Y qué del oro de Venezuela

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El 29 de enero el legislador venezolano, José Guerra, dijo en un tweet que un avión ruso Boeing 777 había aterrizado en Caracas el día anterior para ser cargado con 20 toneladas de barras de oro del Banco Central de Venezuela, pero no mostró  pruebas. También se dijo a Bloomberg News que 20 toneladas de barras de oro habían sido apartadas en el Bco Central, aunque esto tampoco pudo corroborarse dada la naturaleza subrepticia del asunto.

En Venezuela hay pugna entre Juan Guaidó, proclamado presidente de Venezuela por la Asamblea Nacional, y Nicolás Maduro, electo presidente en 2018 en elecciones cuestionadas, que dirige seis años de un régimen represivo, abusivo y corrupto. Los izquierdismos venezolano y no venezolano piden que se deje a los venezolanos esgrimir diferencias. Pero la situación ha traspasado las fronteras del país que posee las mayores reservas de petróleo del planeta, y más de 3 millones de venezolanos de ambos sexos, niños, jóvenes y mayores, se han visto obligados a migrar a países vecinos y a otros en condiciones muy precarias huyendo del hambre, represión, falta de libertad política, de medicamentos y de enceres desde que entró en escena la distopía de Hugo Chávez. Encima hay rumores de secuestro de adolescentes disidentes para ponerlos dizque en primera fila en caso de guerra.

La injerencia extranjera ha sido y es obvia, ni hablar de la cubana y ahora políticamente de otras. México, Uruguay, el Vaticano y China piden que se negocie cuando es obvio que no hay nada que negociar. En Venezuela hoy no caben ni pueden convivir el izquierdismo desbocado de Maduro y el afán de democratizar el país de la gente de Guaidó. Por lo tanto, las democracias del mundo tienen razón de exigir un cambio basado en la idea de que cuando un “líder” de país practica pillaje durante su mandato, restringe libertades y contraviene las leyes… es asunto que atañe a todos los países.

Venezuela tiene una pujante minería del oro y guarda miles de millones de dólares en barras de oro en reservas en el Banco Central. Pero ¿cuánto hay? El Observatorio de Complejidad Económica del Inst. Tec. de Mass., EEUU, opina que mientras Venezuela exporta mayormente crudo, el petróleo refinado y el oro generan divisas, pero la minería del oro y las reservas han disminuido porque Maduro ha vendido oro para comprar alimentos y medicinas.

El World Gold Council dice, citado por Bloomber News, que las reservas de oro de Venezuela, “según su Banco Central,” han bajado de 76% a 69%, u $8,4 mil millones, desde que Maduro tomó el poder en abril de 2013. No se sabe dónde ha ido a parar el oro. Se sabe que la producción de oro ha ido disminuyendo desde 2011 cuando el país producía 25,5 toneladas anuales. En 2017 acaso haya producido 23 toneladas extraídas mayormente del Arco Minero del Orinoco, una zona selvática de 112.654 km cuadrados que va de Colombia a la Guyana.

Un nuevo gobierno habrá de reducir la inflación, pero el país necesitará dinero del exterior, también del FMI. Habrá que eliminar el control de precios y otros distorsionantes a fin de instaurar nuevos medios de ayuda social. Deberá reorganizar su industria petrolera. Su deuda extrajera deberá ser reprogramada incluyendo las deudas con Rusia y China que hasta hoy se han pagado con petróleo. A mismo tiempo el gobierno de Guaidó tiene que celebrar elecciones y procurar la unión de las fracciones opositoras pero antes, tiene que deshacerse de Maduro. No queda otra.

Publicado por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Jorge V. Ordenes L. www.jvordenes:wordpress.com Académico de número de la Academia Boliviana de la Lengua. Ph.D. en literatura hispánica y Licenciado en economía de la Universidad George Washington, Washington, D.C. Ha recibido certificados de cursos de la American Management Association de EEUU, de la ONU de Nueva York, y de la organización Coverdale de Inglaterra. Habla castellano, francés e inglés. Ha enseñado literatura hispánica en EEUU durante diez años. En 1995 recibió una oferta de profesor de la Universidad Nova, de la Florida, pero desistió para regresar a Bolivia. Aparece en Who is Who in Latin America; y en Directory of Latin Americanists, Biblioteca del Congreso, EEUU Fue comentarista de Latin American Research Review, EEUU. Aparece como docente del International Law Institute, EEUU Fue electo "Jack Wolf Scholar" por la Washington Agriculture and Forestry Education Foundation. Miembro del Instituto Cultural Capilla Alfonsina desde 1978, México. Con fecha 20 de octubre de 1980 recibió una carta de felicitación del doctor Hernán Siles Zuazo por escribir y publicar Sinopsis Boliviana (Washinhton, D.C, 1970-1981). Con fecha 22 de diciembre de 1971 recibió carta de “profundo agradecimiento” del embajador de Chile en EEUU, Orlando Letelier, por la “excelente lectura” pública del poema Las alturas de Macchu Picchu de Pablo Neruda. Trabajó veintisiete años en corrección de pruebas, recursos humanos y relaciones públicas del Fondo Monetario Internacional, en Washington, de donde se jubiló en 1995. Ha ofrecido más de 900 conferencias en torno al trabajo del FMI y sobre literatura y cultura en instituciones gubernamentales y educativas de Europa, EEUU, Canadá e Iberoamérica. Ha disertado en conferencias de literatura y macroeconomía. Continúa siendo entrevistado por periódicos, radio y televisión de varios países incluyendo varias veces por la Radio Caracol de Miami, Florida, en 2007. Viaja a menudo a EEUU por motivos de familia y de trabajo de consultoría actualmente con Internacional Development Corporation de Arlington, Virginia, EEUU. Publica semanalmente la columna “Fulcros” en cinco periódicos bolivianos, eforobolivia.org y otros sitios blog de la internet. Ha enseñado en las facultades de derecho y extensión cultural de la UPSA, Santa Cruz, Bolivia. Fue invitado a ser miembro del Consejo Consultivo de la UTEPSA, 2004, Santa Cruz, donde ejerció de profesor de estilo y corrección de pruebas en 2005. Miembro del Consejo Editorial de la revista Signo, La Paz. Ofreció tres módulos (seis meses) de la historia de la literatura desde las vísperas de Colón%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: