El gobierno de México rige la prensa

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Según el NYT que cita a Fundar, una organización que se dedica a la transparencia del gasto público, al parecer el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto viene gastando cerca de dos mil millones de dólares en sobornar a la prensa en los últimos cinco años lo que, ajustado anualmente, representa más del doble de lo que el congreso mexicano aprobó en 2016 para el mismo propósito. Esto se ha convertido en una tradición del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que ha gobernado la mayor parte de los últimos 70 años, y esto solamente al nivel federal. El expresidente José López Portillo hace décadas que diseñó esta política con el dictum de que él no pagaba a los medios para que lo atacasen. Práctica que la oposición adoptó al ganar la presidencia en 2000 y 2006. Mala práctica y quizá no solo en México.

EEUU, que en muchos sentidos ha sido y es el modelo de los mexicanos, tiene una fuerte prensa que critica las actividades del gobierno central y los gobiernos estatales y locales. Los principales medios son CNN, MSNBC, CBS, ABC y otras emisoras de televisión y radio, amén de varios periódicos importantes como el New York Times y el Washington Post, et. al. todos privados y de vieja data que la actual administración de EEUU quisiera eliminar porque la critican todos los días. Contrario a estos está Fox News que también está financiado por dinero privado favorable al gobierno.

No así en México donde dos terceras partes de los columnistas y periodistas son pagados por el gobierno central y los estatales a fin de que digan lo que se les dice so pena de no recibir más dinero oficial que incluso cubre ciertos avisos comerciales que favorecen al gobierno central o a los estatales y/o locales. “Se trata de un problema económico” dice el periodista Carlos Puig del periódico Milenio, que recibe dinero del gobierno. “El modelo clásico de EEUU no existe en México.” Dos tercios de los periodistas de México admiten estar afectados por estos pagos oficiales. Según Enrique Krauze, historiador mexicano y editor de Letras Libres, revista mexicana que recibe dinero del Estado: “si un reportero profesional investiga hechos luctuosos, tanto el gobierno como la empresa privada le negarán financiamiento… lo que viene a ser uno de los mayores defectos de la democracia mexicana”. Pero la influencia del gobierno va más allá porque también practica el soborno directo ya que algunos periodistas figuran como contratistas del gobierno.

El NYT acota: en Chiguagua hay funcionarios que dicen que el ex gobernador gastó más de US$50 millones en avisos políticos con un presupuesto deficitario. Los fiscales tienen recibos firmados por periodistas que recibieron dinero del Estado siendo obvio que fueron contratados para escribir y publicar lo que la autoridad dictó. El nuevo gobernador de Chiguagua, Javier Corral, comenta que “existe un arreglo en torno a cómo se gastan los dineros del gobierno ya sea en premiar o castigar a la prensa por lo que publique”. Por tanto, hay una cantidad de sitios de internet que muestran publicidad a favor del gobierno.

Lo anterior más los terremotos, el narcotráfico, la transformación del TLCAN, el tránsito de centroamericanos en pos de llegar a EEUU, más la urgencia de entrar a nuevos mercados para los productos mexicanos, complica la situación ante una Suramérica que poco puede hacer para aliviar el trance de nuestros hermanos mexicanos… cuando debería ser lo contrario.

Publicado por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Jorge V. Ordenes L. www.jvordenes:wordpress.com Académico de número de la Academia Boliviana de la Lengua. Ph.D. en literatura hispánica y Licenciado en economía de la Universidad George Washington, Washington, D.C. Ha recibido certificados de cursos de la American Management Association de EEUU, de la ONU de Nueva York, y de la organización Coverdale de Inglaterra. Habla castellano, francés e inglés. Ha enseñado literatura hispánica en EEUU durante diez años. En 1995 recibió una oferta de profesor de la Universidad Nova, de la Florida, pero desistió para regresar a Bolivia. Aparece en Who is Who in Latin America; y en Directory of Latin Americanists, Biblioteca del Congreso, EEUU Fue comentarista de Latin American Research Review, EEUU. Aparece como docente del International Law Institute, EEUU Fue electo "Jack Wolf Scholar" por la Washington Agriculture and Forestry Education Foundation. Miembro del Instituto Cultural Capilla Alfonsina desde 1978, México. Con fecha 20 de octubre de 1980 recibió una carta de felicitación del doctor Hernán Siles Zuazo por escribir y publicar Sinopsis Boliviana (Washinhton, D.C, 1970-1981). Con fecha 22 de diciembre de 1971 recibió carta de “profundo agradecimiento” del embajador de Chile en EEUU, Orlando Letelier, por la “excelente lectura” pública del poema Las alturas de Macchu Picchu de Pablo Neruda. Trabajó veintisiete años en corrección de pruebas, recursos humanos y relaciones públicas del Fondo Monetario Internacional, en Washington, de donde se jubiló en 1995. Ha ofrecido más de 900 conferencias en torno al trabajo del FMI y sobre literatura y cultura en instituciones gubernamentales y educativas de Europa, EEUU, Canadá e Iberoamérica. Ha disertado en conferencias de literatura y macroeconomía. Continúa siendo entrevistado por periódicos, radio y televisión de varios países incluyendo varias veces por la Radio Caracol de Miami, Florida, en 2007. Viaja a menudo a EEUU por motivos de familia y de trabajo de consultoría actualmente con Internacional Development Corporation de Arlington, Virginia, EEUU. Publica semanalmente la columna “Fulcros” en cinco periódicos bolivianos, eforobolivia.org y otros sitios blog de la internet. Ha enseñado en las facultades de derecho y extensión cultural de la UPSA, Santa Cruz, Bolivia. Fue invitado a ser miembro del Consejo Consultivo de la UTEPSA, 2004, Santa Cruz, donde ejerció de profesor de estilo y corrección de pruebas en 2005. Miembro del Consejo Editorial de la revista Signo, La Paz. Ofreció tres módulos (seis meses) de la historia de la literatura desde las vísperas de Colón%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: