La ceguera de descartar el calentamiento global

 

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Descartar el calentamiento global socava el derecho a la vida de nuestro nietos, bisnietos y su descendencia por razones estultamente mezquinas e irresponsables con la salud del único planeta habitable que conocemos: la Tierra. No hay otro y si hay, dizque aproximaciones, como los exoplanetas Súper-Saturno Ji407b que está a 434 años luz, y 55 Canorie, 40 años luz, son inaccesibles pese a las románticas acepciones de algunos amantes de lo imposible. Solo tenemos la Tierra, y todos sus habitantes tienen la responsabilidad de no estropearla hasta el punto del exterminio de las especies vivientes incluyendo el homo sapiens.

Muchos de estos “homos” y sus acólitos y beneficiarios tienen muy poco de “sapiens” porque mezquinamente siguen proclamando que la extracción de recursos carburantes y su uso dizque ¡no contribuye al calentamiento climático! lo que es aberrante. Lo mismo afirman los taladores de bosques porque todos ellos saben que mientras los demás permitamos que estos desalmados continúen sus suicidas actividades, continuarán arruinando el planeta. Otro problema es que estos destructores de la ética elemental tienen aliados como el actual Presidente de EEUU que se niega a adherir a su inmensamente contaminante país al Tratado de París que casi todas las naciones han firmado y que intenta detener el calentamiento. Ese presidente está encandilado por el poderío de las industrias hidrocarburíferas que están calentando el ambiente por lucro… con lo catastrófico que esto significa para todos.

Por lo pronto en nuestro lado de las cosas, según el Huffpost, el 50 por ciento de la electricidad de Brasil proviene del renovable etanol que va en crecimiento. Paraguay va bien: el 57 por ciento es hidroeléctrico, 20% es biomasa y el resto de petróleo y derivados. Uruguay es el mejor parado porque toda la electricidad es producida por sistemas renovables lo que la hace un modelo mundial de cómo se debe proceder: veinticinco por ciento aeólica, 60% hidroeléctrica, y 15 por ciento de solar y biomasa. El 70 por ciento de la electricidad generada en Bolivia tiene un origen termoeléctrico que durará mientras haya gas natural. Treinta por ciento viene de hidroproducción. Argentina necesita modernizarse: 50 por ciento proviene de gas natural; 37 por ciento de petróleo y el resto proviene de fuentes alternativas

Pero quizá la prueba más categórica de calentamiento climático esté, según Spiegel, en el Northeast Greenland Ice Stream, Corriente de hielo del noreste de Groenlandia (NEGIS) que es un immendo espacio helado de 1.730.000 kilómetros cuadrados o tres veces la superficie de Alemania, sin horizonte visible, en el que se puede caminar pero que en realidad es un gran río cuya cabecera está en medio de una inmensa isla y que transporta inusitadas cantidades de hielo unos 600 kilómetros hacia el noreste hasta llegar al mar en forma de tres glaciares: Nioghalvfjerdsbrae, Zachariae Isstrøm y Storstrømmen, a una velocidad de 50 metros por año. Aproximadamente el doce por ciento del hielo de Groenlandia está en estos glaciares cuya velocidad de desplazamiento está yendo en aumento. Se trata de 2.850.000 de kilómetros cúbicos de hielo. La experta en glaciares de la Universidad de Copenhagen, Dorthe Dahl-Jensen, dirige un grupo de científicos que están estudiando este fenómeno y para el efecto están por cavar un agujero en el hielo, que tiene un espesor de dos y medio kilómetros, a la altura del paralelo 75 norte. Es la primera vez que se intenta.

Un informe reciente del Panel Internacional de Cambio Climático dice que el nivel de los mares se elevaría 7,4 metros si toda la capa de hielo de Groenlandia se derritiese. Esto en comparación a los 60 centímetros de aumento que resultaría si los glaciares de todas las montañas del mundo se derritiesen. Ambos fenómenos tardarían siglos en derretirse sobre todo si las temperatura ambientales siguen en aumento lo que habría que evitar a toda costa. Ni hablar de la Antártica.

Publicado por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Jorge V. Ordenes L. www.jvordenes:wordpress.com Académico de número de la Academia Boliviana de la Lengua. Ph.D. en literatura hispánica y Licenciado en economía de la Universidad George Washington, Washington, D.C. Ha recibido certificados de cursos de la American Management Association de EEUU, de la ONU de Nueva York, y de la organización Coverdale de Inglaterra. Habla castellano, francés e inglés. Ha enseñado literatura hispánica en EEUU durante diez años. En 1995 recibió una oferta de profesor de la Universidad Nova, de la Florida, pero desistió para regresar a Bolivia. Aparece en Who is Who in Latin America; y en Directory of Latin Americanists, Biblioteca del Congreso, EEUU Fue comentarista de Latin American Research Review, EEUU. Aparece como docente del International Law Institute, EEUU Fue electo "Jack Wolf Scholar" por la Washington Agriculture and Forestry Education Foundation. Miembro del Instituto Cultural Capilla Alfonsina desde 1978, México. Con fecha 20 de octubre de 1980 recibió una carta de felicitación del doctor Hernán Siles Zuazo por escribir y publicar Sinopsis Boliviana (Washinhton, D.C, 1970-1981). Con fecha 22 de diciembre de 1971 recibió carta de “profundo agradecimiento” del embajador de Chile en EEUU, Orlando Letelier, por la “excelente lectura” pública del poema Las alturas de Macchu Picchu de Pablo Neruda. Trabajó veintisiete años en corrección de pruebas, recursos humanos y relaciones públicas del Fondo Monetario Internacional, en Washington, de donde se jubiló en 1995. Ha ofrecido más de 900 conferencias en torno al trabajo del FMI y sobre literatura y cultura en instituciones gubernamentales y educativas de Europa, EEUU, Canadá e Iberoamérica. Ha disertado en conferencias de literatura y macroeconomía. Continúa siendo entrevistado por periódicos, radio y televisión de varios países incluyendo varias veces por la Radio Caracol de Miami, Florida, en 2007. Viaja a menudo a EEUU por motivos de familia y de trabajo de consultoría actualmente con Internacional Development Corporation de Arlington, Virginia, EEUU. Publica semanalmente la columna “Fulcros” en cinco periódicos bolivianos, eforobolivia.org y otros sitios blog de la internet. Ha enseñado en las facultades de derecho y extensión cultural de la UPSA, Santa Cruz, Bolivia. Fue invitado a ser miembro del Consejo Consultivo de la UTEPSA, 2004, Santa Cruz, donde ejerció de profesor de estilo y corrección de pruebas en 2005. Miembro del Consejo Editorial de la revista Signo, La Paz. Ofreció tres módulos (seis meses) de la historia de la literatura desde las vísperas de Colón%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: