La economía del mundo en 2018

diciembre 31, 2018

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

La economía del mundo en 2018 se ha visto afectada por el populismo nacionalista (de derecha para que quede claro) del presidente de EEUU, Donald Trump, que por razones quizá freudianas se aferra a la noción de que “el mundo ha estado abusando de EEUU al buscar que financie todo”… lo que es falso y hasta grotesco. Con solamente mencionar sus elucubraciones con respecto a que: “la OTAN han tomado a EEUU como imbécil,” “el cambio climático no existe,” “que la prensa liberal es enemiga,“ “habrá un muro en la frontera,” “lo financiará México,” “separar madres y padres de hijos es aceptable,” que ahora “cerrará la frontera sur,” “que EEUU nunca ha estado mejor,” etc., nos percatamos que estamos ante un reto inédito.

El FMI comenta que la economía del mundo zarpó bien en 2018 en función al aumento de la producción manufacturera y del comercio internacional de 2017 que en diciembre llegó a registrar sus mayores guarismos de producción industrial y pedidos de nuevas manufacturas. También en enero y febrero de 2018. Lo malo es que luego perdió dinamismo sobre todo por la pérdida de confianza de la inversión como resultado de la imposición de aranceles por parte de EEUU, y las represalias de China. El proteccionismo azuza la incertidumbre que desanima la inversión de por sí escurridiza y de pies de plomo. Ya en marzo, 2018, los nuevos aranceles habían afectado las importaciones estadounidenses de acero en un 25%, de aluminio en 10%. En junio, 2018, las importaciones chinas disminuyeron 25% como resultado de los aranceles nuevos.

A pesar de lo anterior, la economía de EEUU creció en 2018 sobre todo por los recortes de impuestos y el resultante aumento del gasto y la demanda lo que hizo que el desempleo bajase y que el Banco Central de EEUU, que es la Reserva Federal (RF), aumentase la tasa de interés en tanto que los intereses de bonos estadounidenses de largo plazo no subieron dado que su demanda se mantuvo porque el inversionista prefiere los bonos del Tesoro sobre todo los de 10 años que subieron al 3%. La alta taza de interés de EEUU superó la de otras economías mayores lo que en 2018 apreció el dólar en relación otras monedas: Perú 6%, Unión Europea y China 7%, Reino Unido 8%, Chile 11%, Rusia 14%, Turquía 27%, Argentina 53%. A fines de diciembre el presidente de EEUU condenó el alza del tipo de interés de la RF al punto de que amenazó con reemplazar a su autoridad máxima que históricamente ha propendido a ser más técnica que política.

Hay peritos, como Stephen S. Roach, que rechazan que las subidas de la tasa de interés de la RF sea una amenaza al crecimiento económico de EEUU. Jeffrey Frankel opina que la desaceleración económica del momento se debe a las guerras comerciales provocadas por Donald Trump, y no al desempeño de la RF. Nouriel Roubino opina que Trump ha forzado a la RF a subir las tazas de interés para demostrar su independencia de la Casa Blanca. Project Syndicatecomenta que habrá que ver si la RF puede continuar su trabajo en vista de las amenazas del Presidente y el nerviosismo de los mercados. Un dólar de EEUU más caro sumado al elevado nivel de riesgo de inversión generan presiones en algunas economías de mercados emergentes con deuda externa en dólares de EEUU porque lógicamente encarece sus pagos aunque en medida distinta en los últimos 12 meses dependiendo del país. La situación tiene traza de perdurar en 2019… y la Casa Blanca no parece percatarse… ni menos enmendarse.


El calentamiento climático versus el lucro fácil

diciembre 20, 2018

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

La Comisión Intergubernamental del Cambio Climático de la ONU (CICC) enuncia que el calentamiento planetario amenaza todo lo viviente y su medio ambiente, y que su control está en más peligro que nunca por razones políticas enarboladas por las industrias del petróleo y del carbón que continúan encendiendo las turbinas de generación de electricidad por lucro, y echando el nocivo dióxido de carbono, CO2. Esto porque Arabia Saudita, China, EEUU, Kuwait, Rusia, et. al. tienen intereses extractivos acaparadores y hasta dictatoriales, de izquierda o de derecha, que optan por afirmar que lo del calentamiento climático, comprobado y refrendado científicamente hasta el cansancio, es dizque producto de nerviosismo y hasta alharaca internacionales. En noviembre el presidente electo de Brasil, J. Bolsonaro, dijo que el ministro de relaciones exteriores de su gobierno sería Ernesto Araujo, el que enunciara que lo de calentamiento climático era un complot de marxistas para socavar las economías de occidente. El nuevo gobierno anunció que talaría en grande los bosques de la Amazonía.

El lucro fácil, canalizado por la comercialización establecida del carbón desde hace más de cien años, y la creciente necesidad de energía eléctrica, hacen del calentamiento climático una plaga mundial que amenaza con hacer desaparecer islas-países, zonas costeras, hielos “eternos,” y provocar distorsiones biológicas y bacteriológicas jamás vistas. Los productores de petróleo tampoco escapan la condena porque los vehículos contaminan. Los eléctricos todavía están en ciernes por su elevado precio.

Bajo la presidencia de Michal Kurtyka, las tortuosas negociaciones de delegados de 200 países concluyeron la COP 24, organizada por la ONU, el sábado 15 de diciembre en Katowice, Polonia. Se trató penosa pero detalladamente lo que se debe hacer internacionalmente para detener el calentamiento climático. Se logró por lo menos mantener vigente el Pacto de París al comprometerse a utilizar un sistema común de medida de emisiones contaminantes, disminuirlas, y elevar los resultados a la reunión de 2020. También se acordó pedir a los países pudientes mayor claridad en cuanto a la ayuda que pudiesen proporcionar a los países pobres en la producción de energía limpia, en la protección ante desastres naturales, y en la pugna por filtrar más y mejor las emisiones contaminantes. Lo rescatable fue que los representantes de EEUU bregaron porque China e India se comprometiesen a disminuir la emisiones nocivas, y apoyaron lo acordado pese a que su presidente habló de abandonar el Acuerdo de París; incluso mencionaron la posibilidad de que futuros presidentes de EEUU consideren volver en pleno a él. De todas maneras EEUU no puede renunciar del todo hasta fines de 2020.

La mayoría de las delegaciones mostraron desaliento ante el débil cometido demostrado en las sesiones, aunque también hubo voces que destacaron la brega en pos de lograr lo posible en medio de intereses políticos y económicos que pululan por doquier y articulan su influencia. Por el momento se espera que los acuerdos hagan que los países vean la mejor manera de disminuir la contaminación y lo exhiban en las reuniones de 2020 en Santiago de Chile. La verdad incontrovertible es que los científicos del clima afirman que no tenemos tiempo para tanta experimentación a “paso de tortuga”… porque la contaminación aumenta “al galope”. Es hora de actuar mucho más rápidamente.


El calentamiento climático versus el lucro fácil

diciembre 17, 2018

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

La Comisión Intergubernamental del Cambio Climático de la ONU (CICC) enuncia que el calentamiento planetario amenaza todo lo viviente y su medio ambiente, y que su control está en más peligro que nunca por razones políticas enarboladas por las industrias del petróleo y del carbón que continúan encendiendo las turbinas de generación de electricidad por lucro, y echando el nocivo dióxido de carbono, CO2. Esto porque  Arabia Saudita, China, EEUU, Kuwait, Rusia, et. al. tienen intereses extractivos acaparadores y hasta dictatoriales, de izquierda o de derecha, que optan por afirmar que lo del calentamiento climático,  comprobado y refrendado científicamente hasta el cansancio, es dizque producto de nerviosismo y hasta alharaca internacionales. En noviembre el presidente electo de Brasil, J. Bolsonaro, dijo que el ministro de relaciones exteriores de su gobierno sería Ernesto Araujo, el que enunciara que lo de calentamiento climático era un complot de marxistas para socavar las economías de occidente. El nuevo gobierno anunció que talaría en grande los bosques de la Amazonía.

 El lucro fácil, canalizado por la comercialización establecida del carbón  desde hace más de cien años, y la creciente necesidad de energía eléctrica, hacen del calentamiento climático una plaga mundial que amenaza con hacer desaparecer islas-países, zonas costeras, hielos “eternos,” y provocar distorsiones biológicas y bacteriológicas jamás vistas. Los productores de petróleo tampoco escapan la condena porque los vehículos contaminan. Los eléctricos todavía están en ciernes por su elevado precio.

 Bajo la presidencia de Michal Kurtyka, las tortuosas negociaciones de delegados de 200 países concluyeron la COP 24, organizada por la ONU, el sábado 15 de diciembre en Katowice, Polonia. Se trató penosa pero detalladamente lo que se debe hacer internacionalmente para detener el calentamiento climático. Se logró por lo menos mantener vigente el Pacto de París al comprometerse a utilizar un sistema común de medida de emisiones contaminantes, disminuirlas, y elevar los resultados a la reunión de 2020. También se acordó pedir a los países pudientes mayor claridad en cuanto a la ayuda que puedan proporcionar a los países pobres en la producción de energía limpia, en la protección ante desastres naturales, y en la pugna por filtrar más y mejor las emisiones contaminantes. Lo rescatable fue que los representantes de EEUU bregaron porque China e India se comprometiesen a disminuir la emisiones nocivas, y apoyaron lo acordado pese a que su presidente habló de abandonar el Acuerdo de París; incluso mencionaron la posibilidad de que futuros presidentes de EEUU consideren volver en pleno a él. De todas maneras EEUU no puede renunciar del todo hasta fines de 2020.

 La mayoría de las delegaciones mostraron desaliento ante el débil cometido demostrado en las sesiones aunque también hubo voces que destacaron la brega en pos de lograr lo posible en medio de intereses políticos y económicos que pululan por doquier y articulan su influencia. Por el momento se espera que los acuerdos hagan que los países vean la mejor manera de disminuir la contaminación y lo exhiban en las reuniones de 2020 en Santiago de Chile. La verdad incontrovertible es que los científicos del clima afirman que no tenemos tiempo para tanta experimentación a “paso de tortuga”… porque la contaminación aumenta “al galope”. Es hora de actuar mucho más rápidamente.


Mahoma (570-632 d.C.) fundador del islamismo

noviembre 26, 2018

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

El cumpleaños de Mahoma es el 20 de noviembre; el 12avo del Rabi al-Awwal en que la mayoría de los musulmanes cree que vino al mundo en La Meca hace 1400 años. De origen humilde, a los 25 años se casa con una viuda pudiente y vive 15 años como mercader. En 610 en una cueva del monte Hira, norte de La Meca, tiene una visión y oye al ángel Gabriel que en nombre de Dios le ordena ser profeta de la “religión verdadera.” Así comienza su vida de revelaciones que él y otros dan a conocer en el Qur’an, Corán, Korán o Qurán. Mahoma se considera a sí mismo el último profeta de lo judaico-cristiano… que adopta teológicamente y le añade doctrina.

El 622 Mahoma tiene seguidores en La Meca y en 623 gesta recelos y las autoridades quieren asesinarlo. Se fuga a Medina, a 322 kilómetros al norte. Allí hace proselitismo religioso y logra unir a los beduinos del desierto. En 629 retorna triunfante a La Meca donde aglutina voluntad y determinación que da fundamento religioso a lo castrense. El 8 de junio de 632, Mahoma, uno de los más influyentes líderes religioso-políticos de la historia, muere en Medina, hoy Arabia Saudita, en los brazos de Aishah, su tercera y favorita esposa.Para 632 el islam reina en Arabia, y sus misioneros actúan en el imperio del este, en Persia, Etiopía y en el norte de África.

Según History.com, existe una división entre los sunnitas (Sunna=tradición) que son el 85% de los musulmanes, y los shiítas que descartan la Sunnade Mahoma y rechazan el orden de sucesión de los primeros cuatro sucesores del Profeta. Estos mantienen que el cuarto, Ali, debió haber sido el primero. La Sunna dice que Mahoma no designó un sucesor y que se eligió a su suegro Abu Bakr como primer califa. Pero los chiítas afirman que Mahoma, en una celebración de Ghadir Kumn, designó a su yerno y primo Ali ibn Abi Yalib del clan de Mahoma. De ahí que los shiítas consideren apócrifos a los tres califas que sucedieron a Mahoma. Este desacuerdo perduró e incluso se exacerbó con la formación del wahabismo sunnita creado por Muhammad ibn’ Abd al-Wahhab (1703-1792) con el apoyo de la casa Saud.El wahabismo es una corriente del islam circunscrita a los suníes de Arabia Saudita donde son mayoría. Desde 1970 se ha expandido en grande con la financiación de mezquitas y escuelas del corán por parte de Arabia Saudita y Qatar. La ley Sharía es su motto.

En 711, a 101 años de las revelaciones del monte Hira, los musulmanes triunfan militarmente en Guadalete, sur de España, iniciando la conquista de casi todo el territorio español; siguen hacia lo que hoy es Francia y, en 732, son derrotados por el franco Carlos Martel en Poitiers o Tours. El orbe musulmán, uno de los más grandes del mundo, llega por entonces hasta la India, al norte de África e Iberia. La conquista siguió en África y Asia donde la gente voluntariamente se convertía al islam. Mahoma es conocido como “Rahmah,” “el misericordioso,” y “Habib Allah,” “el amado de Dios.” En julio de 1212 toda España menos el sur era cristiana. Allí están hasta 1492 cuando los ejércitos de los reyes Isabel y Fernando los expulsan de la península ibérica. Las artes taifa, almorávide, almohade, nazarí, literaria y musical del Al Andalus (Portugal, España, menos el norte) son prueba cultural de esos siglos. Lo que es imperdonable es que hoy, en nombre del islam, hordas fanáticas destruyan tesoros históricos con la increíble prédica de que representan “dioses falsos.”


La venta o el remate de la cónyuge

octubre 19, 2018

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

“Tras colocar a la mujer con ronzal de su cuello, brazo o pecho, el marido la subastaba públicamente al mayor postor…” es el argumento de la novela inglesa El alcalde de Casterbridge, de T. Hardy. S. P. Menefee, en Wives for sale, registra 387 ventas de esposas hasta comienzos del siglo XX. El cuadro “Selling a wife” (1847) de T. Rowlandson, muestra “la costumbre inglesa” de terminar un matrimonio por subasta y de acuerdo mutuo a fines del XVII. Hasta 1847 la gente común prefería rematar a la cónyuge lo que era permitido socialmente. La costumbre hoy parecería estrafalaria y hasta cruel; se tranzaba en mercados, tabernas y ferias. Los historiadores no dicen dónde y cuándo comenzó esta práctica inglesa y cuán expandida estaba. Dicen que era un divorcio expedito porque hasta ese año divorciarse legalmente necesitaba un costoso fallo del Parlamento inglés, y tardaba. R. Phillips dice que no se sabe cuán frecuentes eran los remates, y que a menudo se inventaban para satisfacer a la prensa. El historiador L. Stone dice que estas transacciones no disolvían el matrimonio original por lo que la policía comenzó a combatirlas.

La venta o remate de esposas ha existido desde tiempo inmemorial en muchas culturas con la posible excepción de Tailandia, Indonesia, la Roma Antigua y el antiguo Israel. Prohibiciones parciales se dieron en Inglaterra, Japón y otros. Han sido practicados en India, EEUU, China, Escandinavia, Nepal, Colombia, Guatemala, las Indias holandesas y otras regiones. Tales prácticas han existido en países cristianos y musulmanes, y a menudo se asemejaron a la venta de ganado porque se trataba a las esposas como mercancía. Ella pertenecía al marido lo que venía a ser un hecho brutal, patriarcal, feudalista y esclavista. El historiador N.G.L. Hammond dice que en la Grecia antigua los tebanos aniquilaron a los orcómenos (de Arcadia) y vendieron a sus mujeres y niños como esclavos… “violencia que fue criticada por Polibio.” Pero en la Roma antigua, dice J. Rüpke, vender una esposa era un crimen… y el vendedor estaba sujeto a ser sacrificando a los “dioses menores”. Los germánicos en general consideraban a la esposa comerciable con los romanos. Según P. G. Gleis: “un lombardo mató a un sirviente que quiso casarse con una mujer libre, y vendió como esclava a la mujer del muerto.” La vieja ley germánica permitía la venta de la esposa en caso de adulterio, y la llegada del cristianismo no alteró la costumbre. Gleis dice que la Ley Teotónica permitía la venta de la cónyuge y sus hijos solamente como último recurso.

Archivos del occidente rural de la Francia medieval especifican venta de esposas. En Hungría, hacia 1114 dC., un sínodo dictaminó: “Cuando una esposa de la nobleza dejase a su marido por tercera vez, ella debía recibir clemencia… pero si era plebeya habría de venderse… Según Gleis, Canuto II “El Grande” de Dinamarca (1018-1035) decretó que ninguna mujer (criada) sería obligada a casarse con un hombre que no le agradase aunque ofreciese pagar por ella, pero si quisiese pagar…. El historiador D. J. Chandler dice que de 1750 a 1826 en Colombia se aplicaba la ley colonial española que permitía el matrimonio entre esclavos aunque el dueño no lo aprobase, y prohibía la separación de padres e hijos en caso de venta. La práctica en Inglaterra duró hasta 1857 cuando se facilitó el divorcio. Y con ello pasó a la historia la tendencia a practicar e incluso fantasear el remate de esposas.


Hitler y Napoleón

octubre 8, 2018

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

Las comparaciones entre Adolf Hitler (1889-1945), nacido en Braunau am Inn, Austro-Hungría, y Napoleón Bonaparte (1769-1821) nacido en Córcega, uno de los militares más notables y estudiados de la historia, existen por lo que tenían en común: los dos eran extranjeros en los países que rigieron, Hitler era austriaco y Napoleón italiano; ambos invadieron Rusia y salieron mal parados cuando el plan, de cada uno, era invadir Inglaterra; ambos se dice que tenían memoria fotográfica; los dos eran un poco menos de 1,73 m. de estatura; cada uno en su momento tomó militarmente la ciudad rusa de Vilna, hoy Vilnius capital de Lituania, un 24 de junio. Napoleón la tomó en su avance a Moscú de 1812 y después en su desastrosa retirada cuando soldados y oficiales de la Grande Armée fueron bien recibidos en Vilnius aunque miles murieron y fueron enterrados en fosas comunes descubiertas en 2002. Antes de la segunda guerra mundial, Vilnius tenía una gran población judía: incluso Napoleón la llamó “la Jerusalén del Norte”. El 22 de junio de 1941 Hitler lanza la operación Barbarossa contra la URSS y toma Vilnius el 24 de junio. La población judía fue distribuida en guetos y sistemáticamente aniquilada en el infame “Panerial” y otros lugares.

El 24 de junio de 1940 y después de haber ocupado París, el líder del Tercer Reich, decide recorrerla y lo impresiona al punto de querer hacer de Berlín una ciudad más bella que la capital de Francia. La monumental tumba de Napoleón Bonaparte le atrae en particular, de la que se dice que al salir comentó: ”…fue el momento más grandioso y notable de mi vida.“ Como tributo al Corso, Hitler ordena que los restos del hijo de Napoleón que descansaban en Viena, Austria, sean trasladados a París y depositados al lado de los restos de su padre. El hijo en su momento fue Napoleón II Bonaparte, “Aguilucho” (1811-1832), rey de Roma, hijo de María Luisa de Austria, nacido en París, murió en Viena.

Pero Hitler no ocupó París para turistear y envidiar su belleza. Primero y con prioridad ordena la destrucción de monumentos de la primera guerra mundial entre ellos el del general héroe francés, Charles Mangin (1866-1925), “El Carnicero”, que decía que “ganar guerras costaba mucho muerto;” veterano de las guerras coloniales, general en la primera guerra mundial en la que fue un dolor de cabeza para los alemanes en las batallas de Verdun, Aisne, Marne y Ailette. Y el monumento de Edith Cavell, una enfermera inglesa que había sido fusilada por haber ayudado a soldados aliados a escapar de Bruselas ocupada por los nazis. Hitler de ninguna manera iba a permitir ninguna muestra que atentara contra la hegemonía alemana.

Su admiración por París hizo que ordenase a su amigo arquitecto, Albert Speer, revivir el plan de construcción masiva de edificios públicos en Berlín de modo que se destruyese París no con bombas (aunque después la quiso dinamitar) sino con una arquitectura superior. ¿No es París hermosa? Hitler preguntó a Speer. “Berlín tiene que ser mucho más hermosa y cuando la terminemos, París no será ni su sombra.” Hitler postulaba que: “si dices a menudo una gran mentira a la larga se convierte en verdad.” En tanto que Napoleón había dicho: “la religiosidad de los pobres impide que asesinen a los ricos.” Se asemejaron en que ambos subestimaron a las colectividades de otros, y sobreestimaron las propias pero… Napoleón fue un soldado a carta cabal. Hitler un artista enajenado, oportunista y genocida.


El motín de la goleta “Amistad”

septiembre 25, 2018

por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

En la primavera, 1839, africanos eran secuestrados en Mende, África Occidental, luego maniatados y puestos a bordo del navío Tacora que iba a La Habana para venderlos. La esclavitud era legal en Cuba y EEUU. España prohibía el comercio de esclavos nuevos por lo que se falsificaron documentos para legitimarlos. El 28, junio, 1839, 53 esclavos africanos eran llevados de La Habana a Puerto Príncipe, Cuba, en la goleta “Amistad.” A los días de navegación, el 2 de julio, en una tormenta, Sengbe Pieh, de la tribu Membé, conocido como Cinque, se desató y amotinó a otros utilizando cuchillos de cortar caña. Mataron al capitán y a un tripulante, a dos arrojaron al mar; neutralizaron a los cubanos compradores de esclavos, J. Ruiz y P. Móntez. Cinque ordenó navegar rumbo a África pero en la noche los cubanos enfilaban la nave al norte. A los dos meses en los que más de una docena de africanos murieron, la goleta “Negra” o “Amistad” fue interceptada por navíos de EEUU.

El 26, agosto, el bergantín “USS Washington” abordó la “Amistad” y la condujo a Londres, Connecticut. Ruiz y Móntez liberados y los africanos detenidos en tanto se hacía una investigación del motín. Los dos cubanos pedían la devolución de los esclavos mientras que el gobierno español pedía la extradicción de los africanos por piratería y asesinato; pero los norteamericanos abolicionistas favorecían su retorno a África. Lo de la “Amistad” se difundió y los abolicionistas ganaron en los tribunales de EEUU. Enseñaron inglés a Cinque para que declarase ante la corte. El 13, enero, 1840, el juez A. Judson dictaminó que los africanos habían sido esclavizados y que debían retornar a África. La autoridad española y el presidente de EEUU, Martin Van Buren, apelaron pero otro juez convalidó la sentencia del juez Judson. Van Buren volvió a cuestionar la sentencia y el 22, febrero, 1841, la Corte Suprema tomó el caso. El congresista John Quincy Adams, ex presidente de EEUU, se unióa la defensa y a la liberación de Cinque y los 34 sobrevivientes.

El 9, marzo, 1841, la Corte Suprema dictaminó, con una sola disensión, que los africanos habían sido ilegalmente esclavizados y que habían ejercido su derecho natural de pelear por su libertad. En noviembre, con la ayuda financiera de abolicionistas, los africanos de la “Amistad” zarparon a África a bordo del “Gentleman”. Algunos africanos colaboraron en el establecimiento de una misiónprotestante en Sierra Leona. La mayoría, como Cinque, retornaron a África central. Una de las sobrevivientes de la “Amistad”, la niña esclava Margru, retornó a EEUU. Estudió en los 1840 en el racialmente integrado y mixto Oberlin College, retornó a Sierra Leona como pastora evangélica y como Sara Margru Kinson.

En 1807 EEUU e Inglaterra prohibieron el comercio marítimo de esclavos aunque dentro de EEUU continuó. En Brasil hasta 1850 y Cuba hasta los 1860. En EEUU la eliminación legal de la esclavitud costó la guerra civil entre el norte abolicionista, y el sur que quería matenerla. Murieron 700.000 personas. La segregación racial en escuelas, restaurantes y otras facilidades públicas de EEUU se mantuvo hasta 1964. Pero la descriminación racial de EEUU no es historia. Los atletas ganadores T. Smith y John Carlos se manifestaron contra ella en los juegos olímpicos de 1968. Y el futbolista Colin Kaepernick, en 2017 comenzó a arrodillarse cuando en los partidos se toca el himno de EEUU… lo que causa la ira de Trump…


A %d blogueros les gusta esto: