosas, manteniendo el gasto militar como estaba, administrado acertadamente por la OTAN y financiado en buena medida por EEUU… que hoy parece perder la brújula de la historia europea.

*El autor es miembro de número de la Academia Boliviana de la Lengua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: