Venezuela en la encrucijada

enero 30, 2019

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Según encuestas republicanas, el más largo corte de sueldos de la historia de empleados del gobierno federal de EEUU ha dañado las perspectivas de D. Trump de continuar en el gobierno después de 2020 y esto hace, entre otras cosas, que busque victorias políticas en otros lares incluyendo la compleja Venezuela ya que ha mostrado parcialidad con el gobierno de la oposición venezolana presidido por Juan Guaidó que por su lado viene insistiendo en que en cualquier momento ha de ser detenido por el régimen de Maduro.

Que esto sea suficiente para calmar las huestes de Trump y esperar que en el futuro voten por él y sus incongruencias políticas es harina de otro costal. Lo que está claro es que la situación venezolana necesita elecciones libres ya nomás luego de persistentes tensiones internas y externas que a lo mejor se prolongan con el consabido costo en vidas y hacienda de un pueblo que, desde que H. Chávez subió al poder, ha dado todo por zafarse de la injusticia, escasez, el oprobio, la ignominia y sobre todo la pobreza administrativa del régimen de Maduro cuya permanencia en el gobierno se debe a las fuerzas armadas… y a la ayuda cubana. Hoy, Miguel Díaz Canel, presidente de Cuba, dice increíblemente: “Nicolás es un presidente constitucional.”

Cuando el gobierno de EEUU se apresuró a reconocer la junta de gobierno que sacó del poder al presidente Hugo Chávez en 2002, tuvo que retirarse con el rabo entre las piernas porque el autoproclamado líder de la revolución bolivariana retornó al poder a los tres días… y disgustado más que nunca con EEUU. Hubo gobiernos latinoamericanos que condenaron el golpe anti Chávez. Hoy esos mismos entes nacionales dicen que la elección de 2018 que eligió a Maduro fue fraudulenta, y que Cuba se inmiscuyó en ella como lo ha hecho en otros países.

Hay quienes dicen que esto del reconocimiento precipitado de Guaidó por parte de EEUU invita a que la historia se repita, aunque la situación geopolítica es más complicada por la cantidad de entes internacionales que se han manifestado en contra, y algunos a favor, del régimen de Maduro, por la desastrosa situación económica de Venezuela, por los miles de venezolanos que escapan a como dé lugar de la opresión y el desorden, y por el antagonismo que existe en torno a Venezuela entre China y Rusia por un lado, y EEUU… lo que favorece a Maduro, y que Chávez no consiguió. Hoy se cita a V. Putin afirmando: “Maduro es un presidente legítimo.”

El que Guaidó, Trump, el Grupo de Lima, la Unión Europea, y otros hayan manifestado apoyo al retorno de la democracias en Venezuela a través de elecciones libres e idóneas ha instado a un Erdogan, dictador de Turquía, a respaldar el régimen de Maduro porque teme que un clamor similar brote en su país. Es que no se trata de la izquierda política frente a la derecha, sino de cualquier dictadura o gobierno fuerte que enfrente un latente desacato a su mandato instado sobre todo por el basto orbe de las redes sociales. Incluso Putin, apoyado por oligarcas, las FFAA y elecciones cuestionables ve con malos ojos que un pueblo pida elecciones libres para echar a la historia un régimen dictatorial. La verdad es que el pueblo venezolano no solamente enfrenta un inédito conflicto interno, sino que también confronta múltiples cordones umbilicales internacionales que pugnan por sus propios intereses. Ante este panorama el Consejero de Seguridad de EEUU, John Bolton, afirmó el jueves 30 de enero: “lo cierto es que Venezuela está en nuestro hemisferio.”


El paladio vale más que el oro

enero 22, 2019

 

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El paladio, un metal noble que resiste oxidación y corrosión, tiene la peculiaridad a temperatura ambiente de absorber hidrógeno hasta 900 veces su volumen sin cambiar en sí de volumen lo que lo convierte en un insumo óptimo para la producción de catalizadores de tubos de escape de automotores que hoy consume el 80% del paladio producido. Convierte hasta el 90% de gases nocivos (monóxido de carbono, hidrocarbonos y dióxido de nitrógeno) en elementos inofensivos (nitrógeno, dióxido de carbono y vapor de agua).

Se trata de un metal raro, blando, dúctil, maleable de color plateado parecido químicamente al platino y al rodio, posee el número atómico 46 en el grupo 10 de la tabla periódica de elementos. También se usa en la fabricación de teléfonos celulares y joyería, en las industrias electrónica, odontológica, medicinal, en la purificación de hidrógeno,  en otras aplicaciones químicas, en el tratamiento de aguas subterráneas, y es cada vez más cotizado en la fabricación de pilas de combustible que hacen reaccionar el hidrógeno con el oxígeno para producir electricidad, calor y agua.

El precio del paladio subió en los años 2000 como resultado de las dificultades de conseguirlo en Rusia que lo produce, y la demanda de la fabricación de catalizadores. Hoy su precio sobrepasa el del oro ya que en diciembre, 2018, llegó a $1243,02 la onza en Londres por primera vez en 16 años, según Typhany Hsu del NYT. La demanda de paladio ha aumentado paulatinamente en los últimos 8 años y se calcula que en 2019 alcance un déficit de 1,2 millones de onzas.Se trata de unode los más cotizados metales del momento. Su precio ha subido más del 50% de septiembre a diciembre y en enero escasea.

Las vetas de paladio son escasas comparadas con otros metales o metaloides. Se encuentran a veces en minas de cobre y níquel por lo que habría que buscarlo en Minera Chuquicamata, Cobresal (El Salvador), Minera Andina, El Teniente y Corocoro aunque estos no figuran como fuentes del metal, hasta ahora. Se lo encuentra sobre todo en la llamada “franja norítica” del Complejo Bushveld Igneous que está en la cuenca Transvaal de Suráfrica. Se trata de una roca ígnea plutónica llamada comúnmente norita. Los elementos asociados al níquel, como el paladio, están a menudo en noritas. Las rocas plutónicas o intrusivas son resultado de un enfriamiento lento, en magma de gran profundidad.

Otros yacimientos de paladio se encuentran en el Complejo Stillwater, Montana, EEUU; en la cuenca Sudbury y el distrito de Thunder Bay en Ontario, Canadá; y el Complejo Norilsk de Rusia, el que más produce. También se recicla extrayéndolo de catalizadores desechados. Su escasez hace que su búsqueda, como oportunidad de inversión, sea cada vez más atractiva aunque la demanda de paladio acaso se vea afectadaporinversionistas que prefieran el oro en vista de la pausa en el crecimiento de la economía mundial, las pugnas internacionales de comercio sobre todo entre EEUU y China, las dudas del mérito de las reducciones de impuestos en EEUU además los vaivenes de su mercado de valores, y la creciente demanda de vehículos eléctricos.

El paladio (símbolo químico Pd) fue descubierto por el inglés William H. Wollaston y purificado en julio, 1802. El término paladio (palladium en inglés) viene del nombre del asteroide Pallas que a su vez proviene del griego palladion que denota una imagen de la diosa Pallas o Athene… de la que dependía la protección de Troya.


Bolsonaro empieza II

enero 15, 2019

 

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Admirador de Trump y de las dictaduras de Brasil, 1964-1985, Bolsonaro busca estrechar relaciones con EEUU e Israel, y piensa mudar la embajada de Brasil a Jerusalén.Cuando tomó el poder dijo que la gente se había liberado: del “socialismo,”  de “los valores invertidos,” del “gigantismo del estado” y de lo “políticamentecorrecto.” Pero se sabe que de lo que no se ha liberado es de la realidad socio-económica y política de Brasil que registra generaciones y décadas de intentos de solución que de una u otra forma han gestado una actitud vital de sobrevivencia y salvación a como dé lugar de una población diversa que desconfía hondamente en los políticos. Por eso urge plantear los problemas técnicamente de modo que las soluciones de corto y mediano plazo hablen de por sí a todo Brasil y fuera de él. El politiqueo continuará siendo palabras al viento no solamente en Brasil… aunque éste es el país pauta de América Latina.

Según el FMI, en 2017 la deuda externa de Brasil llegaba al 153% (45% privada) de un PIB de US$2.055 billones (2.055.000.000.000), lo que es oneroso para cualquier gobierno. En comparación, también en 2017, la deuda de: Argentina: 78% (26,6 privada) de un PIB de $638 mil millones; de Chile: 162% (85,4 privada) de un PIB de $277 mil millones; de Paraguay 58% (72.4 privada) de un PIB de $39 mil millones; de Bolivia 49% (0% privada) de un PIB de $38 mil millones. Paulo Guedes, el “poderoso” ministro de finanzas, fiel a la escuela de Chicago, de entrada habló de una reforma total del estado y del comercio para abrir el potencial corporativo. Destacó que se reformará y reducirá el gasto de jubilaciones en el equivalente a $260 millones, se privatizarán activos del Estado y se simplificará el sistema impositivo. Nos ocuparemos de los “piratas del sector privado, los burócratas corruptos y las criaturas del pantano político que han conspirado contra la gente brasileña. El gasto excesivo ha corrompido a Brasil.”

Trascendió que el gobierno había emitido un decreto autorizando a las secretarías de gobierno seguir de cerca el trabajo de las ONGs y organizaciones internacionales que están en Brasil. Reuterscita a Bolsonaro diciendo que la seguridad regional era la razón por la que quizá él permita el establecimiento de bases militares estadounidenses en Brasil a fin de contrarrestar la influencia rusa en Venezuela. Pero sectores de las fuerzas armadas manifestaron su desagrado con la idea.

