El calentamiento climático versus el lucro fácil

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

La Comisión Intergubernamental del Cambio Climático de la ONU (CICC) enuncia que el calentamiento planetario amenaza todo lo viviente y su medio ambiente, y que su control está en más peligro que nunca por razones políticas enarboladas por las industrias del petróleo y del carbón que continúan encendiendo las turbinas de generación de electricidad por lucro, y echando el nocivo dióxido de carbono, CO2. Esto porque  Arabia Saudita, China, EEUU, Kuwait, Rusia, et. al. tienen intereses extractivos acaparadores y hasta dictatoriales, de izquierda o de derecha, que optan por afirmar que lo del calentamiento climático,  comprobado y refrendado científicamente hasta el cansancio, es dizque producto de nerviosismo y hasta alharaca internacionales. En noviembre el presidente electo de Brasil, J. Bolsonaro, dijo que el ministro de relaciones exteriores de su gobierno sería Ernesto Araujo, el que enunciara que lo de calentamiento climático era un complot de marxistas para socavar las economías de occidente. El nuevo gobierno anunció que talaría en grande los bosques de la Amazonía.

 El lucro fácil, canalizado por la comercialización establecida del carbón  desde hace más de cien años, y la creciente necesidad de energía eléctrica, hacen del calentamiento climático una plaga mundial que amenaza con hacer desaparecer islas-países, zonas costeras, hielos “eternos,” y provocar distorsiones biológicas y bacteriológicas jamás vistas. Los productores de petróleo tampoco escapan la condena porque los vehículos contaminan. Los eléctricos todavía están en ciernes por su elevado precio.

 Bajo la presidencia de Michal Kurtyka, las tortuosas negociaciones de delegados de 200 países concluyeron la COP 24, organizada por la ONU, el sábado 15 de diciembre en Katowice, Polonia. Se trató penosa pero detalladamente lo que se debe hacer internacionalmente para detener el calentamiento climático. Se logró por lo menos mantener vigente el Pacto de París al comprometerse a utilizar un sistema común de medida de emisiones contaminantes, disminuirlas, y elevar los resultados a la reunión de 2020. También se acordó pedir a los países pudientes mayor claridad en cuanto a la ayuda que puedan proporcionar a los países pobres en la producción de energía limpia, en la protección ante desastres naturales, y en la pugna por filtrar más y mejor las emisiones contaminantes. Lo rescatable fue que los representantes de EEUU bregaron porque China e India se comprometiesen a disminuir la emisiones nocivas, y apoyaron lo acordado pese a que su presidente habló de abandonar el Acuerdo de París; incluso mencionaron la posibilidad de que futuros presidentes de EEUU consideren volver en pleno a él. De todas maneras EEUU no puede renunciar del todo hasta fines de 2020.

 La mayoría de las delegaciones mostraron desaliento ante el débil cometido demostrado en las sesiones aunque también hubo voces que destacaron la brega en pos de lograr lo posible en medio de intereses políticos y económicos que pululan por doquier y articulan su influencia. Por el momento se espera que los acuerdos hagan que los países vean la mejor manera de disminuir la contaminación y lo exhiban en las reuniones de 2020 en Santiago de Chile. La verdad incontrovertible es que los científicos del clima afirman que no tenemos tiempo para tanta experimentación a “paso de tortuga”… porque la contaminación aumenta “al galope”. Es hora de actuar mucho más rápidamente.

Publicado por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Jorge V. Ordenes L. www.jvordenes:wordpress.com Académico de número de la Academia Boliviana de la Lengua. Ph.D. en literatura hispánica y Licenciado en economía de la Universidad George Washington, Washington, D.C. Ha recibido certificados de cursos de la American Management Association de EEUU, de la ONU de Nueva York, y de la organización Coverdale de Inglaterra. Habla castellano, francés e inglés. Ha enseñado literatura hispánica en EEUU durante diez años. En 1995 recibió una oferta de profesor de la Universidad Nova, de la Florida, pero desistió para regresar a Bolivia. Aparece en Who is Who in Latin America; y en Directory of Latin Americanists, Biblioteca del Congreso, EEUU Fue comentarista de Latin American Research Review, EEUU. Aparece como docente del International Law Institute, EEUU Fue electo "Jack Wolf Scholar" por la Washington Agriculture and Forestry Education Foundation. Miembro del Instituto Cultural Capilla Alfonsina desde 1978, México. Con fecha 20 de octubre de 1980 recibió una carta de felicitación del doctor Hernán Siles Zuazo por escribir y publicar Sinopsis Boliviana (Washinhton, D.C, 1970-1981). Con fecha 22 de diciembre de 1971 recibió carta de “profundo agradecimiento” del embajador de Chile en EEUU, Orlando Letelier, por la “excelente lectura” pública del poema Las alturas de Macchu Picchu de Pablo Neruda. Trabajó veintisiete años en corrección de pruebas, recursos humanos y relaciones públicas del Fondo Monetario Internacional, en Washington, de donde se jubiló en 1995. Ha ofrecido más de 900 conferencias en torno al trabajo del FMI y sobre literatura y cultura en instituciones gubernamentales y educativas de Europa, EEUU, Canadá e Iberoamérica. Ha disertado en conferencias de literatura y macroeconomía. Continúa siendo entrevistado por periódicos, radio y televisión de varios países incluyendo varias veces por la Radio Caracol de Miami, Florida, en 2007. Viaja a menudo a EEUU por motivos de familia y de trabajo de consultoría actualmente con Internacional Development Corporation de Arlington, Virginia, EEUU. Publica semanalmente la columna “Fulcros” en cinco periódicos bolivianos, eforobolivia.org y otros sitios blog de la internet. Ha enseñado en las facultades de derecho y extensión cultural de la UPSA, Santa Cruz, Bolivia. Fue invitado a ser miembro del Consejo Consultivo de la UTEPSA, 2004, Santa Cruz, donde ejerció de profesor de estilo y corrección de pruebas en 2005. Miembro del Consejo Editorial de la revista Signo, La Paz. Ofreció tres módulos (seis meses) de la historia de la literatura desde las vísperas de Colón%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: