“El pez muere por la boca” y Putin también

julio 24, 2018

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Nadie sabe cuanto dinero tiene Vladimir Putin, presidente de Rusia, pero muchos creen que es la persona más rica del planeta. Yahoo News dijo recientemente que tenía un palacio de $1000 millones, un yate de $500 millones… y esto para empezar. Quizá como presidente tenga derecho a algunos de éstos lujos. Sabemos que fue formado en la KGB y que fue testigo del peligro que corría la delegación soviética en Berlín del Este en 1989 cuando la gente echaba el muro a la historia e invadía edificios. Putin, como empleado subalterno leal, se encargó de quemar documentos de la KGB por horas antes de escapar. Conoce el poder de un pueblio soliviantado y sabe que el ruso ha sido históricamente propenso a salir a las calles en defensa de sus derechos. La formación de Putin no acepta la posibilidad de la derrota. Es vox populidentro y fuera de Rusia hoy que la oposición política popular rusa está vedada y hasta cercenada incluso junto a las parecedes del Kremlin donde se ha ultimado a opositores al régimen.

El 16 de julio, de pie al lado de Trump, Putin dijo: “cada uno pongamos de nuestra parte: permitiremos que representantes de EEUU, incluyendo personal del fiscal especial Robert Müeller, ingresen a Rusia para interrogar a los oficiales rusos sospechosos de haberse inmiscuido sibernéticamente a favor de Trump en la elecciones presidenciales de 2016…” (o sea que aceptó de boca propia la existencia de tales perpetradores). Añadió que personal de inteligencia de EEUU que tenga que ver con diligencias ilegales realizadas en Rusia, también debería ser interrogado en Rusia . “Por ejemplo, quisiéramos hablar con Mr. Browder ya que gente allegada a él ha ganado $1,5 mil millones y no han pagado impuestos en Rusia ni en EEUU.” Dijo que esas personas estaban en EEUU y que contribuyeron $400 millones a la candidatura de H. Clinton “Todo esto bajo la protección de personal de inteligencia de EEUU al que queremos hablar… encontraremos el marco legal apropiado.” Quepa decir que lo de contribuir a elecciones estadounidenses por extranjeros está bedado en EEUU.

William F. Browder fue el mayor financista-inversionista estadounidense-británico en Rusia de donde fue deportado en 2005 por exponer corrupción. Lo consideraron una amenaza a la seguridad nacional y una corte en 2016 lo sentenció a 9 años de cárcel acusado In absentiade fraude y evasión de impuestos.

Browder posibilitó la Ley Magnitsky de EEUU firmada por el presidente Obama en 2012. La ley penaliza a ciudadanos rusos por sospecha de ofensas a los derechas humanos, y todavía afecta seriamente las arcas de Putin y de otros rusos acaudalados. Por eso, éste, ¡ojo!, no resistió y lo trajo a cuento seguramente porque vio a un Trump asequible y acaso dispuesto a aceptar la oferta… lo que muestra una preocupación e incluso debilidad confesadas del presidente ruso.

Por otro lado el señor Browder comentó que Putin estaba molesto con la aceptación que la ley Magnitsky había tenido en el mundo ya que legislaciones afines se aprobaron en Inglaterra, Canadá, Estonia, Letonia y Lituania. La Ley Magnitsky conmemora al abogado de Browder, Sergei Magnitsky, que según aquel, fue detenido, torturado y asesinado por la policía rusa en 2009 por denunciar la existencia de corrupción en las altas esferas del Kremlin presuntamente aliadas al presidente Putin.Browder dijo recientemente por la tv estadounidense que Putin tenía 200.000 millones de dólares.


¡Por Dios, dónde están los chicos!

julio 10, 2018

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Después de tanto clamor y queja de dentro y fuera de EEUU incluyendo las mentadas conversaciones de la esposa e hija de Trump a favor de la no separación de padres e hijos en la frontera, hace poco que la administración de Trump dio brazo a torcer y dizque puso fin al ingreso de padres e hijos a territorio de EEUU con el fin de declararlos ilegales, detenerlos y separar hijos de padres, incluso niños de pecho. Luego decidió esparcir a los chicos por todo EEUU de una manera dizque secreta. Y todavía los mantiene en lugares “ocultos” aunque, como nada es perfecto, la gente local se va dando cuenta dónde se encuentran aunque los sitios están fuera del límite de averiguaciones que no sean subrepticias y de la prensa. No se puede ocultar el sol con un dedo.

Las autoridades de línea fueron emboscadas por el Dep.  de Justicia con eso de separar, procesar y despachar, y luego con la decisión de no separar y, peor, con la decisión de “juntar lo separado” ya que, para empezar, nunca tuvieron un plan para reunir a padres e hijos. Se dice que la Oficina de Relocalización de Refugiados, O.R.R., del Departamento de Salud y Servicios Públicos, hizo saber que había 3000 niños detenidos. Pero abogados especializados en migración insisten en que los padres todavía no saben dónde están sus hijos y, peor, se viene rumoreando que no lo sabrán por semanas. Varios medios de prensa claman que esto se comience a resolver.

Cuando se comenzó a separar hijos, los clasificaban como llegados solos… y los pasaban a la O.R.R. El NYTcita a Bob Carey, autoridad máxima de la O.R.R. durante la administración Obama, diciendo: “esta repartición fue creada para acoger a menores que llegaban a reunirse a sus padres naturales que ya vivían en EEUU legalmente incluso con la ayuda de patrocinadores.” Pero aquí se trata de separaciones realizadas por el gobierno de EEUU que hasta el momento no vacila en hacer la vista gorda a la urgente necesidad de acelerar la enmienda del error. Menos mal  que para enmendar, amén de recurrir al sentido común, a fines de junio un Juez Federal de San Diego emitió un mandamiento judicial ordenando a la administración de Trump a reunir hijos y padres en 30 días aunque, en vista del desorden oficial reinante, ha de ser difícil que el plazo se cumpla aunque se nota el ajetreo de autoridades de inmigración que parece que están montando operativos de cientos de agentes federales para cumplir con el plazo de reunión de padres e hijos: tres mil menores de 5 años que deberían haber sido devueltos a sus padres hasta el 10 de julio. Tres mil otros hasta el 26 de julio. ¿Será? Difícil, el 7 de julio ya pedían más tiempo para unir hijos y padres.

Pero tanto esfuerzo y recurso deberían más bien utilizarse en ver de ayudar a los gobiernos centroamericanos y mexicano a luchar contra los elementos que motivan las migraciones. Uno de ellos es la inmensa demanda de estupefacientes que reina en EEUU y el lucro que causa su comercio asesino que de ninguna manera será disminuido a no ser que se considere seriamente, y hasta en condiciones de emergencia, la legalización del consumo en EEUU de forma que el precio de la droga se desplome. Lo otro es reconocer que EEUU necesita inmigración que de Europa ya no vendrá, y que del Medio Orienta está vedada. Queda la migración de América Latina que por lo histórica debe reconocerse como contribuyente desde hace tiempo al progreso y bienestar de los estadounidenses.


Trump lapidario con Occidente

julio 3, 2018

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

En torno a la desastrosa reunión del G7 del mes pasado en Canadá, hace unos días Project Sindicatecitó a Javier Solana diciendo: “fue una clara evidencia de que Occidente está en crisis.” También cita a Jim O’Neill opinando que incluso si la reunión hubiese sido normal, la exclusión de China la hizo intrascendente y trasnochada.

Bueno, pero la inclusión de China quizá hubiera actualizado realidades económicas multinacionales, pero qué de Trump y su extrañísimo y constante apego a Vladimir Putin y Rusia. ¿Será el extenso color del mapa de Rusia… cuando ésta tiene una economía del tamaño de la mexicana?, ¿su armamento nuclear?, ¿o será un nerviosismo envidioso de Trump al ver que Rusia mantiene militarizada y tensa su frontera con los países del Báltico y Polonia, en tanto que él solo habla de la pared en la frontera sur de EEUU… y de separar madres e hijos.

Mientras los 7 se reunían y Trump tuvo la ocurrencia de postular que Rusia reingresase al Grupo después de haber sido expulsada por anexarse Crimea, otra reunión anual cúspide de la Organización de Cooperación de Shanghai (China, India, Pakistán, Kazajstán, Kyrguistán, Tajikistan, Uzbekistán y Rusia) se llevaba a cabo en la ciudad china de Qingdao donde estuvieron los presidentes de China, Xi Jinping, y Vladimir Putin. La diferencia entre las dos reuniones fue que aquella resultó anacrónica y ésta… un éxito.

Trump viaja en julio a la cumbre de la OTAN y luego el 16 a Helsinki a ver a Putin en medio de tensiones con la Unión Europea creadas por él, ignorando la historia, socavando lo alcanzado desde 1945 por la alianza de EEUU con Europa lo que no solamente es increíble sino perjudicial para la seguridad de Occidente. Cuando en abril se reunió con el presidente Emmanuel Macron, Trump le propuso retirar a Francia de la Unión Europea prometiéndole que si lo hacía tendría un tratamiento comercial especial de EEUU… lo que es contrario a lo que EEUU ha practicado con la Unión Europea desde hace décadas. Muy raro. ¿Idea de Putin? Desde que ingresó a la presidencia Trump no ha hecho más que denigrar a la NATO e insultar a la Unión Europea. La cosa empeora.

La semana pasada, en Dakota del Norte, dijo que “la Unión Europea había sido creada para aprovecharse de EEUU y de su alcancía.” Luego se quejó de que EEUU tuviese un déficit comercial con Europa de 150 mil millones de dólares.” Infló la cifra para dramatizar, lo que resultó no solamente grotesco sino increíble. En otro momento dijo al primer ministro de Suecia que la OTAN era tan mala como el Tratado de Libre comercio de América del Norte (Canadá, EEUU y México), y que “EEUU debería retirarse de la OTAN.” Luego atacó a la canciller alemana, Angela Merkel, en momentos políticos difíciles para ella.

Sus panegiristas dicen que Trump lanza opiniones para ver qué pega en EEUU, y que van dirigidas a conservar y seguir impresionando a su base de votantes estadounidenses sobre todo anglosajona. Sí, pero a qué costo, cuando todos sabemos o deberíamos saber que Putin y sus oligarcas buscan debilitar el sistema político de EEUU y Europa para lo que fomenta lo de Siria, justifica a Maduro, ayuda a Cuba, socaba procesos políticos como el de Ucrania, y no deja de hacer maniobras militares con armamento, según él, revolucionario. Es probable que el enjuague de Trump con Rusia sea más capitalista que geopolítico, y perjudicial desde luego. Solo falta que ofrezca concesiones como las que dio a Kim Jon-un.


El racismo recalcitra nuevamente en EEUU

junio 27, 2018

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Aunque la separación de hijos y padres se alivió la semana pasada, crece la crítica en EEUU y el mundo a la práctica de la Casa Blanca de arrebatar niños, algunos de pecho, de sus padres migrantes en la frontera con México para llevarlos a sitios desconocidos. Se encarcela o exilia a buen número de padres y madres. Ahora el reto es volver a unir padres e hijos que no ha de ser fácil porque los niños están esparcidos por todo el país. Se trata de una cruel práctica de mentes enajenadas de racismo. Se lo vio en la trágica manifestación del año pasado, de blancos racistas y antisemitas, en Charlottesville, Virginia. Éstos odian la verdad etnográfica de EEUU de una disminución de gente blanca y un aumento en los no blancos lo que enardece a los blancos del gobierno empezando por el Presidente, motor de esta debacle. Claro que la historia de EEUU tiene antecedentes vergonzosos. Y no me refiero a los esclavistas derrotados en la guerra civil del siglo XIX, ni a los campos de concentración en los que se encarceló a estadounidenses de origen japonés durante la segunda guerra mundial.

En 1879 el militar Richard H. Pratt abrió la Carlisle Indian School en Pensilvania. Un internado financiado por el gobierno para “educar” sí o sí  a los jóvenes indios. Según la investigadora Becky Little del NYT, el propósito era “matar al indio y salvar al joven”. Fue modelo de más de 150 escuelas del país. Si la ley Dawes, 1887, delimitaba los territorios de los indios, la Ordenanza Haircut mandaba no dar alimento ni atención a los jóvenes de pelo largo… que mayormente eran indios. El sistema Carlisle obligaba al indio a parecerse al anglosajón (que le había quitado sus tierras), también a hablar y usar nombres en inglés y a dejar sus costumbres religiosas y culturales. Al ser internados, desvinculaban a los chicos de sus familiares y tribu lo que presentaba problemas cuando los muchachos volvían a sus casas. En ellas insistían en dejar atrás lo indígena porque “ya no servía”, a favor de costumbres de los blancos anglosajones que dizque “eran el futuro”. Esa educación buscaba eliminar al máximo los vínculos nativos. La confusión reinaba. Los internados eran semilleros de tuberculosis, influenza y otras enfermedades infecciosas que mataban educandos a granel. En el cementerio de Carlisle había un sector donde solo se enterraba estudiantes. Entre 1879 y cuando se cerraron estos internados en 1918, cerca de 200 estudiantes se enterraron en el cementerio.

Pero hay secuelas. El National Indian Child Welfare Association de EEUU registra que del 25% al 30% de niños indígenas todavía eran retirados de sus familias cuando en 1978 el Congreso aprueba la Ley del Bienestar Infantil Indígena. De esos niños, el 85% fueron alejados de sus comunidades completamente aptas para acogerlos. Hoy esa Ley permite a las tribus escoger la educación que deban recibir sus hijos y dónde. Pero hay otro problema, el Departamento de Salud y Recursos Humanos del gobierno federal registra que en 2016 la educación de los niños negros e indios absorbió demasiado presupuesto de bienestar social. La ley de Idiomas Nativos de 1990 protege el derecho del niño nativo a estudiar su idioma e historia en las escuelas de la Oficina de Educación Indígena, pero el trauma del sistema Carlisle por desgracias perdura ya que en 2014, por ejemplo, solo el 64% de niños nativos se graduó de secundaria, el número más bajo de los graduados en general.


¿Corea del Norte de pronto creíble?

junio 19, 2018

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

En Singapur la semana pasada Mr. Trump concedió precipitadamente a Norcorea suspender las maniobras militares que por décadas realizan las FFAA de Corea del Sur y EEUU en territorio y mar surcoreanos, lo que el presidente estadounidense llama “juegos de guerra”, sin que los altos comandos militares de Surcorea y EEUU fuesen informados. Norcorea se dijo que reciprocaba ipso facto ofreciendo una vez más la promesa, siempre incumplida, esta vez del “heredero del trono” Kim Jong un, de desmantelar su aparato militar sobre todo atómico. Como dice The Economist: “Hablar es mucho mejor que pelear, pero Corea del Norte registra una larga lista de engaños. Y para que el raquítico acuerdo acaso llegue a algo, EEUU tiene que estar atento porque hasta el momento Mr. Trump parece más interesado en ganar encuestas…“  que en desarmar a Corea del Norte que tiene 141 fábricas de armamento de destrucción masiva incluyendo cohetes que se dice pueden alcanzar la costa oeste de EEUU; y los medios estatales del régimen ni siquiera han mencionado el ambicioso grado de desarme que el Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, delineó el 13 de junio. Desde 1945 EEUU ha sido garante de la seguridad de Japón y Corea del Sur. Hace tiempo que Mr. Trump mienta el costo que EEUU sufraga por la presencia de fuerzas estadounidenses en la región. La economía libre de Surcorea es 36 veces más grande que la de Norcorea.

Luego de tratar mal a los líderes del Grupo de los 7 sobre todo a Justin Trudeau de Canadá la víspera de viajar a Singapur,  embarazoso fue que Mr. Trump dijese de Kim a ABC Newsque “su país lo amaba”, “se ve el fervor de su gente.” Cuando todos sabemos que los norcoreanos están obligados a rendir culto al Jefe, y los castigos por no hacerlo son severos incluyendo condena a las docenas de campos de concentración, tormento y muerte que pululan en el territorio. Hasta parientes del “culpable” son condenados. Que Mr. Trump descarte aspectos tiránicos comprobados es inconcebible, raro y a contrapelo de la tradición estadounidense de tolerancia, libertad y derecho a la defensa. El presidente de EEUU no solamente descartó, olvidó o quizá ignora la brutalidad del régimen de Kim… cuando luego de Singapur lo caracterizó de “muy abierto”, “muy honorable”, “muy inteligente”, “muy digno”, “muy talentoso”, “que quiere hacer lo correcto”.

También desfachatado de Mr. Trump fue su comentario sobre qué dirá si Kim incumple y lo hace quedar mal. “Me presentaré ante ustedes y diré: hey…me equivoqué.” Luego, recapacitando, añadió: “No sé si jamás lo admitiré… pero de alguna manera encontraré una excusa…” El Washington Postcomentó: “esta es la manera en que nuestro vendedor-en-jefe encubre y engaña.” El senador estadounidense Chris Murphy, dijo luego en “Morning Show” televisivo… que no se oponía a la diplomacia, pero que sí se oponía “a la mala diplomacia”… como la reciente del presidente de EEUU en Singapur.

Suspender las maniobras en Surcorea vendría a ser un obsequio a China que en su momento sugirió que Norcorea suspendiese sus programas nucleares y de cohetes a cambio de la suspensión de las maniobras de EEUU y Surcorea. El objetivo de China es reducir la influencia de EEUU en la zona donde China busca consolidar y expandir la suya. El retiro de las tropas estadounidenses de Corea del Sur, enaltecida por Mr. Trump, ha sido un objetivo estratégico de China por décadas. De lo de Singapur, China es el ganador.


Pontiac, un guerrero norteamericano

mayo 17, 2018

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

En 1763 Pontiac fue un líder guerrero ottawa-algonquín de la zona donde hoy está la ciudad de Detroit, Michigan, EEUU. El nombre “Ottawa” se deriva del algonquín odawa o “comercio.” Por entonces la zona eran llanuras, bosques y aguadas con asentamientos civiles y militares disputados hasta los años 1760 primero por colonizadores franceses mayormente benévolos, y después por ingleses belicosos e intransigentes que procedían de las colonias del noreste de Norteamérica desde la llegada de peregrinos ingleses y holandeses a la costa de Massachusetts el 9 de noviembre de 1620. El historiador estadounidense Alvin M. Josephy Jr. en su libro 500 naciones {solo de Norteamérica}, Una historia ilustrada del indio americano(1994), describe cómo los ingleses en invierno recurrían a la guerra bioquímica (acaso primera vez en la historia) al infectar frazadas con viruela que  obsequiaban a los indios con nefastas consecuencias.

En mayo de 1763 Pontiac lideraba el ejército de ottawas y sus aliados nativos: wyandottes, potawaramis, ojibwas (uno de los pueblos más grandes de Norteamérica junto a los chiroquíes) y otros que atacan sin suerte y luego sitian por meses el fuerte inglés de Detroit. En 1762 Pontiac se alía con prácticamente todas las tribus que habitaban desde el Lago Superior hasta el bajo Mississippi con el propósito de deshacerse de los ingleses. El plan de Pontiac consistía en que las agrupaciones aliadas se encargarían de asaltar los fuertes ingleses cercanos para luego unir fuerzas y tomar los asentamientos europeos menos defendidos. En abril, Pontiac llama a un consejo de guerra a orillas del río Ecorse cerca de Detroit. Se decide que Pontiac y su gente tomarían el fuerte inglés de Detroit con el pretexto de negociar un tratado de paz. Lo primero sería adueñarse del arsenal. Pero el mayor inglés, H. Gladwin, comandante del fuerte, anoticiado de los planes de Pontiac por su amante, una americana de la tribu Seneca, se pertrecha y espera que Pontiac ataque y se vea obligado a sitiar. Entre tanto los aliados de éste en Pensilvania sitian el fuerte Pitt, mientras los delaware, shawness, seneca y otros aprontan el asalto a fuertes ingleses en Michigan, Nueva York, Maryland, Virginia, y los asentamientos de Pensilvania.

El 31 de julio fuerzas inglesas de relevo atacan los campamentos de Pontiac sufriendo muchas bajas en la batalla de Bloody Run lo que los obliga a retirarse no sin antes dotar de provisiones y refuerzos al fuerte de Detroit lo que le permitió defenderse hasta la llegada del otoño. Los fuertes mayores de Pitt y Niágara se defendieron exitosamente, pero la alianza de tribus tomaron otros ocho fuertes que fueron totalmente destruidos, las expediciones inglesas de relevo fueron diezmadas y los asentamientos aledaños enajenados.

En abril de 1764 dos ejércitos ingleses fueron enviados a Pensilvania y Ohio, éste al mando del coronel Bouquet, y el otro a los grandes lagos al mando del coronel J. Bradstreet. Bouquet tuvo éxito en derrotar y lograr la paz con los delaware y shawnees obligándolos a romper la alianza con Pontiac… que no consiguió por entonces la alianza con tribus del oeste ni con los franceses. Se vio obligado a firmar un tratado con los ingleses en 1766. Visitando IIlinois en 1769 Pontiac fue asesinado por un indio peoria… lo que causó una guerra fratricida entre americanos que prácticamente extinguió la gente peoria… ante el ojo avizor y testigo de los europeos.


La “guerra comercial” entorpece, pero…

abril 10, 2018

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Iniciar escaramuzas comerciales como las que viene retortijando el gobierno de EEUU en Canadá, México y Europa son contraproducentes aunque la “guerra comercial” con la República Popular China responde a la manera supuestamente irresponsable en que ésta ha menoscabado a otros países recurriendo a prácticas cuestionables que son posibles por las elevadas cuantías de comercio de un país-mundo de 1,3 mil millones de habitantes y un Producto Interno Bruto (PIB) de $2,4 billón de billones (trillones en inglés). Ingresó a la Organización Mundial de Comercio (OMC) en 2001 y hoy se dice que se ha dedicado a sonsacar tecnología y métodos de producción a compañías occidentales como condición de ingreso al mercado chino… contraviniendo reglas de la OMC. China es un Estado socialista de partido único con economía de mercado que controla el aparato productivo que si bien en alguna medida es privado, su albedrio se limita a lo microeconómico cuya ejecución de todas maneras necesita el escrutinio y visto bueno del régimen que controla los márgenes de ganancia y costos Incluyendo los cambios de valor del renminbi.

Según el WP, el economista David Autor y sus colegas recientemente estimaron que el impacto del “trauma Chino”, o de las exportaciones chinas a EEUU, causó la pérdida del 25% de empleo manufacturero de EEUU de 1990 a 2007. Recientemente China condicionó el ingreso de compañías como Google, Facebook y Amazon. La verdad es que los bancos extranjeros están obligados a funcionar con socios locales que aportan poco o nada, lo que más bien significa un gravamen adicional al inversionista extranjero. Las compañías extranjeras están obligadas a compartir tecnologías con empresas locales que aprenden, y comercializan lo aprendido, sin contemplación alguna. A esto hay que añadir el hurto de sistemas cibernéticos. El WPdestaca que el usurpador mayor no es Rusia sino China… que extrae secretos infringiendo la propiedad intelectual de empresas estadounidenses. Añade que Brasil e India le están siguiendo los pasos. Habrá que ver.

EFE dijo que el 4 de abril China anunció la imposición de aranceles del 25% a la soja, aviones pequeños, automóviles y otros productos estadounidenses por un valor de $50.000 millones. Esto en represalia por las barreras impuestas por EEUU a las importaciones de China que ya suman 1300 productos valorados también en $50.000 millones. Además, ha citado un total de 106 grupos de productos estadounidenses, desde carne, licores,  químicos, cigarrillos, et. al. aunque no se mencionó la fecha de implementación. G. Shuang, del ministerio de RR.EE., dijo a la prensa que no lograrán “poner a China de rodillas”.Los sojeros estadounidenses han echado el grito al cielo porque han de ser los primeros en vender menos. Los sojeros argentinos y brasileños es muy posible que vendan soja a China… aunque habrá que ver el precio porque el que rige es del comprador que tiene “la sartén por el mango.”

SegúnBloomberg, hoy el secretario del Tesoro de EEUU, S. Mnuchin, dice estar en contacto con la autoridad china. “Por un lado estamos absolutamente dispuestos a negociar y evitar guerras comerciales, pero por otro el presidente está perfectamente dispuesto a defender los intereses nacionales.” China parece querer negociar. La verdad es que la guerra comercial perjudica sobre todo al trabajador asalariado cuyo poder ante gobiernos y/o empresas es, hoy, práctica y mayormente… nulo.


A %d blogueros les gusta esto: