¿Solo Ingavi y Ñancahuazú?

                                                      

                                                            Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

He leído recientes artículos que dicen que las fuerzas armadas de Bolivia solamente ganaron las batallas de Ingavi (1841) y Ñancahuazú (1967). Claro que éstas se ganaron para gloria de las fuerzas armadas de Bolivia, pero hubo otros triunfos a partir de 1825. Ni hablar de los triunfos de altoperuanos y orientales de lo que vino a ser Bolivia entre 1810 y 1825, desde Aroma en 1810 hasta La Tablada y Cachimayo en 1817. Sebastián Ramos fue un cruceño que defendió con sus medios la frontera boliviana de los embistes brasileños en los años 1830. Estos y otros allanaron el camino a sangre y fuego que luego completaron Bolívar, Sucre y docenas de oficiales y tropa colombianos, venezolanos, peruanos, argentinos, alemanes e irlandeses que lucharon tanto por la Independencia como por Bolivia después de 1825.

 Las FFAA de la Bolivia independiente estuvieron en la Batalla de Yanacocha, 13 de agosto de 1835, entre Andrés de Santa Cruz, presidente de Bolivia, y Agustín Gamarra de Perú, que ganó el boliviano en parte porque la tropa indígena abandonó a Gamarra. Luego vino la batalla de Socabaya, 7 de febrero de 1836, entre Andrés de Santa Cruz y el autoproclamado Felipe S. Salaverry de Perú. Si bien hubo dos contingentes peruanos, la mayoría fue tropa boliviana al mando de los oficiales Otto Felipe Braun, Guillermo Miller y José Ballivián. El triunfo boliviano fue pleno sobre todo por las decisiones de campo de Braun y Miller. Hubo cientos de bajas bolivianas. Santa Cruz fusiló a Salaverry y otros oficiales. El biógrafo de Salaverry, Manuel Bilbao, años después entrevistó a Santa Cruz en su destierro de Versalles quién dijo que no debió haber ordenado fusilar a Salaverry.

 El combate de Iruya, Salta, Argentina, 11 de junio de 1838, fue un triunfo del coronel boliviano Timoteo Raña que, bajo el mando del general alemán al servicio de Bolivia, Otto Felipe Broun, neutralizó el empuje de la división del coronel argentino Manuel Virto que, agotado, optó por la retirada. El combate de Montenegro o de la cuesta de Coyambuyo, Bolivia, del 24 de junio de 1838, donde los soldados bolivianos, de 260 a 1900, al mando de Otto Felipe Broun, después de caminar 20 días por cerros y quebradas, cargaron sobre los 750-800 argentinos y los derrotaron. Iruya y Montenegro fueron triunfos de las armas bolivianas.

 El triunfo del Escuadrón de Caballería “Francotiradores Vanguardia”, de 70 tupizeños, cotagaiteños y tarijeños, al mando del coronel Rufino Carrasco (de Talima, Tupiza), en el combate de Tambillo, el 6 de diciembre de 1879, fue categórico. El Escuadrón era de la V División o “División Perdida” comandada por Narciso Campero Leyes que dicho sea de paso nunca entró en acción por rarísima decisión del presidente Hilarión Daza. Carrasco, enterado de la derrota de Jaime Hoyos y sus cuarenta irregulares en Río Grande, con permiso entró en acción atravesando el difícil paso de Tocopincha y tomar Chiuchiu el 25 de noviembre de 1879. El 6 de diciembre Carrasco atacó a los chilenos en Tambillo, San Pedro de Atacama, y triunfó. Pidió refuerzos a Campero que nunca llegaron. Se replegó a Potosí.

 La batalla de Bahía, hoy Cobija, Pando, 11 de octubre de 1902, entre los ejércitos de Bolivia y Brasil. fue un triunfo boliviano porque si bien se perdió El Acre por falta de gente y medios, se defendió Cobija de la invasión brasileña que ya había sido retada por esfuerzo propio de Nicolás Suárez y sus trabajadores de barracas que habían sido invadidas. Bruno Racua Chimay, paceño de Ixiamas y conocedor de lo que se llamó el Territorio de Colonias, hoy Departamento Pando, tuvo un papel determinante en el triunfo boliviano ya que con flechas incendiarias desconcertó a los brasileños que optaron por retirar el sitio de Bahía quedando la frontera en el río Acre que incluso hoy separa Cobija de Brasilea. Racua Chimaya es oficialmente héroe nacional y urge reconocerlo una y mil veces como tal… sobre todo en las salas de clase.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: