Calentamiento planetario, desempleo y otros males

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Un informe reciente del Banco Mundial (IBRD) dice que si los gobiernos no toman acción inmediata, el número de víctimas de ¡ojo! cosechas fallidas, sequías y ascenso del nivel de los océanos aumentará marcadamente en las próximas tres décadas. Para 2050, y de no implementarse medidas mancomunadas, 86 millones de personas serán desplazadas y desempleadas en África subsahariana, 40 millones en Asia del sur y 17 millones en América Latina. Mas de 143 millones de desplazados por el cambio climático. En estas regiones vive más de la mitad de los habitantes del mundo en desarrollo incluyendo el 2,8% que confrontan el referido riesgo por lo que el cambio climático inexorablemente se viene convirtiendo en un propulsor de la migración de comunidades enteras en busca de asentamientos más seguros donde el empleo remunerado sea posible y perdurable lo que se torna difícil de visualizar a priori, menos pronosticar. Las migraciones del Medio Oriente y del norte de África de hoy, habrán de ser nimias comparadas con los movimientos de millones que irán de costas al interior de todas partes afectando abastecimientos de todo orden y aumentando el desempleo y el hambre en prácticamente todo el planeta.

AFP dijo que la ejecutiva del IBRD, Kristalina Giorgieva, comentó que “cada día que pasa el cambio climático deviene en una apremiante amenaza económica, social y existencial de países y sus habitantes, y que el número de estos migrantes podría reducirse en decenas de millones si se toman medidas globales que reduzcan la emanación de gases que causan el efecto invernadero, y con planificación adecuada de largo plazo.” Por otro lado el metereólogo H. López, del Instituto de Estudios Atmosféricos de la Universidad de Miami, enunció recientemente que en base a datos climáticos de junio a agosto de 1900 a 2010, las temperaturas en regiones ecuatoriales y hasta los trópicos de cáncer y capricornio del planeta, respectivamente, pueden subir entre 5 y 15 grados centígrados en los próximos años persistiendo por días y hasta semanas lo que afectaría a niños, ancianos e incluso a personas sanas, y animales. Las zonas septentrionales y meridionales del norte y sur del planeta respectivamente también se verían afectadas sobre todo por el aumento de metros de la superficie del mar.

Este aumento habrá de causar estragos en los negocios y por lo tanto en el empleo de millones en puertos y aledaños urbanos hoy notorios y latentes. Ni hablar del deshielo de los polos y las cordilleras de un mundo enfrascado en pugnas político-económicas en las que el actual gobierno de EEUU se muestra renuente a considerar la amenaza del calentamiento climático. Su renuencia a aceptar los términos del Tratado de París lo comprueba. La protección de intereses comerciales de inmensas industrias contaminantes, cabilderas de congresos y parlamentos por décadas, es el motivo estulto, mezquino y suicida claramente condenable. La ceguera de gente pudiente que maneja empresas del carbón, las deforestadoras de bosques tropicales, et. al., a lo que hay que añadir gobiernos débiles controlados por ellas o que son parte de ellas como el Chino; ni hablar de los adinerados cultivadores de coca y otras yerbas, incluyendo la crianza de ganado, cuya angurria avasalla zonas vírgenes que se ven cada vez menos protegidas sobre todo en América Latina. Con solo apagar luces de monumentos, como la torre Eiffel, en protesta, se logra poco.

Publicado por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Jorge V. Ordenes L. www.jvordenes:wordpress.com Académico de número de la Academia Boliviana de la Lengua. Ph.D. en literatura hispánica y Licenciado en economía de la Universidad George Washington, Washington, D.C. Ha recibido certificados de cursos de la American Management Association de EEUU, de la ONU de Nueva York, y de la organización Coverdale de Inglaterra. Habla castellano, francés e inglés. Ha enseñado literatura hispánica en EEUU durante diez años. En 1995 recibió una oferta de profesor de la Universidad Nova, de la Florida, pero desistió para regresar a Bolivia. Aparece en Who is Who in Latin America; y en Directory of Latin Americanists, Biblioteca del Congreso, EEUU Fue comentarista de Latin American Research Review, EEUU. Aparece como docente del International Law Institute, EEUU Fue electo "Jack Wolf Scholar" por la Washington Agriculture and Forestry Education Foundation. Miembro del Instituto Cultural Capilla Alfonsina desde 1978, México. Con fecha 20 de octubre de 1980 recibió una carta de felicitación del doctor Hernán Siles Zuazo por escribir y publicar Sinopsis Boliviana (Washinhton, D.C, 1970-1981). Con fecha 22 de diciembre de 1971 recibió carta de “profundo agradecimiento” del embajador de Chile en EEUU, Orlando Letelier, por la “excelente lectura” pública del poema Las alturas de Macchu Picchu de Pablo Neruda. Trabajó veintisiete años en corrección de pruebas, recursos humanos y relaciones públicas del Fondo Monetario Internacional, en Washington, de donde se jubiló en 1995. Ha ofrecido más de 900 conferencias en torno al trabajo del FMI y sobre literatura y cultura en instituciones gubernamentales y educativas de Europa, EEUU, Canadá e Iberoamérica. Ha disertado en conferencias de literatura y macroeconomía. Continúa siendo entrevistado por periódicos, radio y televisión de varios países incluyendo varias veces por la Radio Caracol de Miami, Florida, en 2007. Viaja a menudo a EEUU por motivos de familia y de trabajo de consultoría actualmente con Internacional Development Corporation de Arlington, Virginia, EEUU. Publica semanalmente la columna “Fulcros” en cinco periódicos bolivianos, eforobolivia.org y otros sitios blog de la internet. Ha enseñado en las facultades de derecho y extensión cultural de la UPSA, Santa Cruz, Bolivia. Fue invitado a ser miembro del Consejo Consultivo de la UTEPSA, 2004, Santa Cruz, donde ejerció de profesor de estilo y corrección de pruebas en 2005. Miembro del Consejo Editorial de la revista Signo, La Paz. Ofreció tres módulos (seis meses) de la historia de la literatura desde las vísperas de Colón%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: