¿Adelante sin EEUU?

junio 8, 2017

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El general H.R. McMaster, Consejero de Seguridad, y Gary Cohn, Director del Consejo Económico, ambos de la Casa Blanca, en un artículo del The Wall Street Journal, dicen que el Presidente Trump “cree que el mundo no es una ‘comunidad global’, sino una inmensa arena donde las naciones, los actores no gubernamentales y el empresariado pugnan por aventajar al otro”. O sea que Trump decapita lo conseguido en 72 años de cooperación internacional en todos los campos. Nada es perfecto, pero decir que los pueblos solo buscan ventajas a costa de los demás es ignorar la historia.

Se pensaba así en los siglos XIX y XX hasta la segunda guerra mundial cuando EEUU, los europeos, Japón y la bomba atómica, cansados de guerrear, decidieron organizar las Naciones Unidas en 1945, el FMI, el BM y otros entes. Así creció la cooperación internacional sin precedentes que enriqueció la jurisprudencia y el derecho de gentes en todos los campos, posibilitó tratados comerciales entre naciones y regiones que todavía prosperan. Muchos estadounidenses que apoyan a Trump (40% en junio de 2017) descartan lo anterior… lo que resulta increíble.

EEUU renuncia al Acuerdo Transpacífico cediendo en bandeja el comercio de Asia a China. E insiste en renunciar a NAFTA socavando las hasta hace poco buenas y crecientes relaciones comerciales con Canadá y México, acuerdos fructíferos e insustituibles entre países vecinos. Por otro lado, según el Banco Mundial, ya en 2017 el comercio internacional está felizmente creciendo en Europa, Japón, China, Brasil, México, India, Indonesia, Turquía y Rusia lo que invalida lo de Trump.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dio recientemente la pauta: “”hagamos grande al planeta”… en vez de solamente a EEUU como postula su presidente. Pero nadie ha dicho que el cometido planetario ha de ser fácil porque si bien los principales integrantes de la Unión Europea se han dado cuenta de que tienen que fortalecerse militarmente, saben que el acuerdo de París sobre calentamiento climático requiere un acercamiento muscular a China e India que afortunadamente está yendo bien, todos son firmantes de Acuerdo de París. Pero el gobierno de EEUU ha dicho que reniega de lo firmado en París aunque cada vez más estados, municipalidades e industria de todo tamaño del país de George Washington van diciendo que respetarán el Acuerdo de París lo que está causando calambres en el orden político-administrativo del país del norte lo que a su vez lo altera y debilita para jolgorio de Moscú.

Rusia busca por todos lo medios, incluyendo electrónicos, socavar todo país que haga sombra a sus intereses. Y lo viene haciendo por medios represivos incluyendo el presunto asesinato de opositores, por medios bélicos en Georgia y Ucrania, por intervencionismo en Cuba abasteciéndola de petróleo subsidiado ahora que Venezuela está en crisis, también bélicos en Nicaragua dándole navíos, tanques de combate y otras cosas, lo mismo en Venezuela con los cohetes antiaéreos, y quizá EEUU afectando cibernéticamente sobre todo sus elecciones presidenciales lo que está en investigación pese a los esfuerzos de la Casa Blanca por confundir la perdiz. Recordemos que la Guerra Fría se perdió más que se ganó, y todos deberíamos saberlo incluyendo muchos estadounidenses.

Trump por otro lado también rehúsa ratificar el punto cinco del legendario tratado de la OTAN (tiene más de medio siglo) que dice que un ataque a un miembro es un ataque a todos. Ahora Europa y otras partes del planeta, como Canadá que ha decidido ampliar sus fuerzas armadas, deben seguir adelante sin EEUU lo que, entre otras cosas, obligará al rearme sobre todo de Alemania que, muchos en ésta y en otros países europeos, preferirían postergar indefinidamente. Rearmarse es fomentar el comercio de armas y soliviantar… de lo que es actualmente víctima EEUU. Como dice el columnista del WP, G.W. Will: “Lo peligroso es que Trump no sabe lo que es saber algo “.

El autor es miembro de la Academia Boliviana de la Lengua.


La conquista de América continúa

mayo 19, 2017

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

España y Portugal inician la conquista de América en el siglo XVI. En el XVII llegan ingleses, franceses y holandeses que trajeron africanos. A comienzos del siglo XVI sacerdotes españoles, como Bartolomé de las Casas (1474-1566), se quejaban del mal trato que se daba a los indios americanos lo que causó polémicas en los siglos XVI, XVII y XVIII. En 1552 Las Casas publicó Brevísima relación de la destrucción de las Indias condenando ese mal trato, libro que fue el fundamento inglés y francés para la “leyenda negra” sobre España que, como abanderada del catolicismo con su Inquisición de siglos, encontró enemigos en una Europa en guerra entre protestantes y católicos que terminó en 1646… aunque la secuela política continuó.

Ingleses y franceses explotaron al indio en alianzas guerreras que lo desfavorecieron. En 1804 el presidente de EEUU, Thomas Jefferson, recibió a jefes de las tribus Osage de Louisiana (vendida por Francia a EEUU). Llamó la atención la estatura de más de 1,84 m. de cada Osage que sobrepasaba la de los estadounidenses. Jefferson, impresionado, les prometió “amistad y beneficios “. Pero veinte años más tarde el gobierno confiscó cien millones de acres a cambio obligado de aceptar cuatro millones en el sureste de Kansas “de por vida”, lo que se incumplió porque los colonizadores no cesaron de ocuparlas por la fuerza o comprarlas a $1,25 el acre. Entonces los Osage pagaron un millón de dólares por lo que hoy es Oklahoma, territorio inepto para el cultivo. El contrato incluía toda riqueza que se encontrase, como petróleo (que los Osage sabían que existía). Al poco tiempo lo dieron en concesión que los empezó a beneficiar en grande porque solamente en 1923 percibieron $30 millones en dividendos (o $400 millones hoy). “Ganaban más que nadie per cápita en el mundo”. Esto se prolongó en medio del despilfarro. La autoridad intervino obligando a los Osage de pura sangre a ser fiscalizados, en tanto que los mestizos quedaban exonerados.

Los Osage devinieran cada vez más víctimas de robos, corrupción, matrimonios arreglados con mujeres blancas que se les ofrecían, y asesinatos. Más de veinticuatro asesinatos de Osage e investigadores se registraron entre 1920 y 1924. Incluso el Washington Post dijo: “La conspiración asesina indios ricos”. En esa época la autoridad local eran aguaciles y detectives en medio de tráficos prohibidos, juegos de azar, ladrones y asesinos que circulaban impunemente.

La Oficina Federal de Investigación (FBI) existe desde 1908 pero en 1920 era limitada e incluso “de moralidad liviana”. En 1924 Edgar Hoover devino Director y la profesionalizó nacionalmente. Con el tiempo desenmascaró la cruzada criminal contra los Osage que resultó en juicios y condenas federales. Se trató de los crímenes más premeditados y crueles de indígenas en la historia del país del siglo XX que diluyeron la riqueza de los Osage.

Ahora resulta que el gobierno de Trump, contrario al de Obama, busca declarar veintisiete regiones de monumentos nacionales indígenas de once estados de EEUU como áreas petroleras lo que es resistido dada la historia de despojo y abuso por parte de intereses extractivos. Una es Río Grande del Norte de 242.500 acres en Nuevo México, desde la Reservación de los Taos hasta la frontera de Colorado. Otra es Los Picos de Órgano que tienen 300 millas hacia Las Cruces. Hay otras. Todas con querellas añejas que ahora se reviven con la unión de las tribus Hopi, Navajo y otras, además de deportistas, rancheros, empresarios y ambientalistas para defenderse de Trump que, además, llama “Pokahontas” despectivamente a la senadora Elizabeth Warren que tiene ancestro indoamericano.

Hoy los intereses de las multinacionales están más que nunca en el gobierno que, entre otras cosas, tiene al ex CEO de Exxon como ministro de relaciones exteriores. O sea que la toma de tierras y la extracción de recursos a costa de los derechos humanos continúa en el siglo XXI en EEUU, ¡increíble!

jvordenes.wordpress.com


El desierto y huesos humanos sin réquiem

mayo 11, 2017

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

 El número de personas que cruzan la frontera México-EEUU ilegalmente ha disminuido desde que Trump tomó posesión, aunque ya durante la presidencia de Obama el número disminuía. En marzo de 2017, 12.190 personas fueron detenidas, un 64 por ciento menos que en marzo de 2016. Considerando que los intermediarios (o “coyotes”) cobran hasta 10,000 dólares por persona por cruce, y dada la política de detención estadounidense renovada hace unos meses, el costo-beneficio de arriesgarse es alto hoy porque los viajeros se ven forzados a cruzar la fronteras a pie y seguir por zonas desérticas.

 La muerte llega por cansancio, deshidratación o fallas cardiacas. Se calcula que por cada cadáver, o restos óseos encontrados, cinco no se encontraron… y solo quedan en el recuerdo de familiares y amigos, aunque… como dijo el ensayista español, Dr. Gregorio Marañón: “Nadie más muerto que el olvidado”.

Según la Patrulla Fronteriza de EEUU, los restos de 6.023 personas fueron encontrados en los desiertos de Arizona, California, New México y Texas en los últimos diez y seis años, la mayoría sin documentación porque de tenerla y ser detenido significa ser fichado en EEUU. O sea un promedio de 376 muertos al año o 31 al mes, o uno al día. Si por cada muerto encontrado hay cinco perdidos, el promedio es de ¡seis muertos al día! lo que debería desanimar al que intenta cruzar desiertos… pero lo ignora. A propósito, 1.300 refugiados murieron cruzando el mar Mediterráneo hasta fin de abril este año, y se publica. Los muertos de los desiertos de EEUU se ignoran.

Hoy los negocios de droga y coyotes son tan lucrativos que el cártel de Sinaloa controla ambos en la ciudad de Nogales (que se extiende a los dos lados de la frontera) y casi todo el noreste de la línea; mientras que los cárteles Juárez, Del Golfo y Zetas dominan el resto. Se dice que hay más de doscientos túneles en pleno uso. El comentario es que la “pared de Trump” jamás detendría el negocio, al contrario, lo facilitaría entre otras cosas porque del lado norte no se vería lo que pasa en el lado sur. El cruce de personas continuará y éstas continuarán siendo víctimas de los desiertos estadounidenses.

Para rescatar identidades y honorabilidad hasta donde quepa aludir la ética de este torrente de tragedias, huelga decir que hay alguien en Texas que de un tiempo a esta parte ha tomado cartas en el asunto. El New York Times dice que la Universidad Estatal de Texas, de San Marcos, tiene una morgue especializada en recolectar restos humanos con el fin de identificarlos genéticamente.

Hasta abril de 2017 la morgue había recolectado los restos y algunos objetos de 212 indocumentados que intentaron cruzar el desierto en Texas. Por el momento se identifican con un número, o caso, por ejemplo el 0435 cuyos restos óseos fueron encontrados a casi dos kilómetros de un camino con una bola de baseball en los retazos de su mochila. El caso 0519 llevaba Salmos y Apocalipsis extraídos de una Biblia en castellano. El caso 0377 que llevaba una pequeña cruz con una cavidad donde se encontró un grano de arroz que a un lado decía Sara y en el otro Rigo…  Al respecto, con el poeta T.S. Eliot podemos decir (Tierra desechada): “Me parece que estamos en un sendero de ratas donde los muertos perdieron sus huesos.”

Hoy los políticos estadounidenses están abocados a deshacerse de 12 millones de latinos indocumentados, muchos niños, que viven o se desviven en EEUU entre los que hay delincuencia desenfrenada como la que genera la expandida banda MS-13 originaria de El Salvador.

La terrible verdad es que las muertes de latinos en el desierto continuarán mientras Iberoamérica siga en garras del atraso, el desacuerdo, el delito y la ignominia… Por eso urge todavía enaltecer el significado de unas líneas del poema “Toque”, de José Santos Chocano: “¡Álzate juventud!… Águila altiva…Tú estarás siempre arriba, siempre arriba; el error siempre abajo, siempre abajo… ¡Jóvenes a luchar!“.

jvordenes.wordpress.com


Eso de “hacer nuevamente grandioso a EEUU.”

febrero 23, 2017

 

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El actual presidente de EEUU es autor del ya trillado postulado: “hacer nuevamente grandioso a EEUU”… que tiene de reaccionario de ultraderecha además de ser un trastrueque moral en conflicto con la historia porque, en 2016, el país del norte estaba mejor que nunca… sobre todo después de la crisis financiera mayúscula en que lo dejó la presidencia republicana de George W. Bush.

El giro hacia lo borrascoso fue en noviembre de 2016 cuando unos 70 millones de anglosajones racistas mal informados (EEUU tiene 330 millones), con la ayuda del “Colegio Electoral”, eligieron presidente a un empresario metido a político que perdió el sufragio popular por más de tres millones de votos… y que rehúsa mostrar sus declaraciones de impuestos quizá porque hay cifras que ocultar. La moral flexible de la República de Roma… ahora la tiene la república de George Washington.

Noam Chomsky, profesor de Harvard, filósofo y activista político estadounidense dijo recientemente que lo de “hacer nuevamente grandioso a EEUU” históricamente se refiere al “bienestar” basado en: (1) la nefasta y prolongada institución de la esclavitud que duró hasta 1865… y en la subsecuente pugna por los derechos civiles que se prolongó hasta 1963; y (2) el despojo de territorios de indígenas americanos en las guerras de los tiempos coloniales que se prolongaron hasta la masacre de indios Sioux por parte del ejército de EEUU en la batalla de Wounded Knee (29 de diciembre de 1890) que dio fin a la conquista… y al comienzo de la asimilación cultural y confinaciones forzadas de indígenas niños y adultos en “reservaciones” que perduran. Según el cálculo de la Oficina de Censo de EEUU de 1894, estas guerras de conquista y “limpieza étnica” entre 1775 y 1890 costaron la vida a 370.000 indígenas y a 20.000 invasores blancos. Todo muy “grandioso”, según Mr. Trump.

A lo anterior habría que añadir (3) la explotación de ex esclavos, emigrantes irlandeses y chinos en la construcción de ferrocarriles al oeste, por ejemplo de las compañías Union Pacific Railroad y Central Pacific Railroad que, el 10 de mayo de 1869, por fin unieron rieles en Promontory, Utah, para formar la primera vía transcontinental de EEUU a un costo elevado en vidas humanas; y (4) la histórica y perenne explotación de mexicanos oriundos y inmigrados ilegales en los campos agrícolas y en el sector servicio de EEUU incluso ¡hoy! Todo muy representativo de un pasado “grandioso” de acuerdo a S.E.

A este recuento de “historia grandiosa”, a la que el flamante presidente pretende regresar, hay que añadir el despojo humano y territorial que sufrieron México y España en el sigo XIX. A México arrebató los territorios de lo que hoy son Texas, Nuevo México, Arizona y California. A España “compraron” a la fuerza la Florida en el tratado transcontinental Adams-Onís de 1819 a cambio de cinco millones de dólares de palabrerío porque en realidad fueron a pagar reclamos de EEUU contra una España debilitada sobre todo por conflictos peninsulares internos. En 1898, tras una guerra prefabricada por EEUU, quitó a España las islas Marianas y logró hegemonía de variada gradación en Puerto Rico y Cuba. Todo muy “great” para Mr. Trump.

Pero no fue así cuando EEUU se metió con los británicos de Canadá porque perdieron la batalla de Blandensburgo en agosto de 1814, y los ingleses llegaron a quemar la Casa Blanca y el edificio del Tesoro. O sea que no todo pasado fue “grandioso”. Ni hablar de los campos de concentración de japoneses estadounidenses, los conflictos de Corea, Vietnam, Líbano, Irán-Contra y Watergate et. al. en el siglo XX que fueron lo opuesto a “great…”.

Obama había nombrado 40 funcionarios de rango hasta el 11 de febrero de 2009, Trump había nombrado solo 34 hasta el 17 de febrero. Obama para entonces tenía veinticuatro confirmados por el Congreso, Trump solo catorce. Cualquier referencia a “grandiosidad” histórica debería empezar estudiando el tema… para no hacer el ridículo. Y nada menos que ridículo histórico.


El esperpento al poder en EE.UU.

enero 25, 2017

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El esperpento es una figura literaria estrafalaria ideada hacia 1920 por el novelista español de la Generación de 1898, Ramón del Valle Inclán, creador de la narrativa de dictadores iberoamericanos con la novela Tirano Banderas. Ésta dice algo muy alusivo a los desplantes del flamante presidente de EE.UU., Su Excelencia Donald Trump: “Santos Banderas les garanta que el día más feliz de su vida será cuando pueda retirarse y sumirse en la oscuridad a labrar su predio, como Cincinato. Crean, amigos, que para un viejo son fardel muy pesado las obligaciones de la presidencia”. (Col. Austral, 5ª Ed. p. 17).

Con las múltiples y numerosísimas manifestaciones públicas en contra de S.E. en las principales ciudades de EE.UU. y del mundo, sobre todo de mujeres, ocurridas el sábado 21 de enero, un día después de su toma de posesión, más su paradójica visita también ese sábado a las oficinas centrales de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. donde alabó a esa Repartición luego de haberla denigrado públicamente días antes… entre otras manifestaciones habladas y escritas sobre todo en twiters, todas esperpénticas, se puede decir que desde el día después de haber tomado la presidencia es probable que ya se sienta como Cincinato y quiera que todo esto se acabe aunque ese “todo” recién empieza. La resaca ha de costar a S.E.… como el percatarse de que “hacer muros” no solamente es de charlatanes sino de ilusionistas.

Como candidato dizque republicano en junio de 2016 S.E. se burló de los otros diez y seis candidatos insultando a la mayoría de ellos, denigrando a la mujer en los debates y sobre todo en grabaciones no solamente esperpénticas sino denigrantes en las que aludía a las partes femeninas íntimas con desplante machista de donjuanesco conquistador (aunque ni el Burlador de Sevilla ni Juan Tenorio llegaron tan bajo). Se burló públicamente de los lisiados, de los musulmanes, de los estadounidenses descendientes de Africanos y Mexicanos de estadía ilegal a los que llamó “asaltantes” y “violadores”, aunque en su discurso inaugural ¡ojo! se contradijo al decir: “cabe recordar ese viejo adagio que nuestros soldados nunca olvidarán, no importa si somos negros, marrones o blancos, todos sangramos la sangre roja de los patriotas”.

Prometió que el primer día de mandato derogaría lo hecho por el presidente Obama. Y lo está intentando pese a que su gente le está comenzando a decir que tal cosa no es fácil. En su discurso inaugural también dijo que muchos estadounidenses “están atrapados en la pobreza entre escombros de las que una vez fueron fábricas hoy esparcidas en el paisaje cual lápidas”; también aludió al sistema educativo de EE.UU.: “está repleto de dinero pero deja a nuestros hermosos estudiantes en la supina ignorancia”. Terminó diciendo que esta “carnicería se acaba aquí y ahora”.

La anterior es una de sus más esperpénticas e incluso desaforadas afirmaciones que el ciudadano común del país no ha de olvidar fácilmente. Es la manera negativa, insultante y contradictoria en que ha asentado su candidatura “populista” de derecha aunque cabe aclarar que la pobreza también atrapa a los barrios pobres de las ciudades como Chicago donde el crimen, sobre todo de gente pobre de color, mata a ciudadanos cada noche; aunque en la ciudad de Nueva York la situación mejora.

Esperpéntico es afirmar: “de hoy en adelante EE.UU. será primero” ; debemos proteger nuestras fronteras de los estragos causados por “países que fabrican nuestros productos”. ¿Cómo? ¿Proteger a EE.UU. de productos de China, México, Colombia o Vietnam? ¡Qué protección es esa! ¡Todos deberíamos saber que producirlos en EE.UU. costaría más al consumidor estadounidense!

Alguien tiene que decir a S.E. que el comercio internacional existe desde hace miles de años sobre todo por los factores de competitividad, algo que en Bolivia, por ejemplo, lo entienden al dedillo los contrabandistas y los empleados de aduanas… sin connotación esperpéntica.


La VI cumbre de las Américas, Cuba y EEUU

abril 27, 2012

La VI cumbre de las Américas, Cuba y EEUU
Por Jorge V. Ordenes L.
En la sexta cumbre de las Américas celebrada recientemente en Cartagena, Colombia, el presidente constitucional de México, Felipe Calderón, tuvo el mejor y más nítido discurso con respecto a la participación de la Cuba actual en futuras cumbres de las Américas. Dijo que ésta debía participar con pleno derecho pero que la posición de él al respecto, como presidente de México, incluía una inquebrantable defensa de la democracia abierta y representativa, de la empresa privada, de los derechos humanos de los ciudadanos de América y la región del Caribe… lo que obviamente incluye el derecho a la libre expresión, asociación y movimiento que en Cuba, desde 1961, están reducidos a la mínima expresión que no sea afín a la ideología castro-comunista.

Por otro lado todos sabíamos que EEUU iba a oponerse a la inclusión de Cuba en futuras cumbres principalmente porque sigue alegando que es una “dictadura “ “comunista” y que por eso mantiene un bloqueo de la Isla por más de medio siglo. Y aquí es donde la política internacional estadounidense carece de consistencia porque, entre otras cosas y si de aislar “dictaduras” se trata, EEUU desde hace tiempo que tiene relaciones interesadas con fuertes dictaduras, ojo, después de concluida la guerra fría, como la de China, Arabia Saudita, Uzbekistán, Yemen, las tuvo por cuarenta años con Mubarak de Egipto, antes por años con el Sha de Irán, et. al. Ni hablar de las relaciones históricas con dictadores iberoamericanos que van desde los Somoza, Pérez Jiménez, Trujillos, Duvaliers, Stroessners, Videlas, Pinochets (a quien se dice que ayudó a subir al poder) entre otros. O sea que eso de que Fidel Castro haya sido “dictador” y que su hermano siga comandando el régimen tiene poco asidero sobre todo después de concluida la guerra fría.

A propósito, las dictaduras de derecha e izquierda se han dado y se siguen dando la mano en cuanto a infringir cuotidianamente los derechos fundamentales y democráticos, como fraguar elecciones y estatizar a como dé lugar con desfachatez meridiana dizque respetando un fin (ideológicamente caduco) y olvidando los medios de que se valen en los que está nada menos que el descontento creciente de la mayoría del pueblo por la falta de oportunidades de empleo y ausencia de idoneidad y por lo tanto de garantías jurídicas.

Eso de que Cuba sea país “comunista” y que por eso se lo aísla por 51 años tampoco tiene asidero porque si hoy uno va a un almacén grande con el fin de hacer compras en cualquier ciudad importante de EEUUU lo primero que observa es que casi todos los productos son “hechos in China”… y ¡China es comunista! Y para colmo, los trabajadores chinos que por una miseria de remuneración fabrican, ensamblan y terminan miles de productos tecnológicamente avanzados y no avanzados, de compañías estadounidenses, hoy son millones que trabajan de doce a catorce horas diarias lo que significa una explotación ignominiosa ante la vista gorda de las autoridades chinas que antes que nada son dictatoriales… y de la autoridad capitalista estadounidense que aprovecha el bajo costo de la mano de obra china dado que la fuerza laboral de otras latitudes del planeta, y sobre todo la de EEUU, jamás podrían competir.

Una verdad conocida es que la suerte de Cuba desde 1898, como la de Puerto Rico, Las Filipinas y las Marianas está ligada a EEUU. Simple geopolítica. De ahí el embargo que tanto daño ha hecho y sigue haciendo no solamente a Cuba sino al mismo EEUU y a toda Iberoamérica. Otra verdad es que si el embargo se hubiese levantado hace décadas es muy probable que el flujo libre de personas y productos, o sea ideas, hubiese dado por tierra con la dictadura de los Castro y quizá la situación resultante se hubiese estacionado en un socialismo dedicado a fomentar las inversiones y cobrar impuestos (y no malgastarlos). El desbarajuste socio-económico de Cuba hoy se debe en buena medida a la sordera de la política estadounidense.


Los leaks de los confiados

diciembre 9, 2010

Los leaks de los confiados
Por Jorge V. Ordenes L.
Las filtraciones o leaks de lo que ha comenzado a llamarse Cablegate se difundieron profusamente por la red internet y por los diarios El País de Madrid, Le Monde de París, Der Spiegel de Alemania, The Guardian del Reino Unido y The New York Times de Nueva York a partir del 28 de noviembre de 2010. Del total, 133.887 documentos están sin clasificar, 101.748 son “confidenciales” y 15.652 son “secretos”, según consta en los propios documentos y cable.WikiLeaks. Tras la primera publicación, Wikipedia, donde se aloja WikiLeaks, anunció que el resto de los documentos serían difundidos en las próximas semanas.

Los primeros 291 (de los 133. 887) que constituyen los leaks de Wiki están teniendo la virtud, entre otras cosas, de (1) desenmascarar y echar por tierra despotismos destructivos; (2) demostrar una vez más que la tecnología no tiene por qué exhibir conciencia, mesura ni consideración porque son los humanos, en este caso estadounidenses sobre todo del Departamento de Estado, e incluso mentados en las filtraciones del Wiki, que en opinión de otros estadounidenses, vienen a ser condenables por confiados, descuidados e irresponsables.

Como decía la escritora de Seattle, Washington, Mary McCarthy (1912-1989) “la burocracia es el gobierno de nadie [ya que] se ha convertido en una forma moderna de despotismo” donde el déspota es el sistema de “pasar la responsabilidad” hasta llegar incluso al presidente de la república. Ojala que este desenmascaramiento inédito lleve a identificar a los responsables de semejante serie de descalabros burocrático-técnicos poco menos que increíbles aprovechados sagazmente por un periodista.

El australiano Julian Assange ha hecho un favor a los estadounidenses porque es tan solo el mensajero de los hechos y, como periodista, no tiene por qué expiar culpa alguna porque la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU lo protege aún siendo no estadounidense. El canciller australiano lo ha corroborado. Y las autoridades bolivianas deberían tomar como pauta de respeto irresoluto a la libertad de prensa y también respeto a gobernar competentemente de modo que la prensa hable, escriba y difunda ese gobernar competente. Proceder de otra manera con la prensa o con cualquiera es nato despotismo.

Y (3), los WikiLeaks también están teniendo la virtud de inquietar a los políticos de la UNASUR porque, entre otras cosas, vienen demostrando que “El Imperio” tiene debilidades poco imperiales y hasta incluso de cachondeo técnico nada menos que con la seguridad de las relaciones internacionales “formales” de su “imperio”. Pocos hechos pueden corroborar más nítidamente que lo de “imperialismo” quizá tenga que relacionarse con sentirse minusválido ante el “poderío” del que sea. Escribo “poderío” entre comillas porque en el caso de EEUU los WikiLeaks conocidos, y los que vendrán, se las han puesto, y esto es lo que deberían entender los “antiimperialistas” de la UNASUR.

En el caso de Bolivia todos sabemos que varios miembros del Órgano Ejecutivo, incluyendo el Vicepresidente, y otros, han sido tocados por WikiLeaks como trasnochados ideológicamente, como poco importantes, como resentidos y como operados quirúrgicamente. Ni hablar del pedido “imperial” a la Presidente de Argentina que haga el servicio de interceder ante el Excelentísimo Señor Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia. Y ha de haber más que corroborarán una vez más el carácter de probeta de extranjeros que es hoy Bolivia o lo que queda de ella.

De acuerdo a Wikipedia, las filtraciones de documentos no secretos, confidenciales y secretos afectan a España, Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Venezuela, Alemania, Bosnia Herzegovina, Francia. Italia, Kosovo, Reino Unido, Rusia, Serbia, Australia, China, las dos Coreas, India, Irán, Israel, Kuwait, Pakistán, Arabia Saudita, Siria, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Japón, Sudáfrica, Yemen, y Afganistán. Y la cosecha continúa.