Sergio Moro, ex juez que contribuyó al juicio que declaró culpable al ex presidente L.I. Lula da Silva, y ahora ministro de justicia, dijo que “ la misión más importante otorgada al presidente Bolsonaro es clara: terminar con la corrupción impune, luchar contra el crimen organizado y reducir los crímenes violentos respetando la ley.” Ernesto Araujo, el nuevo ministro de RREE, en un discurso con citas de índole religiosa, literaria, incluso recurriendo al latín y al griego, mostró admiración por los gobiernos nacionalistas de EEUU, Hungría, Israel y Polonia. Bloomberg Newsdestaca que dijo: “no estamos aquí para bregar por el orden global. Esto es Brasil y no temo ser brasileño.” El nuevo ministro de asuntos de mujeres, la familia y derechos humanos, Damares Alves, afirmó que aleccionar políticamente a niños y adolescentes pasa a la historia. De ahora en adelante “las niñas serán princesas y los niños serán príncipes.” “Se abre una nueva era en Brasil donde los niños vestirán de azul y las niñas de rosado.”


Bolsonaro empieza

enero 8, 2019

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El ex legislador de extrema derecha y capitán retirado del ejército anuncia que Brasil se ha liberado del socialismo y que sabe que le esperan reformas intrincadas y un Congreso dividido. Hay señales de que los “Chicago boys” de los años 1970, dignos hijos y nietos del “Consenso de Washington” y sus ideas económicas neoliberales, son modelo de las autoridades que van tomando el mando en Brasil. El analista británico, Jim Oneill. (Valor) opina que “el crecimiento de Brasil puede que sea una ‘sorpresa agradable’ para la economía global si el presidente J. Bolsonaro apoya las políticas ortodoxas que prometió en su campaña.” Pero hay quienes afirman que lo de Bolsonaro es “un golpe desbastador,” por ejemplo, para los que han pugnado por cumplir el mandato constitucional de reparar el daño causado a los pueblos indígenas después de décadas de negligencia y maltrato. La Constitución de 1988, después de que Brasil saliese de una dictadura militar de 21 años, garantizaba la tenencia de tierras a grupos maginados por décadas que sufrían discriminación sistemática y cruel.

El NYT dice que el presidente Bolsonaro había comparado a las comunidades indígenas que habitaban las tierras protegidas… con “animales de los zoológicos,” y que había aprobado un decreto que restaba autoridad a la Fundación Nacional del Indio, protectora de éste, y asignaba la protección de dichos territorios al Ministerio de Agricultura conocido por su defensa de empresarios que buscan desde hace marras acceder a esas tierras. La antropóloga L. S. Burger Sotto-Major, ex funcionaria de la Fundación, dijo que el nuevo decreto era “una clara afrenta a la Constitución” porque si el gobierno anterior desprotegía a las comunidades indígenas con recortes de créditos… y priorizaba los planes de industrias que buscan mayor acceso al Amazonas, éste es peor  de todas formas.

En un twiter el mandatario dijo que los grupos indígenas y los grupos tradicionales “descendían de esclavos, o quilombos,” y que conformaban una mínima parte de la población, menos de un millón, y que se les había concedido más del 15% del territorio del país en regiones aisladas. “Juntos vamos a integrar a esos ciudadanos y a cuidar de todos los brasileños,” y añadió:  “Una de nuestras estrategias para sacar a Brasil de los últimos lugares en educación es acabar de cuajo con la basura marxista en nuestras escuelas”… “Conseguiremos la formación de ciudadanos, no de militantes políticos.” Por otro lado, Bolsonaro anuncia que la edad de jubilación bajará a 62 para hombres y a 57 para mujeres, y entrarán en efecto cinco años después de que la legislación sea aprobada. El ex presidente Michel Temer había propuesto 65 y 62, respectivamente. Bolsonaro también habló de la necesidad de proyectos de ley de protección del personal de seguridad, y de apertura de la banca a entidades extranjeras. En el proceso se sabe que atrajo al ejército, a las iglesias menos progresistas prometiéndoles reducir protecciones ambientales que estos grupos consideran costosas; él seguramente recuerda que éstos lo ayudaron a derrotar al Partido de los Trabajadores en las encuestas, y a ganar la elección, lo que lo obliga a cumplir lo prometido y a convertir a su nimio partido en el segundo más grande del Congreso.

Bloomberg News recientemente dijo que después de su victoria electoral del 28 de octubre, 75% de los brasileños en una encuesta reciente opinaban que Bolsonaro, de 63 años, iba por el camino correcto…


A %d blogueros les gusta esto: