Se avecina la escasez de agua en el planeta

agosto 17, 2019

 

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El Instituto de Recursos Mundiales (IRM) es una organización internacional de investigación no gubernamental que busca  cooperar en la administración sostenible de los recursos naturales; así, en agosto de 2019 dijo que 17 países consumen casi toda el agua que tienen, y que más pronto que tarde sufrirán escasez. De India, hasta Irán y Botsuana, 17 países ya la sufren. Algunos están en áreas geográficas áridas, varios la desperdician, otros la extraen del subsuelo sin dejar que se reabastezca para épocas de sequía. S. Sengupta y W. Cai del NYT dicen que la crísis de abastecimiento de agua amenaza a un cuarto de la población del mundo.

La ciudad de México extrae tanta agua del subsuelo que porciones de ella se están hundiendo. Los residentes de Daca, Bangladés, y su industria de confecciones consumen tanta agua que sus pozos tienen grandes produndidades. El puerto de Madrás, hoy Chennai, India, ha agotado las aguas de pozo. Los cultivos de arroz y algodón en India y Paquistán requieren agua de pozo en cantidad lo que es insostenible. La Ciudad del Cabo, Suráfrica, en 2018 casi llega al “día cero,” o cuando el agua de las represas se agota. Más de un tercio de las ciudades del mundo, con 3 millones de habitantes o más, sufren escasez o aguda falta de agua. San Pablo, Brasil, es una. También Tokyo, Nueva York, Nueva Deli y Los Ángeles. Luego existe el problema de que una época de sequía puede ser el preludio de una de abundantes lluvias. Occurrió en San Pablo. Hace cuatro años Chennai sufrió fatales inundaciones pero hoy sus estanques están prácticamente vacíos… y el agua de pozo merma.

El calentamiento climático agudiza la escasez de agua. Con lluvias cada vez más erráticas, las fuentes disminuyen su caudal y los días en promedio registran temperaturas más elevadas que causan evaporación de los acuíferos, y la demanda de agua asciende inmisericordemente. Un reciente informe de la ONU, de más de cien peritos de 52 países, dice que el agua y la tierra del mundo están siendo explotados al extremo… lo que amenaza el abastecimiento de comida. Esto a su vez propende a estimular las migraciones que ya están afectando las políticas de Norte América, Europa y otras regiones. De 1910 a 1915 el número de migrantes de El Salvador, Guatemala y Honduras a EEUU aumentó cinco veces coincidiendo con un período inusual de sequía en el que escaseó el sustento. El informe añade que para comenzar a aliviar la crisis serán necesarias reestructuraciones de la agricultura y el uso de tierras sobre todo en las regiones más afectadas, y una reeducación generalizada de modo que se consuma menos carne.

Las “soluciones” hoy se reducen a medidas de alivio, como el racionamiento forzado que se impuso a los 4 millones de habitantes de la Ciudad del Cabo en 2018 después de 3 años de sequía. La sequía de Los Ángeles dura hasta 2019, pero la demanda de agua de piscinas, jardines y desperdicio hace que su suministro sea insuficiente lo que trae a cuento el aspecto cultural del consumo. Grandes cantidades pueden ser recicladas en barrios, zonas e incluso casas individuales. El costo del reciclaje deberá reducir el consumo de agua. En Suramérica, fuera del calentamiento que significa desmontar selva amazónica lo que es un crimen, los Andes tienen menos hielos “eternos” que hace 30 años. El problema del abastecimiento de agua es planetario y los que lo pasen por alto, por las razones que sean, está haciendo un costosísimo daño al prójimo de ahora y del futuro… que incluye a nuestros hijos y nietos.


La misteriosa infección Candida Auris

julio 17, 2019

 

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Se trata de un hongo mortífero, misterioso y resistente a los modernos antibióticos, y sus víctimas vienen siendo pacientes con inmunidad insuficiente: recién nacidos, adultos mayores, fumadores, diabéticos y personas que ingieren esteroides que debilitan las defensas naturales, y que precisan ser aislados una vez detectado el hongo que ha aparecido en todos los continentes, incluyendo el suramericano: en Colombia y Venezuela. Es un nuevo fenómeno infeccioso de gran virulencia. En EEUU ha sido declarado una amenaza que se expande por el mundo. En los recientes cinco años aparece en clínicas neonatales de Venezuela, en un hospital de España, también fuerza el cierre de la sala de cuidado intensivo de un centro médico de Inglaterra, y se detecta en India, Pakistán y Sudáfrica.

Según A. Jacobs, NYT, Candida Auris (CA) ha aparecido recientemente en el hospital Mount Sinaí, Brooklyn, Nueva York, cuyopresidente, Dr. Scott Lorin, dice que “las pruebas dieron que todo estaba infectado: paredes, cama, puertas, cortinas, teléfonos, lavamanos, pizarrón, el colchón, la parte metálica del catre, recipientes, persianas, techo… todo en la habitación dio positivo. El paciente murió a los 90 días, el hongo no. Es una prueba más de que bacteria y hongos resistentes a modernos antibióticos surgen en cualquier momento.

Por décadas se ha venido previniendo que el uso excesivo de antibióticos para lidiar con bacteria reduce la efectividad de éstos. Pero ahora ha aparecido una gran cantidad de hongos que representan un nuevo desafío médico, como CA, que surge con resistencia innata y renovada a los medicamentos existentes. “Es un problema enorme,” dice Matthews Fisher, profesor epidemiólogo especialista en hongos del Imperial College de Londres y co-autor de recientes estudios en torno al aumento de hongos resistentes, dice: “nosotros procuramos tratar a los pacientes con medicina anti-hongos pero, para decirlo llanamente, el hongo, como la bacteria, desarrolla defensas que le permite pervivir los medicamentos modernos.”

Según el NYT, la primera vez que los doctores encontraron CA fue en el oído de una mujer en Japón en 2009 (“auris” en latín es oído) y se trató como una infección de hongos. Tres años más tarde reapareció en un análisis del doctor J. Meis, microbiólogo de Nijmegen, Holanda, que analizaba muestras de sangre provenientes de hospitales de la India. Poco después, varios focos de CA aparecieron mensualmente en varias partes del mundo. Pronto se vio que no era originario de un lugar, y que había variaciones del hongo provenientes de India, Pakistán, Japón, Sudáfrica y Venezuela. Se distinguieron cuatro muy diferenciados y que las diferencias entre uno y otro eran tan profundas que solamente miles de años pudieron generar esas características. De pronto se manifiesta con gran resistencia a medicamentos lo que es sorprendente, dicen los doctores. El doctor Meis opina que esa resistencia se ha visto fortalecida por el ingente uso de fungicidas en las cosechas.

Por el momento los científicos afirman que hasta que no se descubran nuevos medicamentos, y el uso innecesario de medicina antimicrobiana no disminuya, el riesgo de que infecciones incurables se esparzan entre la población aumenta enormemente. Estudios recientes destacan que si no se encuentran soluciones a la brevedad posible, 10 millones de personas morirán en 2050 de infecciones incurables, comparable a los 10 millones que se estima mueran de cáncer.


¿Se perfila otra guerra fría?

junio 19, 2019

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Si la primera guerra fría concluye con la caída de cara del comunismo en 1989, la que se viene de cibernética industrial entre EEUU y China ha de ser distinta porque las pugnas entre el capitalismo controlado de China y el de empresas privadas importantes para el gobierno de EEUU hoy compite por conquistar mercados que en la guerra fría estaban claramente alineadas. Ya no, hoy éste o aquel protagonista estelar de antaño se perfila lejano a reproducir las alianzas de la guerra fría. La que se perfila va formando una “cortina digital” que viene separando las zonas de tecnología china por un lado… de las estadounidenses por otro. Y entre lo chino conocedor del valor de la educación técnica de las universidades de EEUU y su aplicación en la cibernética industrial que ese chino ha emulado, y el orbe industrial de Occidente que se percata de la calidad del producto asiático y lo compra a menor precio para sorpresa y bronca sobre todo de la Casa Blanca cuya mejor salida es la imposición de aranceles.

La pugna hierve, pero está lejos de manifestarse con un “muro de Berlín” que los separe. Esto porque componentes de Occidente se alían con Oriente para hacer frente a elementos de Occidente como es el caso del emporio cibernético Huawei de China y su sistema de redes 5G de transmisión masiva que el Reino Unido no acepta abandonar lo que expone las preferencias que están lejos de lo que conformaba la guerra fría. Otra diferencia es la aceptación del producto chino en Occidente (que nunca existió en la época de la URSS) y la pugna internacional por conseguir resultados de investigaciones avanzadas en torno a circuitos integrados (chips en inglés), metales raros y su procedencia, etc. ¿Guerra fría? Sin duda pero sin lindes geográficos definidos ni mucho menos.

Entre tanto las disputas sobre aranceles, propiedad intelectual e infraestructura técnica devinieron en asuntos urgentes de seguridad nacional de EEUU cuyo Departamento de Justicia en enero acusó a Huawei de fraude, robo de propiedad intelectual y violaciones de las sanciones impuestas a Irán, todo negado por la empresa china cuya ejecutiva, hija del Director y fundador de Huawei, fue arrestada en Canadá y es posible que sea extraditada a EEUU que hoy está ansioso de poner coto al delito de robo cibernético. Luego Google suspendió el acceso de Huawei a su sistema operativo Android. Según Huawei, las restricciones de EEUU afectarán la venta de teléfonos celulares fuera de China en un 40%. Antes de éstas era el segundo mayor vendedor de celulares de mundo, y el primero de equipos de redes de telecom con ventas anuales de US$105.000 millones.

EEUU abandonó el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (ATCE) que hoy lo conforman diez países incluyendo México, Chile y Perú. Así, EEUU perdió una alianza que hoy le sería útil para aglutinar voluntades económico-políticas ante China que va llenando el vacío comercial dejado por EEUU que, dicho sea de paso, exporta menos a China como resultado de los aranceles de D. Trump, y la reacción de China con aranceles que reducen las importaciones de EEUU sobre todo de productos agrícolas. Por otro lado éste comercia menos con los países del ATCE… lo que invita a preguntarse qué ha pasado con la consigna estadounidense del “arte del arreglo.” La pugna continúa:AFPdijo el 17 de junio que R. Trump es posible imponga $300.000 millones en aranceles adicionales a las importaciones chinas. El 19 de junio The Atlanticanunció que China está por reducir aranceles “para otros en el mundo.”


Aumentan la migraciones a Europa

junio 15, 2019

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

En la década de 1880 empieza la siembra y exportación de bananos en Costa Rica. Intereses estadounidenses compran tierra de cultivo a lo largo de las líneas de un ferrocarril poco rentable que encuentra en el transporte y comercio de bananas una mejor renta. Así nace la Tropical Trading Company que en pocos años controla la producción de bananos en Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, Panamá, Honduras y el Caribe. En 1899 se forma la conocida “Yanay,” o la United Fruit Company, UFC, que también es dueña de una flota mercante, absorbe compañías pequeñas y compra tierras que deja baldías de modo que la gente no tenga más opción que trabajar en los sembradíos bananeros de la UFC que paga poco y gana mucho sobre todo con la exportación a EEUU. En los 1930 la UFC está en su mayor apogeo. Extiende su red ferroviaria en Guatemala y El Salvador para solo transportar banano. Evita la competencia comprando tierras que no trabaja. Influye para que los gobiernos jamás recurran al reparto de tierras ni menos acepten la formación de sindicatos de trabajadores, paga poco impuesto. Hubo gobernantes centroamericanos accionistas de la UFC y por lo tanto acoplados y fieles servidores.

El democráticamente electo, “soldado del pueblo,” coronel Jacobo Árbens (1913-1971) de Guatemala es acusado de comunista y reemplazado en 1957 en un coup d’etat, u operación PBSUCCESS de la CIA, por el coronel C. Castillo Armas que resultaría fiel a los intereses extranjeros. Los Somoza de Nicaragua, otro tanto. Lo mismo acaece en El Salvador y Honduras. Así, los países centroamericanos se ven enfrascados en la producción del banano cuyo precio es determinado por EEUU. El resultado es la costosa y cruel ausencia de un desarrollo económico balanceado en estos países que, desde hace décadas, se han convertido en un fenómeno migratorio sobre todo al país que “compra fruta,” pero que incluso hoy, en la era post UFC, descuida la gestación de un “Plan Marshall” de Centro América que de una vez por todas inicie el desarrollo balanceado y sostenible de la región.

Como hasta hoy no hay tal, la migración por miles a EEUU se convierte en una constante que provoca la ira del presidente D. Trump, nacionalista de pura raza, que torna la frontera sur del país en “zona de guerra” donde envía miles de soldados que como “enemigo” ven a hombres, mujeres y niños que buscan paz, tranquilidad y trabajo. En vista de semejante campo de conflicto y hasta de batalla donde los niños son incluso separados de sus madres, los centroamericanos que buscan asilo en Europa han aumentado hasta un 4.000% en la última década, según el NYT, y el porcentaje aumenta. Cerca de 7,800 en 2018, 4.835 en 2017. Obviamente, España es el destino preferido porque la probabilidad de encontrar parientes o amigos, y trabajar en el sector informal, es mayor que en EEUU. Se sabe que el viaje a Europa es más seguro y menos oneroso… que pagar hasta US$ 10,000 a intermediarios para pasar por México y llegar a la frontera de EEUU.

Contrario a España, Bélgica reconoce la violencia de armas de fuego como razón para conceder asilo y por eso se ha convertido en el tercer país de preferencia para los que lo buscan, después de España e Italia. En 2018 Bélgica recibió 288 solicitudes, 244 en los que va de 2019, 25 en 2014 y ninguna en 2009. España reconoce la persecución estatal como razón de asilo. Además, a los que rechaza, generalmente concede la opción de apelar… que permite una permanencia prolongada.


Más de un millón de plantas y animales en peligro de extinción

mayo 15, 2019

 

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Si se trata de suicidio colectivo, no hay forma más eficiente que seguir cometiendo los errores que vamos cometiendo los homo sapiens sapiens al no reaccionar vehemente, acalorada, persiste y definitivamente contra el enemigo número uno, dos y tres… de la humanidad: la tendencia a seguir contaminando mortíferamente el medio ambiente planetario que, de acuerdo al reciente informe de 1500 páginas compilado por cientos de expertos internacionales, y basado en miles de estudios eruditos de las Naciones Unidas, ONU, firmado sellado y sacramentado por 132 países, en mayo de 2019, más de un millón de plantas y animales ultra necesarios a la pervivencia del ser humano y de otras especies están en camino a la extinción.

Hasta el momento la ONU ha publicado un nutrido Resumen. El Informe completo saldrá este año. Pero ya el Resumen resulta preocupante… y ¡enardecedor! por lo irracional, acaparador de riqueza monetaria y avaro del comportamiento de miles y quizá millones de seres humanos angurrientos de más dinero. La agricultura, la tala, la caza furtiva, la pesca y la minería, el calentamiento climático causados por quemar carbón en usinas, y combustibles en millones de vehículos, y por echar plástico en todas partes, están acelerando la extinción y la destrucción de nuestros ecosistemas a pasos agigantados. Y eso significa daño a humedales y fuentes de agua potable, arrecifes de coral que nutren pesquerías, plantas medicinales, océanos, lagos y ríos. Cuando más se puede ralentizar el deterioro, pero no detenerlo.

El SIBE, Servicio Intergubernamental de Biodiversidad y Ecosistemas, apoyado por la ONU, es a la flora y fauna lo que el Pánel intergubernamental del Cambio Climático, con base en Bonn, es a la atmósfera. Lo financian 132 países miembros incluyendo EEUU pese a que su presidente no cree en el cambio climático. Más de 300 peritos exponen en 1.500 pp que durante los últimos 50 años la población del mundo se ha duplicado, el tamaño de la economía global se ha cuadruplicado y el comercio internacional se ha multiplicado diez veces. Si en el mundo cientos de millones de personas todavía son pobres, hay mucho más gente hoy que ya no lo es. La destrucción del habitat y la sobrepesca por el momento son las causas mayores del daño a la biodiversidad. Pero el cambio climático es la causa motor de otras causas. El Informe dice que los efectos de éste se vienen acelerando y si no se lo controla no se podrá controlar otras causas y menos sus efectos. Necesitamos controlar ¡ya! tanto el cambio climático como la destrucción de la biodiversidad.

Otro estudio dice que los pocos cientos de tigres de Bengala que sobreviven en India y Bangladesh, para el 2070 no sobrevivirán. Hoy osos polares mueren nadando hasta 96 km en busca de témpanos. La revista New Yorker cita a Varsini Prakash, coofundador del movimiento ecologista Sunrise: “es necesario repetir el mensaje de que se trata de una crisis de la humanidad… que podría significar el fin de la civilización…¡Se trata de la vida humana… y si podremos continuarla… y del caos que se aproxima a paso galopante si no hacemos algo ya!  The Guardian de Inglaterra el 12 de mayo publica que en ese país este mes nuevas protestas han sido organizadas por grupos ecologistas y miembros de “La rebelión contra la extinción”… que se apostaron en las oficinas de la Bolsa de Valores de Londres, bloquearon vías y puentes desafiando arresto… Urge emularlos en todas las latitudes.


El grupo BRICS y su Banco

marzo 11, 2019

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

La quinta reunión cumbre de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sur África), marzo, 2013, crea un Banco como alternativa al Banco Mundial (BM) y al Fondo Monetario Internacional (FMI) que se ven como instrumentos de los países industriales, aunque ninguno de los BRICS dejaba el BM o el FMI. En su sexta reunión cumbre celebrada en Fortaleza, Brasil, julio, 2014, aprueban el nuevo Banco con un capital de $100.000 millones, y uno inicial de $50.000 millones aportados equitativamente por los  fundadores. También crean ARC (Acuerdo de Reservas Contingentes) de $100.000 millones para aliviar el corto plazo de los miembros, promover cooperación además de fortalecer y suplementar los arreglos existentes. Se acuerda que China aporte $41.000 millones, Rusia, Brasil e India $18.000 millones cada uno, y Suráfrica $5.000 millones. La sede estaría en Shanghai, China.

Pese a que inicialmente se consideró al Banco un esfuerzo anacrónico, se esperaba que los BRICS constituyesen un renovado ímpetu globalizante aunque individualmente enfrentasen problemas. Hoy, las economías de Brasil y Rusia se recuperan a empujones y a contrapelo; la pérdida de valor de la rupia preocupa a la India, amén de las recientes escaramuzas con Pakistán; China enfrenta una compleja pugna comercial con EEUU, y con Canadá por el arresto de la ejecutiva de Huawei. Suráfrica está en recesión y con problemas políticos.

El Banco BRICS debe estar relativamente satisfecho porque extiende crédito a sus miembros necesitados y relativamente serenos aunque los problemas pululan. El Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil crece a un ritmo anual del 2,3% con una inflación del 3,5. Rusia 1,7% y 2,8%. India 7,4% y 5,0%. China 6.6% y 2,5%. Y Suráfrica crece al 1,5% con una inflación anual del 5,3%. Según Goldman Sachs, y esto es notorio, para 2030 es muy probable que China registre un PIB de $25.610 billones (en dólares de EEUU de 2006), India $6.683 billones, Rusia $4.265 billones, y Brasil $3.720 billones. El estudio no incluye a Suráfrica. Pero lo sorprendente es lo estimado para 2050: China tendrá un PIB de $710.000 billones, India $38.668 billones, (USA en comparación $38.514 billones), Brasil $11.366 billones, (México en comparación $9.340 billones), Rusia $8.580 billones).

Si el Banco BRICS crece en proporción al crecimiento de sus miembros será el Banco más grande del mundo aunque China sea políticamente totalitaria donde la libertad de expresión no existe. La imagen del muchacho frente al tanque de guerra, en la plaza Tiananmén en 1989, define en gran medida la China que gestó el comunista Mao. Hoy, mostrar ciega lealtad al pres. Xi Jinping es imperativo so pena de marginación inmediata. Una cosa son las estadísticas en función a una inmensa población, y otra es la calidad de vida del chino citadino que cada vez tiene menos aire puro que respirar, o el musulmán que en China se estudia genéticamente para que dizque sea fiel al régimen, y el del campo que vive con cada vez más demandas de producción y adhesión. Amén del número de hijos que el Estado le permite tener. Los líderes chinos acaban de reunirse para lidiar con la contaminación ambiental, los riesgos financieros y la pobreza. Si bien en los último 40 años cientos de millones de chinos han salido de la pobreza, más que ningún otro país, quedan extensas regiones pobres sobre todo en el campo. Se espera que 10 millones salgan de la pobreza en 2019. Pero queda mucho por hacer… y deshacer.


El planeta tierra se calienta

febrero 11, 2019

 

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El 5, febrero, 2019 el presidente de EEUU, en su discurso del estado de la unión de 75 minutos, omitió mencionar el calentamiento climático seguramente para favorecer intereses extractivos enraizados, por no decir atrincherados, sobre todo del carbón mineral cuya quema más de un siglo, para producir electricidad, sigue contribuyendo al nefasto calentamiento climático. Incluso cuando a fines de enero el vórtice ártico del invierno septentrional se desvió sobre norte América derramando temperaturas de hasta 50 grados bajo cero centígrado en Canadá y varios estados de EEUU causando estragos y muerte, Trump dijo: “¿dónde está el calentamiento climático en este trance frígido?” Lo que resulta increíble y muestra desconocimiento acaso intencional del calentamiento que azora. El vórtice del invierno consiste en un flujo circular alrededor del polo norte rodeado de la corriente en chorro (jet stream en inglés) que viaja a 180 Km por hora o más. Que ceda y se desvíe es anómalo.

La Tierra ha tenido épocas calientes en tiempos prehistóricos, y fríos en los históricos. La diferencia hoy está en la rapidez del cambio y en el incremento de gases CO2 y metano producidos por la actividad humana y su poca atención a la conservación de antídotos naturales como los bosques de la Amazonía que hoy se ven amenazados por la autoridad brasileña, entre otras. La combustión de carbón ha aumentado desde la revolución industrial y el CO2 se ha venido acumulado en la atmósfera causando el calentamiento global… además de la acidificación de los océanos ya que se disuelve en el agua y forma ácido carbónico que es anatema para la fauna y flora. Vemos que los arrecifes de coral están pagando el precio, también los “hielos eternos” de los Andes, y el glaciar de Yunnan en China, et al.

El director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales, NASA, Gavin A. Schmidt viene diciendo: “los últimos cinco años han sido los más calientes. No es que el calentamiento sea cuestión del futuro, está aqui… y ahora.” Según el NYT, el miércoles 6 de febrero, Schmidt añadió que la temperatura promedio de La Tierra en 2018 fue más de un grado centigrado superior que el promedio de fines del siglo 19 cuando empezó la era industrial. Para evitar desastres mayores, no debe subir más de dos grados centígrados en el futuro. El pronóstico es que subirá más de esos dos grado pese a que 190 países han firmado el Acuerdo Climático de París del que EEUU es todavía ténicamente miembro aunque Trump ha dicho que EEUU se saldrá.

De acuerdo a la ONU, un aumento de 1,5 grados centígrados tendrá costosas consecuencias. El año más caliente fue 2016 estimulado por la corriente de El Niño del océano Pacífico. En 2018 surge La Niña que refresca y causa un El Niño menos caliente a fines de año. Según Berkeley Earth (BE), 2019 quizá sea el segundo año más caliente. BE, NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EEUU, NOAA en inglés, están de acuerdo con BE… lo que no es nada alagüeño.

Diez y ocho de los 19 años más calurosos se han registrado desde 2001 y los resultados se han visto en las recientes olas de calor de Australia, las sequías y las inundaciones de las costas de EEUU y Chile, el derretimiento de los hielos del ártico y la antártica, las inundaciones por doquier y los desvastadores huracanes marítimos, et. al. Urge echar “el grito al cielo” y persuadir a EEUU que modifique su perjudicial postura ante el calentamiento del Planeta.


A %d blogueros les gusta esto: