Afganistán indómito por sentencia histórica

 

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

En 1879, cuando Bolivia empezaba la Guerra del Pacífico en parte por maquinaciones de ingleses, Afganistán se veía invadida por ingleses que guerreaban con rusos en lo que se llamó “la gran jugada” de hegemonía y dominio. En la guerra fría Rusia y guerrilleros afganos ayudados por EEUU guerrearon por años lo que resultó en la salida de los rusos en 1989. Y ahora en 2017, la “guerra de terror” continúa. El presidente de EEUU decide aumentar el aporte bélico a Afganistán.

La República Musulmana de Afganistán está en el centro-sur de Asia, tiene 652.864 Km cuadrados mediterráneos montañosos al norte donde está el Indo Kush y los Himalayas, tiene 33 millones de habitantes y un PIB de $66 mil millones (Bolivia tiene 11.411.000 habitantes y un PIB de $40 mil millones). Hoy el gobierno de Kabul lucha, con la ayuda de EEUU y otros países, contra el Talibán que ostenta la ley Sharía. También lucha contra el ISIS. Llamada desde hace siglos “el panteón de imperios”, Afganistán es un dechado de etnias que por siglos han guerreado entre sí lo que ha sido tentación de ingleses, rusos y estadounidenses que históricamente han encontrado aliados en un grupo u otro con la intención de doblegar a los demás, pero han fracasado.

Según el London Fin. Times, el 31 de agosto políticos y escritores afganos se reunieron para celebrar el aniversario del día de la unión de las tribus Baluch y Pushtun, pero la celebración fue queda porque el año pasado en un discurso de esa fecha se dijo que ambas tribus estaban siendo víctimas de “enemigos comunes”, sin detallar lo que es “común” en esos lares porque el amigo de hoy puede devenir en el enemigo de mañana y viceversa dependiendo de alianzas de conveniencia temporal que no cambia desde hace siglos. El historiador griego Herodoto escribió sobre los Pushtun en el siglo V a.C. Los Tajiks, segundo grupo más numeroso después de los Pushtum, son también antiguos. Dos millones y medio de Uzbecks viven en las zonas montañosas del norte. El mismo número de Hazaras viven en el medio del país al oeste de Kabul la capital. Menor número de Punjab y árabes, entre otros, viven en los valles y colinas del sur.

Hoy, catorce grupos étnicos viven en Afganistán. Cada uno es protegido por la Constitución y es mencionado en el himno nacional. Pero la influencia extranjera ha modificado el devenir sobre todo en el ámbito religioso. La mayoría de los afganos son musulmanes sunitas, pero los Hazara devinieron musulmanes chiís por influencia de los persas Safavid. Los Sijs de India también encontraron audiencia. La mitad de los afganos habla Dari, una forma de Farsi. Muchos Tajik viven en poblados a lo Irán. Los Baluchis viven ruralmente.

Estas diferencias han sido exacerbadas por la política. Los intentos de los Pushtun por unificar el país en el siglo XIX causó resentimiento en otros grupos, en tanto que potencias extranjeras amplificaron esas diferencias. Más tarde el Irán religioso chií apoyaba a las milicias Harara que luchaban contra los rusos en los 1980, en tanto que Arabia Saudita, sunita, y Pakistán, apoyaban al Pushtun talibán.

El tribalismo ha hecho que la gente sea mucho más regionalista que nacionalista. Los políticos regionales defienden a su región no así a su país lo que favorece el nepotismo y perjudica el interés nacional. Disputas étnicas del Parlamento a menudo terminan en pugilatos. Estudiantes de la Universidad de Herat pelean por imponer un idioma u otro en los letreros. Las estaciones de radio despiden a locutores que aludan regionalismos. Las tropas Pushtun rehúsan combatir a talibanes Pushtun. Y al gobierno central no le queda más que intentar aunar la nacionalidad. Fomentar el odio étnico hoy es penado por ley, y los nuevos carnets de identidad destacan la unidad nacional. Pero la mayoría de los afganos continúa resintiendo, cual sentencia histórica imperecedera, la presencia de “enemigos comunes” que amenazan a las legendarias etnias.

Publicado por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Jorge V. Ordenes L. www.jvordenes:wordpress.com Académico de número de la Academia Boliviana de la Lengua. Ph.D. en literatura hispánica y Licenciado en economía de la Universidad George Washington, Washington, D.C. Ha recibido certificados de cursos de la American Management Association de EEUU, de la ONU de Nueva York, y de la organización Coverdale de Inglaterra. Habla castellano, francés e inglés. Ha enseñado literatura hispánica en EEUU durante diez años. En 1995 recibió una oferta de profesor de la Universidad Nova, de la Florida, pero desistió para regresar a Bolivia. Aparece en Who is Who in Latin America; y en Directory of Latin Americanists, Biblioteca del Congreso, EEUU Fue comentarista de Latin American Research Review, EEUU. Aparece como docente del International Law Institute, EEUU Fue electo "Jack Wolf Scholar" por la Washington Agriculture and Forestry Education Foundation. Miembro del Instituto Cultural Capilla Alfonsina desde 1978, México. Con fecha 20 de octubre de 1980 recibió una carta de felicitación del doctor Hernán Siles Zuazo por escribir y publicar Sinopsis Boliviana (Washinhton, D.C, 1970-1981). Con fecha 22 de diciembre de 1971 recibió carta de “profundo agradecimiento” del embajador de Chile en EEUU, Orlando Letelier, por la “excelente lectura” pública del poema Las alturas de Macchu Picchu de Pablo Neruda. Trabajó veintisiete años en corrección de pruebas, recursos humanos y relaciones públicas del Fondo Monetario Internacional, en Washington, de donde se jubiló en 1995. Ha ofrecido más de 900 conferencias en torno al trabajo del FMI y sobre literatura y cultura en instituciones gubernamentales y educativas de Europa, EEUU, Canadá e Iberoamérica. Ha disertado en conferencias de literatura y macroeconomía. Continúa siendo entrevistado por periódicos, radio y televisión de varios países incluyendo varias veces por la Radio Caracol de Miami, Florida, en 2007. Viaja a menudo a EEUU por motivos de familia y de trabajo de consultoría actualmente con Internacional Development Corporation de Arlington, Virginia, EEUU. Publica semanalmente la columna “Fulcros” en cinco periódicos bolivianos, eforobolivia.org y otros sitios blog de la internet. Ha enseñado en las facultades de derecho y extensión cultural de la UPSA, Santa Cruz, Bolivia. Fue invitado a ser miembro del Consejo Consultivo de la UTEPSA, 2004, Santa Cruz, donde ejerció de profesor de estilo y corrección de pruebas en 2005. Miembro del Consejo Editorial de la revista Signo, La Paz. Ofreció tres módulos (seis meses) de la historia de la literatura desde las vísperas de Colón%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: